El juez robot de la IA

Hoy por la tarde tenemos una charla sobre las estrategias hacia el futuro que descansan en la Inteligencia Artificial, en el que tendré el privilegio de platicar con expertos en marketing, ingeniería de datos y académicos que llevan mucho tiempo analizando los escenarios que nos ofrece esta tecnología tanto en la actualidad y su crecimiento en el futuro inmediato.

Es importante reflexionar sobre el marco de regulación de la Inteligencia Artificial en México y en el mundo, tema del que ya tuvimos oportunidad de platicar en una charla anterior, por lo que, esta vez y dadas las pláticas después de clases en la Maestría de Derecho en la UNAM, pensaba en cómo funciona y cómo debiera funcionar la IA en el ejercicio permanente del derecho en varias de sus ramas.

juez robot

IA para el mundo

Si bien la propia UNESCO ha señalado que la IA puede ser la vía para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, se enfoca en que una de las formas para preservar el Estado de Derecho que ha sido severamente cuestionado con el papel que juega el Poder Judicial en muchas democracias del mundo, podría ser a través de esa nueva tecnología a fin de agilizar y eficientar los procesos.

Sin embargo, en la propia visión de ese organismo internacional y de expertos en la materia tienen muy claro que nos debemos ir sumamente despacio ante lo delicado que es el tema jurídico para la vida social en los países, ya que, por un lado, el Poder Legislativo debe enfocarse en dar un marco jurídico adecuado, moderno y, sobre todo, dúctil, como dijera el gran jurista italiano Gustavo Zagrebelsky.

Seriedad legislativa y no sumisión

Ese reto es de la mayor importancia para un Poder que, a últimas fechas, ha funcionado como un brazo reivindicatorio de los Ejecutivos que ejercen una presión importante a través de su popularidad para tener normas y procesos a modo cooptando por completo a legisladores so pena de “acusarlos” de traicionar la confianza popular que se vertió en ellos. Es decir, para tener una legislación adecuada requerimos, además de la reafirmación de la autonomía de los Parlamentos, una visión amplia que abra los Congresos a opiniones ciudadanas y expertos aceptando que se desconoce el tema en la operatividad.

Juez robot

Por otro lado, este tipo de análisis sobre el papel de la IA en el derecho recala normalmente en la función judicial al grado de pensar que, en algunos años las y los jueces van a ser prescindibles para la emisión de resoluciones y sentencias en el entendido que se tendrá más objetividad, claridad y celeridad en la construcción de esas decisiones.

Al respecto, coincido con buena parte de la comunidad jurídica en cuanto a que esa funcionalidad de la IA como jueces omnipotentes está muy alejada de nuestra realidad por muchas razones, sin negar que en algunas décadas más adelante eso puede cambiar en función de las nuevas capacidad e integración más completa de las tecnologías.

La UNAM a la vanguardia

De hecho, en materia jurídica, la UNAM tiene un departamento especializado e ese rubro. Existe una Coordinación de la línea de investigación institucional en derecho e IA en el Instituto de Investigaciones Jurídicas encabezada por el Dr. Pablo Pruneda Gross, donde se realizan análisis jurídicos sobre la regulación de la IA en general y, además, llevan a cabo investigaciones sobre la pertinencia de esa tecnología en la emisión de sentencias y resoluciones.

Impacto de Marca: Éxito Social Redefinido | Mauricio Ramirez & Ricardo Torres & Hans Hatch

En el Poder Judicial es donde se ha puesto más énfasis del uso bajo la idea de la supercomputadora que emita sentencias con base en toda la información existente en precedentes que le haga alimentarse de dichos datos y, entonces, generar una línea de criterios que sea hasta cierto punto “objetiva”.

A la fecha en la forma más elemental de la IA o, por lo menos, la más popular, a través de ChatGPT, encontramos que el nivel de error es alto, ya que la información es imprecisa o insuficiente, lo que nos hace pensar que, al menos en este momento, dejar en manos de la IA la libertad o patrimonio de una persona es muy arriesgado.

Muchas fallas pocas certezas

Especialistas en la materia han destacado que los ensayos realizados, sobre todo en materia administrativa, se han encontrado resoluciones sesgadas y poco argumentadas. Respecto este punto, les platico que en materia jurídica persisten teorías del Derecho que se contraponen, por lo tanto, el elemento subjetivo es fundamental para hacer una sentencia y, si consideramos que la IA normalmente actúa como una especie de acomodo de información precargada, entonces tendremos resoluciones tendientes hacia una corriente y sin un análisis completo de la situación.

Quienes estudiamos Derecho y particularmente las Teorías Jurídicas entendemos que el proceso judicial no es un acto mecánico, sino que se allega de elementos sociológicos, históricos, teleológicos o sistemáticos, ante las lagunas que la norma puede tener, es decir, juzgar no implica la aplicación estricta de la ley porque implican otros factores que sólo pueden ser dilucidados por el trabajo de un ser humano.

Más complejo que una simple sentencia

De hecho, de los ensayos que se han intentado hasta el momento se encuentran falencias en las resoluciones, por ejemplo en el programa COMPAS, el cual se enfoca a resolver sobre la valoración de reincidencia delictiva y que ha demostrado que es sesgado y que, incluso, vulnera derechos humanos en sus resoluciones. Como ejemplo está que asigna un mayor riesgo de reincidencia a personas afrodescendientes que a personas blancas.

Sin embargo, no se trata de rechazar por completo la IA en el derecho, ya que en el acomodo de expedientes, la sistematización de criterios y otros aspectos puede ser, de inmediato, una herramienta que combate uno de los peores males en materia jurisdiccional: la enorme carga de trabajo que ocasiona tener una justicia lenta.

Incluso, la propia Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Margarita Rios Farjat, recientemente en un foro dijo que urge una IA que permita evitar el trámite de publicidad de sentencias porque quita tiempo valioso y podría ser un esquema no sólo de automatización, sino de transformación a un lenguaje ciudadano que permita que el justiciable tenga claro sobre lo resuelto.

Aún queda camino por andar pero ni desdeñemos la IA ni pensemos en esos escenarios catastróficos de que suplirán millones de tareas que hace un ser humano porque creo que en muchos aspectos ello aún está lejos.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS