Marketing con responsabilidad social

El marketing con responsabilidad social no solo beneficia al sector que lleva por nombre, a la sociedad, sino curiosamente también al sector empresarial.

Sabemos cómo se define el concepto de marketing ¿cierto? Pero por si las dudas, repasemos. El marketing es un concepto inglés traducido del castellano como mercadeo o mercadotecnia y “se trata de la disciplina dedicada al análisis del comportamiento de mercados y de los consumidores” en el que analiza la gestión empresarial con el objetivo de captar, retener y fidelizar a los clientes.

Ahora bien, en términos coloquiales, se puede decir que son estrategias con fines lucrativos. Entonces… si el objetivo del marketing es generar ganancias ¿Es posible que pueda coexistir una visión altruista con otra que fomenta el egoísmo? La respuesta es sí.

¿Dinero sin fines de lucro?

El marketing con causa, muchas veces se define como una acción sin fines de lucro en el que una empresa por realizar acciones sociales no puede generar ingresos. Por este concepto, se piensa que las causas sociales y el comportamiento empresarial no pueden desarrollarse mutuamente.

Sin embargo, la realidad es que una acción ayuda a la otra. Pues es la participación de la empresa la que transforma el comportamiento de su mercado… y viceversa.

Me explico. Un estudio realizado por StrategyOne indica que el 71% de la población económicamente activa cree que las empresas deben apoyar más acciones sociales. Dentro de las causas que más preocupan al consumidor son: el cuidado al medio ambiente, una mejora calidad de vida y educación, la reducción de la pobreza, el apoyo a los derechos humanos y el desarrollo cultural.

Ahora hago un paréntesis con una pregunta ¿Tu empresa que hace por fomentar estos cambios sociales?

Beneficios empresariales más que económicos

Hay que tener claro dos cosas:
1.- El marketing con responsabilidad social no representa un gasto, significa inversión a mediano y largo plazo.
2.- Una empresa que considere realizar causas sociales, no solo mejorará su entorno y fomentará conciencia, también generará mayores ingresos y reducirá costos, ya que no solo afecta al consumidor final, sino a sus propios trabajadores.

Marketing con causa: Beneficio interno

  1. Apropiación de marca: La identidad no solo se genera para el consumidor final, pues es el trabajador, quien consume en la primera línea y el principal portavoz. Hacer sentir al colaborador que además de ganar dinero, está realizando un cambio significativo en su entorno.
  2. Menos rotación de equipo: Al empatizar con las resoluciones sociales de la empresa, este se vuelve parte de las decisiones, la cual el no sentirse considerado, es una de las principales causas de ausencia y baja en el trabajo, según lo indica la Organización Mundial del Trabajo.
  3. Reducción de costos: Este reduce su costo por dos principales razones.

1.- Lograr menos rotación de equipo significa menos tiempo de capacitación a personal nuevo y menos gastos de indemnización.

2.- Mayor productividad en el trabajo por fomentar la integración de un grupo que empatice con las acciones sociales de la empresa.

  1. Cumplir con la ley: La NOM-035 establece que las organizaciones mexicanas deben crear ambientes de trabajo que detecten, prevengan y mitiguen factores de riesgo psicosociales innecesarios, como: estrés, fatiga mental, desmotivación laboral, etc. lo cual representa el 50% de las ausencias y bajas en el trabajo.
  2. Mayor integración de equipo: Al lograr menor rotación de equipo, los trabajadores tendrán más tiempo de socializar entre ellos lo que significa mayor confianza, menos desmotivación laboral y estrés que se traduce una vez más, en mayor productividad.

Marketing con causa: Beneficio externo

Durante la pandemia, las marcas que decidieron realizar campañas sociales “crecieron 13% su participación en el mercado” menciona Enrique Espinosa, Retail Intelligence Latam Leader de Nielsen

De acuerdo con el experto, las campañas publicitarias durante la contingencia sanitaria que lograron generar un impacto positivo en el consumidor debido a su contenido empático, con propósito y funcional en momentos de crisis, fue tan significativo que siete de cada 10 personas aseguraron que estaban dispuestas a cambiar de marca si ésta hacia algo por la sociedad o incluso, un 60% pagaría más por un producto.

Con esto podemos concluir que, el marketing con causa fomenta que el cliente se sienta:

  1. Importante: Sin realizar alguna modificación a sus acciones diarias consumistas, el cliente, como lo vimos anteriormente, elegirá a aquella marca que sea socialmente responsable pues se siente parte de un cambio o que genera ese cambio.
  2. Escuchado: Las nuevas generaciones han marcado un cambio en los estigmas sociales y son cada vez más los que piden marcas con estrategias sociales.

Por su parte, para la empresa significa:

  1. Valor agregado
  2. Fidelización de marca
  3. Un diferenciador
  4. Mayores ingresos
  5. Trascendencia
  6. Permanencia en el mercado

Como yo lo veo, el marketing con responsabilidad social es matar dos pájaros de un tiro (de forma metafórica) ya que se capta, retiene y fideliza a los clientes generando mayor ganancia de forma exponencial, al mismo tiempo que se realiza un cambio en la sociedad para generar conciencia e inspirar, transformar y construir un legado en un mundo más sostenible.

¿O tu qué piensas? Déjame saber tus comentarios.

“El concepto de responsabilidad social corporativa se ha usado como un lente para examinar las

acciones de las empresas para asegurar su bienestar y sustentabilidad a largo plazo”

Klaus Schwab

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario