ChatGPT, Google y el SEO

No cabe duda, que ChatGPT de OpenAI es el fenómeno digital de la actualidad. Por si no sabes todavía de que se trata, le pregunté al propio ChatGPT qué es exactamente:

Soy ChatGPT, un modelo de lenguaje grande entrenado por OpenAI. Estoy diseñado para generar texto en base a una variedad de tareas, como responder preguntas, generar contenido y traducir idiomas. Estoy aquí para ayudarte con cualquier pregunta o tarea que tengas.”

Básicamente, es una herramienta de Inteligencia Artificial, con la que puedes interactuar haciendo preguntas de texto, y te responderá con base en su aprendizaje de toda la información disponible en Internet.

Literalmente es una herramienta tremendamente útil para generar contenido de texto, ya que le puedes pedir desde ideas para posts para tu página web, señalando las keywords de interés, hasta redactar posts enteros. Lo que aligera mucho el trabajo cuando tienes que crear piezas de contenido de la nada.

De hecho, puedes ver muchas piezas de contenido web o en plataformas como YouTube, en las que te sugieren como hacer dinero con ChatGPT, creando contenido de este modo para páginas de Marketing de Afiliados.

Pero no es oro todo lo que brilla, ya que para contrarrestar este boom de contenido generado por Inteligencia Artificial, Google ha sacado la actualización EAT:

  • Experience (Experiencia)
  • Authoritativeness (Autoridad)
  • Trustworthiness (Confianza)

Y te voy a poner un ejemplo para que entiendas el por qué Google ha creado esta actualización. Pongamos que sin ser un Doctor, voy y creo una página web de salud, con contenido creado por ChatGPT. Al no ser un experto en la materia, podría estar creando contenido que pudiera poner vidas en riesgo.

ChatGPT

Con ello no estoy diciendo que no utilices ChatGPT para crear tus posts. Lo único en lo que quiero hacer énfasis es en que utilices el sentido común. Si le vas a pedir a ChatGPT que cree una pieza de contenido, no vayas a cometer el error de copiar/pegar literalmente el contenido. Debes trabajar cada parte del contenido para darle tu retoque editorial como experto en la materia.

Porque hay algo muy claro cuando trabajas con generadores de texto de Inteligencia Artificial, aunque son muy útiles, y generan contenido que tienen información certera, en ocasiones pueden equivocarse, sonar redundantes, y finalmente, se nota que son piezas de contenido generadas por un “robot”. Les falta ese “yo qué sé, qué sé yo” que solo las personas y los expertos con experiencia somos capaces de dar.

Además, cabe recordar que ChatGPT solo arroja la información que ha aprendido que está pública en internet, pero siempre faltarán esos puntos únicos que solo un experto o profesional sabe aportar. O como el mismo ChatGPT dice:

Es importante tener en cuenta que ChatGPT es un modelo de lenguaje generativo, lo que significa que genera texto basado en patrones y datos que se le han proporcionado durante su entrenamiento. Por lo tanto, el contenido generado puede no ser siempre preciso o completamente apropiado para tu sitio web.

Además, debes recordar que el contenido generado por ChatGPT no es único y puede ser utilizado por otras personas (canibalización de contenido). Es recomendable revisar y editar el contenido generado antes de publicarlo en tu sitio web.

Si vas a utilizar ChatGPT en tus estrategias de Marketing de Contenidos, para poder impulsar el posicionamiento de tu página web en Google con SEO, entonces no te limites a copiar lo que el asistente de Inteligencia Artificial te arroje.

Revisa y Edita el texto.

Tómate un tiempo para revisar y editar cada uno de los parágrafos generados, y utilízalos como referencia para ampliar y mejorar la información que ChatGPT te arroje. Y sobre todo, no te olvides de dar tu opinión como experto para corroborar tu conocimiento en el tema sobre el que estás escribiendo.

Estilo.

Cada uno, tenemos una manera diferente de expresarnos y de explicar las cosas, ya sea oralmente o de manera escrita. Precisamente por ello, no te olvides de añadir tu propia voz y estilo a los artículos.

Añade Ejemplos.

Algo que demuestra a todos tu experiencia (la de los Google EAT), es el poder compartir ejemplos propios, casos de éxito, anécdotas que corroboren que sabes de primera mano lo que estás explicando. Como dicen en el otro lado del Atlántico “Si eres torero, dime donde has toreado”.

Utiliza fotografías y/o videos.

De ser posible, intenta utilizar imágenes o grafismos que demuestren o sinteticen lo que explicas, y mejor, si tienes un video que hayas creado, o conoces un video de youtube en el que se apoye lo que explicas, ayudará a ampliar la información, cosa que ChatGPT no puede hacer, ya que es un “robot” basado puramente en texto.

Comparte una conclusión.

Intenta resumir todo el contenido del artículo, de manera resumida con una opinión formada y reflexionada, y propia, que recoja y demuestre lo que has expuesto con la ayuda de ChatGPT.

En conclusión, ChatGPT es una excelente herramienta que puede agilizar el proceso de creación de contenido, pero si buscas que este contenido te ayude a posicionar tu página en buscadores como Google, copiar/pegar el contenido que el “robot” produzca, por muy interesante y completo que este sea, está fuera de lugar.

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario