martes, septiembre 29, 2020

Propósitos alcanzables de Año Nuevo

Iniciar un nuevo año siempre nos carga de energía para iniciar proyectos que no nos atrevíamos a realizar o que estaban guardados por alguna razón. Según estudios de la universidad de Scranton sólo el 8% de las personas concretan sus resoluciones/propósitos del año que se plantearon al final del anterior; y el 80% de las personas se rinden antes de iniciarlos.  Por eso es muy importante establecer objetivos y metas claras así como algún mecanismo para medirlos. No podemos alcanzar nuestros propósitos si no sabemos la situación inicial y/o si no establecemos un parámetro claro que nos llevará al siguiente paso que es crear una dinámica/rutina que nos hará  trabajar en ello. Así también en la vida y en los negocios se requiere establecer un plan y dinámica. Por lo tanto, si hablamos de actividades de mercado: marketing, ventas, no podemos esperar algo diferente.

El primer paso es saber dónde estás.

¿Es necesario compararte con alguien más? Pienso que en el aspecto personal eso es lo último que debemos hacer. Cada uno somos diferentes y queremos diferentes cosas en la vida. Sin embargo de manera individual sí que hay parámetros para revisar y validar; dependiendo de tus intereses, si estás por debajo de lo que quieres lograr, en la media o por arriba. Hacer un análisis de ese estatus es relevante. Igualmente una organización tiene que saber en qué momento de crecimiento está con respecto al mercado y qué es lo que realmente quiere y puede hacer. 

Ese es el segundo paso: ¿Qué quieres? ¿A dónde quieres llegar?

A nivel personal hay muchas cosas que puedes querer y que hacen armónica tu vida. Salud (Física y emocional), trabajo, familia, pareja, amigos, crecimiento espiritual, desarrollo profesional, entretenimiento, dinero… todo debería estar en un nivel similar y seguir avanzando.

En contextos  empresariales, sin importar el tamaño de la empresa funciona de una manera parecida. La salud de la compañía es la productividad vs eficiencia; y hay otros aspectos relevantes como: utilidades y ROI, infraestructura, comunicación interna, imagen externa, valor de la(s)  marca(s), equipo de trabajo motivado, recursos (personas, finanzas, equipo). Consumidores/usuarios leales, nivel de engagement, etc.

Tercer paso. Establecer bien las prioridades.

La clave es determinar cuáles debes mover primero para generar resultados motivantes y que nos permitan mejorar otros parámetros lo más rápido posible. Por ejemplo la productividad vs la eficiencia es muy importante. Se trata de simplificar las acciones para ser lo más productivo posible sin mucha complejidad eso nos ayuda a bajar costos, y esto último nos permitirá tener mayores utilidades. Ahora bien: no se trata de bajar la calidad si no de simplificar los procesos. Ese siempre será un buen objetivo primordial pues equivale a ser saludable como persona. No puedes hacer nada más si no tienes salud. Así que enfocarse en aumentar ventas sin ser eficientes podría llevarnos a perder más dinero en lugar de ganarlo (dependiendo del caso).

Cuarto paso ¿Cómo vas a lograrlo? Acciones repetidas/ rutina/ proceso

Así como cada persona tiene un sueño, objetivos y propósitos diferentes en la vida, las áreas y departamentos de la organización también los tienen. A cada uno puede “dolerle” algo diferente. Sin embargo también puede haber necesidades en común. Determina cuales son esas necesidades diferentes y en común y establece una rutina que permita cambiarlo. Ejemplo: Ineficiencia de planta vs Portafolio eficiente.  A nivel personal fuera de una empresa: Mejorar salud física vs alimentación balanceada.

Y ¿En cuánto tiempo? Probablemente este es uno de los temas que más pueden desmotivarnos. Se trata de establecer tiempos realistas pero no cómodos. Programados pero no muy largos.  Todo es un proceso y lleva tiempo, sin embargo si sabemos qué estamos haciendo y cómo medirlo, podremos ver las tendencias positivas a través del tiempo y eso nos inspirará  a seguir adelante.

Así que vayamos por esas resoluciones y planes del año para convertirlos en realidad y ser parte de ese 8% que sí logra sus metas y propósitos año tras año.

¡Hasta luego!

Amelia Fuentes
Amelia Fuenteshttp://marketeera.blogspot.mx/
Marketing Manager con más de 15 años de experiencia en diversas industrias: Consumo, Tecnología y Servicios principalmente, liderando proyectos 360 grados con visión del consumidor, shopper y/o retailer. Consultora y Profesora de marketing y negocios. Activa, amante de la música y de compartir ideas y reflexiones a través de la escritura. Considera que el buen "marketing" puede estar en todo.

RandomMKT con Hans Hatch

Otras publicaciones del autor

Últimas publicaciones

#Cuidadito con lo que dices…

En la sociedad actual, uno de los rubros que ha evolucionado más vertiginosamente es la comunicación comercial. Los medios,...

Entre crisis y bomberazos

Parece que vivir en crisis y actuar en bomberazos es la nueva normalidad para los mexicanos, podría decir que para el mundo...

7 mejores comerciales de las marcas y el covid

La llegada del Covid-19 nos tomó por sorpresa a todos aun cuando veíamos que se acercaba como bola de nieve. Muchas industrias...

De la salud a la moda

Cada vez hay más gente que decide cambiar sus hábitos alimenticios obedeciendo a dietas que ofrecen beneficios a corto plazo.

Tráfico orgánico o tráfico de pago. ¿Cuál es mejor para tu marca?

En el marketing digital hay acciones que parecen lógicas y por tanto se dan por sentadas.¿Pero, te has preguntado de que te...