Inicio Artículos ¿Promociones navideñas? Era para ayer…

¿Promociones navideñas? Era para ayer…

promociones de temporada

El tiempo pasa rápidamente… siempre decimos eso. Cada año que transcurre sentimos que después de septiembre se nos acabó el tiempo y en cierta medida así es,  pues después de los días de fiestas patrias comenzamos a ver adornos de “Halloween”, Día de muertos (tradición mexicana) y en algunos comercios encontramos productos decorativos navideños que conviven con las temporalidades antes mencionadas. Por supuesto que nuestra percepción no puede ser otra más que los últimos meses del año prácticamente vuelan. Esa sensación está muy ligada también al tipo de actividad que realices en lo profesional y los objetivos de negocio que tienes o surgen en el camino. Ahora bien, si no tienes estos eventos entre tus prioridades, difícil será participar en ellos, ya que requieren planeación si ó si, e inversión de distintos recursos, así como seguimiento para su implementación adecuada.

Hace un par de meses hablaba con una empresaria europea que buscaba introducir ciertos productos muy atractivos al mercado mexicano para la temporada navideña. Inició el contacto con los retailers y cadenas comerciales en agosto-septiembre y la respuesta que recibió fue “Nos vemos el próximo año”; El pensamiento de esta persona fue “¿Cómo es posible si estamos saliendo del verano e iniciando otoño?” ; No sé cómo se manejen los canales de venta europeos, lo que sí sé es que en México algunas cadenas de autoservicio inician su registro navideño desde junio. Otras más generan los pedidos en Septiembre para que la entrega sea en Octubre, en caso de que ya seas un proveedor recurrente. Sin embargo cada estrategia es particular y si quieres ser parte de ella tienes que planear y ejecutar oportunamente.

¿Por qué es cada vez es más común que las cadenas departamentales, por dar un ejemplo, llegan a exponer los productos navideños desde septiembre-octubre? No todas lo hacen pero ya no es una sorpresa encontrarnos con esto. Mi respuesta a esta pregunta gira en torno a las ventas perseguidas por cada negocio, las cuales son cada vez son más altas y por otro lado para mantener el nivel necesitan más tiempo de exposición de las mercancías. La economía habla. Si el volumen generado en 2 meses ya no alcanza se decide alargar ese periodo de tiempo… así es como es…

Ahora bien, ¿De quién es esta responsabilidad de estar a tiempo con las promociones de temporada? De manera muy general hablamos de marketing, sin embargo ventas es quien las asegura en los diferentes canales de venta. Por otro lado si el producto no implica un empaque nuevo, esa promoción podría ser realizada por trade-marketing. Específicamente me refiero a promociones armadas. ¿De qué depende? Del objetivo de dicha promoción. Si es un tema de reconocimiento o experiencia de marca o se enfoca a todo el mercado, debe llevarla a cabo Marcas/Marketing sin embargo si es un tema absoluto de volumen en punto de venta podría ser ejecutada muy bien por Trade Marketing, dependiendo del cliente específico o canal.

Entonces, aquí te dejo unas reflexiones que pueden ser de utilidad para ti con respecto a las promociones de temporada, específicamente las del periodo navideño que prácticamente: “eran para ayer”…

  • Una promoción de temporada requiere de 3 hasta 6 meses de preparación dependiendo de su complejidad, así que si quieres que ocurra visualiza el tiempo que requieres lo antes posible.
  • Cuando los proyectos llegan a la empresa a través de ventas, podría decir que el tiempo ya está “quemado”, ¿Qué significa esto? Para que cualquier promoción sea realizable y realizada, debe establecerse en el plan anual de marketing que se trabaja a finales del año anterior. Ese es el deber-ser. El plan de ventas no es lo mismo que el plan de marketing. Aunque debe haber cierta alineación, cada uno tiene objetivos diferentes.
  • No tienes que participar en todas las promociones de temporada que hay en el año, sin embargo Navidad es de los picos más altos que tendrás y desperdiciarla sería un error. Si no haces una promoción  especial que genere volumen, al menos puedes unirte a la emoción de la temporada con un producto adhoc o una campaña navideña,  eso te hace visible.
  • Apagar fuegos es algo que todo mercadólogo tiene que hacer en las corporaciones de hoy. ¡Eso es claro! Sin embargo hay una diferencia entre correr para resolver una urgencia a realmente resolver un problema de fondo. Esa es una habilidad que un profesional de marketing necesita desarrollar  por tanto  la planeación y seguimiento deben estar ligadas a la estrategia, así que mi mayor consejo aquí es: Anticípate y hazlo lo más simple posible!!

En fin… cada quien puede vivirlo diferente, lo que si te digo es que si planeas y ejecutas con buen tiempo la sensación cambiará  de:  “No hay tiempo” a “¡Qué año tan productivo!”

¿Qué opinas?