Dominios perdidos, campañas inciertas

Dijera el viejo adagio popular memetizado a últimas fechas “pero se les está di y di y di y no hacen caso”. Y entonces recordé a un jefe que no decía que nosotros, su equipo cercano estábamos para cuidarlo, que debíamos ir “un pasito adelante”, de lo contrario no le servía tenernos a nosotros si la inventiva, la previsión, la organización y la prospectiva corría a su cargo, lo que me llevó a, casi casi, adivinarle el pensamiento, de tal manera que cuando me pedía una tarjeta mi informativa yo ya la tenía hecha adelantándome a lo que iba a pensar.

Y aún así la vuelan del Estadio

Si eso lo trasladamos a la política resulta más necesario, más exigente y, desde luego, de una prospectiva quirúrgica. Por ahí ay un video de un argentino, aficionado al fútbol (por redundante que esto parezca) que pausa el video de un futbolista justo antes de rematar a la portería en el que critica que los futbolistas ganan millones de dólares, no hacen otra cosa, el día del partido se hospedan en un hotel 5 estrellas, manejan coche de lujo, usan los zapatos que valen cientos o miles de dólares, la playera que no transpira… ¡y lanzan un tiro que mandan la pelota 10 metros arriba del arco!

Pues sí, acá desayunan en el Cardenal, se trasladan en camioneta de lujo (aunque dos calles antes del evento la cambian por el sedan baratito), viajan al extranjero y a otros estados con el pretexto de la firma de convenio con todo pagado, viven del erario… ¡y se les olvida registrar el dominio que tiene la frase o el hashtag que han venido usando hace más de un año!

Campañas políticas

Se les está di…

Pues sí, cuando hicimos la columna del registro de marca, la de constitución de sociedades y la de todos los trámites para tener una empresa bien constituida, les dijimos que todos esos pasos son insoslayables, sobre todo aquellos que tienen que ver con el registro de la imagen, de la marca, de los logos los cuales, en materia de marcas y patentes, pueden pelearse en tribunales cuando alguien demuestra que los usaba desde antes, es decir, cuando quede comprobada la llamada anterioridad.

Sin embargo, el tema de los dominios de las páginas de internet no se regula de esa manera, ahí es de “uca uca, el que se la encuentra se la emboruca”, por lo que no hay forma de pelear el nombre, ya que, de lo contrario, nada más se quedaría en ridículo (cosa que tampoco les da mucho problema) y evidenciaría que la Doctora empezó con el pie izquierdo su pre pre pre pre pre precampaña.

El Desafío en la Ejecución del Piso de Ventas | Ernesto Luebbert & Hans Hatch

Dominio sin dominio

Luego de este preámbulo del refranero popular, vamos a ver de forma precisa a lo que nos referimos. La actual Jefa de Gobierno (estamos a horas de que ya no lo sea) desde hace varios meses se vio abrumada porque, sin ella desearlo, un montón de personas que la quieren y la ven como futura Presidente, empezaron una campaña propagandística candidateándola par ese cargo. Ello derivó en bardas pintadas en varios estados de la República (incluso en algunos puntos de los EUA), eslóganes, flyers y hasta un hashtag que ya todos nos lo chutamos #EsClaudia. Ojo, estoy diciendo lo que ella dijo, que ella no gastó un solo centavo ni ordenó esa campaña, dichos que nos dan la fuente de la eterna juventud porque con eso ella deja claro que cree que nacimos ayer.

Pues resulta que ese hashtag-eslogan, haría pensar en hacerse del dominio de internet de forma inmediata para que, en cuanto la jefa lo dijera, demostrara su equipo estar “un pasito adelante” y tenerlo a disposición, sin embargo, no fue así. Hoy vemos que en ese dominio de internet, es decir, esclaudia.com, ya fue ocupado por una persona o un grupo de ellas que publican memes de la Jefa de Gobierno en la que evidencian que ha hecho campaña ilegal, que ha desviado recursos, que es una negligente criminal, que es irresponsable, que es corrupta, que desatiende cruelmente a los animales de zoológicos y cierra señalando que el dominio está en venta por 3  bitcoins y, al mismo tiempo, que reciben donaciones de aquellos “anticlaudistas” para no vender la página.

Poco qué hacer, pero hay qué hacer

Jurídicamente hablando el círculo está cerrado porque nadie puede prohibir a los actuales poseedores del dominio venderlo al equipo de Sheinbaum y, políticamente, esto se une a dos calamidades que ha sufrido la Jefa de Gobierno desde que inició su camino por la candidatura presidencial: por un lado, permitir que reviviera el Canciller Ebrard con madruguete de la renuncia exigiendo piso pareja y, por otro lado, lo que sí ha quedado demostrado como ilegalidad, que es que, al acudir Sheinbaum a eventos de otros candidatos a gubernaturas, vulnera la imparcialidad que debiera tener como titular del Ejecutivo de la Ciudad de México, eso sí, sin poder sancionarse porque eso es tarea del Congreso de la Ciudad de México quienes, al menos con una de las sentencias firmes que salieron, decidió no sancionarla porque, ya sabemos las bancadas del partido mayoritario en el país, en diversos momentos de la historia, nada más sirven como una oficialía de partes de gobernadores o Presidente de la República.

Pero el camino es largo, aún resta por surgir mucha basura, de la cual será fuego amigo en aras de no dejarla llegar a una candidatura que sentía en la bolsa. Ahora se agudizarán denuncias por uso indebido de recursos, promoción ilegal de la imagen personal, rebase al tope de gastos de precampaña, vulneración de la imparcialidad y lo que se acumule en la semana y eso porque la batalla encarnizada será al interior de MORENA, ya que la oposición, de acuerdo con los números es PAN comido.

Me da pena dar asesorías gratis y más siendo políticos, pero, de una interpretación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, existe posibilidad de aún con que esté pagado, reclamar la titularidad de un dominio de internet, eso sí, siempre y cuando ya esté registrado ante el IMPI el “EsClaudia”, pero, así como son, yo creo que ni eso han hecho. Pero no diré más, si quieren la asesoría completa les va a costar más de 3 bitcoins porque, además, esa asesoría la doy yo. ¡Felices campañas!

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS