La peor selección mexicana en 44 años

No es de extrañarse afirmar que la actual selección mexicana ha tenido su peor participación en un mundial en 44 años pero ¿a qué se debe? 

Ídolo innecesario 

En la sociedad mexicana tenemos la costumbre, me atrevería a decir que desde la llegada de los españoles, de idolatrar a un personaje por un acontecimiento aislado. 

En psicología, el ídolo representa la exacerbación de aquello que deseamos o aspiramos ser. Este “deseo de llegar a ser” se llama el “ideal del yo” que está basado en valores, creencias, aspiraciones de los padres, mensajes sociales, etc. 

En general, los jugadores de la selección se alimentan de aspiraciones y sueños rotos de los mexicanos, pues hay ciertas actitudes, modos de juego o equipos pertenecientes, por el que un mexicano se puede sentir identificado gracias a su poco conocimiento cultural y falta de identidad. 

Llevar a Qatar 2022 a jugadores inactivos en sus clubes, viejos o lesionados, solo habla del negocio que representa tener a una selección en un mundial, más no por el amor al deporte ni las ganas de trascender en la historia quitándole la oportunidad de brillar a futuras estrellas. 

El negocio sucio de la publicidad

En 2021 la marca de cerveza Molson Coors, utilizó un tipo de publicidad poco común días antes del Super Bowl que consistía en infiltrarse en los sueños a través de la incubación de sueños dirigida.

Incubación de sueños dirigida

La incubación dirigida de los sueños, es un proceso que reactiva los recuerdos durante el sueño de manera que incorpore los recuerdos relacionados a experiencias. ¿Será posible incrustar estos sueños cuando se está despierto?

Los sueños van más allá de las magníficas historias que ocurren cuando dormimos, sino a aspiraciones y deseos, por lo que lo vuelve más peligroso en México y un mundial. 

Utilizar los sueños como campo de juego, es donde la selección mexicana está disputando su real triunfo donde la publicidad está ganando. 

La parafernalia del fútbol

Un deporte puede unir o separar un continente y no se diga el fútbol ya que este tiene el poder de cambiar los estados de ánimo de cualquier persona que simpatice con un ídolo o un sueño. 

selección mexicana

Me es inconcebible que importe más una derrota o triunfo de algún equipo que su propio bienestar social. Están tan enfrascados e involucrados en querer pertenecer a un éxito de un tercero y soñar despiertos, que se olvidan de sentir y dar solución a su propio calvario. 

La peor selección mexicana 

La peor selección mexicana en 44 años en un mundial, sin duda, pero hay que replantearse y cuestionarse si solo es un equipo o todo un país al que hay que cambiar, pues la selección solo es una simple representación.

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario