Cómo trabajar el budget de Marketing Digital B2B con éxito

Llegó ese temido momento del año en el que hay que comenzar a preparar el presupuesto de Marketing. El trabajo se acumula, las cifras bailan, y es complicado tomar decisiones. 

¿Cómo podemos facilitar este trabajo tan estresante? Aquí te dejo una serie de pasos y tips para que elaborar el plan de Marketing Digital de 2023 y el presupuesto asociado, resulte más sencillo. 

Conocer tus objetivos de Marketing

¿Conoces cuáles son tus objetivos para el año que viene? Si la respuesta es sí, perfecto. El trabajo será mucho más sencillo. Sin embargo, muchas veces NO es el caso y NO conocemos los objetivos todavía, aunque pueda parecer increíble. Por ello, empezar a trabajar en el budget es todo un reto, porque lo haces a ciegas. 

Ante esta circunstancia, mi consejo sería partir de los objetivos del año anterior y añadirles entre un 5 y un 10% más. Así, nos marcamos nosotros mismos unos objetivos e intentaremos trabajar el budget con estas cifras. 

Analizar tu resultados de Marketing del año que finaliza

Una vez que tenemos en mente un objetivo, llega el momento de comprender cómo hemos gastado el dinero en el año anterior y qué resultados hemos conseguido. 

Es importante desglosar las campañas que hemos ido realizando por tipología y entender perfectamente qué porcentaje y cantidad del presupuesto ha ido destinado para cada una de ellas. 

Por otro lado, debemos hacer un ejercicio de resultados: ver qué resultados en términos de ventas (o pipe line, o Marketing Qualified Leads -MQL-, etc., dependiendo de los objetivos que tengamos) hemos obtenido por cada tipología de campaña. 

Una vez analizados estos dos elementos, llega el momento de contrastarlos y entender el ROI que obtenemos por cada tipo de campaña. Así, averiguaremos por cada euro invertido, el retorno que obtenemos: una información muy valiosa. 

el budget

Determinar las líneas principales para nuestro budget

En este punto, podremos trabajar una primera versión de budget utilizando la información del ROI para hacer proyecciones y ver cuánto debemos invertir en cada tipología de campaña para asegurarnos que llegamos a los objetivos planteados. Así vamos a poder comenzar a dibujar las líneas principales que deben ser la base de nuestro budget. 

Aquí podemos caer en el error de decir: invierto el 100% de mi budget en la tipología de campaña que mayor retorno tenga. Esto no es una práctica recomendada. Es importante priorizar campañas con los mejores retornos o conversiones, cierto. Pero no es recomendable apostar todo a una única tipología porque factores externos podrían cambiar estos resultados. 

Por ejemplo, imaginemos que a través de Twitter hemos conseguido el ROI más interesante en el año anterior. Podríamos pensar que invertir nuestro budget al 100% en esta red sería recomendable. Sin embargo, con la compra de Twitter por parte de Elon Musk, las reglas del juego han cambiado de la noche a la mañana. Y esto podría ser igualmente aplicable a cualquier ámbito. 

Adaptar, corregir y poner en marcha

Una vez que ya tenemos elaborado nuestro budget y comienza el nuevo año, llega el momento de ponerlo en marcha. 
Sin embargo, la idea no es aplicarlo al 100% y esperar a final de año a ver resultados. Es mucho más inteligente aplicar una metodología de “rolling forecast” (típica de los departamentos financieros y de contabilidad) a nuestra gestión del presupuesto de Marketing. Es decir, debemos pasar a un modelo de revisión permanente de nuestro presupuesto, hacer análisis de resultados y adaptar el budget según el ROI de las diferentes tipologías de campaña vaya evolucionando. Y esto hay que hacerlo constantemente a lo largo del año. De esta forma, el llegar a los objetivos marcados será mucho más sencillo de conseguir.

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario