Inicio Artículos Cruelty Free, cuando el consumidor consciente no quiere testa en animales

Cruelty Free, cuando el consumidor consciente no quiere testa en animales

cruelty free consumidores

La tendencia de los consumidores hacia un estilo de vida saludable y ético se basa en las dietas basadas en vegetales y en la preocupación por el bienestar de los animales. Los consumidores conscientes buscan productos Cruelty Free, es decir artículos que no han sido testados en animales, así como marcas con impacto respetuoso y sustentable al medio ambiente. 

El consumidor consciente demanda un cambio contra la crueldad animal

Los consumidores cada vez son más conscientes y sensibles al bienestar animal, así lo reveló la Encuestas de estilos de vida y bella de Euromonitor. Por lo tanto sus hábitos de compra están cambiando. Un tercio de los encuestados respondieron que prefieren productos Cruelty Free es decir libres de crueldad animal. 

Así mismo, la consultoría Lantern en uno de sus estudios reveló que para 2020, el mercado global de productos veganos generará un consumo que cercano a los 5 mil millones de dólares. Como consecuencia muchas marcas tradicionales se unen a esta alternativa vegana. 

Los productos veganos no deben contener ningún ingrediente de origen animal y por supuesto no deben ser testados en ningún espécimen, para ser adquiridos por estos consumidores.

¿Qué es la testa en animales?

La testa en animales consiste en una serie de pruebas para determinar si los productos son seguros para el consumo humano. Obligando a los animales a injerir e inhalar el producto en cuestión para observar los efectos que este tiene en los seres vivos. Para otro tipo de productos incluso se les inyecta una muestra en ojos, intestinos y demás zonas del cuerpo.

Todos los casos de testado en animales terminan con la muerte del animal, siendo los conejos, monos, ratones, ratas, cuyos y perros la fauna más afectada. 

Las marcas tradicionales evolucionan

A finales del año 2018 la marca CoverGirl consiguió ser la marca de maquillaje más grande en recibir la certificación: ‘Leaping Bunny’de Cruelty Free International. Certificación que garantiza que ni la empresa ni sus suministradores testean con animales. Pero además en este proceso de certificación la empresa es auditada cada tres años por una entidad independiente.

Este año la marca Herbal Essences obtuvo la certificación PETA como una marca libre de crueldad animal lo que significa que sus productos, no son ni serán testados en animales.

Muchas marcas cosméticas nuevas en el mercado surgen siendo veganas y libres de crueldad animal, sin embargo la tendencia nos indica que las firmas tradicionales deben cambiar para satisfacer a los consumidores que cada vez están más preocupados por la naturaleza.