lunes, noviembre 30, 2020

No hay mala publicidad… solo publicidad.

¿La mala publicidad existe? Una pregunta que hasta la fecha es de gran debate. Crear presencia mediática a costa de un comentario o postura que cause indignación ante la sociedad es sin duda una de las tácticas más eficientes para lograr posicionarse y lograr visibilidad; sin embargo, no siempre es benéfico. 

Tener una postura polémica y controversial, en ocasiones es bueno. Los Medios de Comunicación Masiva (MCM) se encargan de ser el canal de difusión por el que se crea presencia mediática y publicidad gratuita, al mismo tiempo que la de boca en boca; no obstante, hay que tener cuidado con la gravedad del comentario o imagen y saber si es visto como institución o persona física. 

Los comentarios negativos, suelen ser recriminados de forma permanente, por su parte, los comentarios que dividen perfiles y opiniones tienen la capacidad de cambiar al antojo del emisor, para los oídos y ojos del receptor de forma futura. 

Esta última, maneja la información según convenga la tendencia hacia su producto, servicio, o ideología.

Verde camaleón 

Los temas más recurrentes para generar polémica son la religión, la violencia, el sexo, los tabúes, la contrapublicidad, la publicidad falseada o los anuncios excesivamente retocados, entre muchos otros, ya que depende de temporalidad, contexto histórico, político y social. 

Una de las ventajas que otorga la controversia dividida es poder modificar el sentido de las palabras o imágenes a conveniencia. El significado de cada letra da la posibilidad de interpretarlo de diferentes formas si una campaña planeada, o no planeada, se sale de control. 

Un ejemplo de ello se observa claramente en los discursos políticos informales, que a través de redes sociales se vuelven trending topic, a pocas horas de realizar un video, subir una imagen o proclamar un informe. 

Manejo de crisis

Si una persona dice algo incorrecto, quizá no pase de salir en los noticieros pero ¿qué pasa cuando se representa a una organización? El problema más común que enfrentan las instituciones públicas y privadas es un mal manejo de crisis mediático, ya que no atender las demandas y reproches de la mayoría, representa echar gasolina a la fogata.

Cada organización debe estar al tanto de sus trabajadores y colaboradores puesto que la opinión de uno vale por todos. No basta con publicar un comunicado y separar del cargo a la persona que quizá sólo pretendía ser graciosa. Si no se toman medidas sociales y acciones que concuerden con el comunicado, la integridad de la empresa estará en peligro. 

Cabe resaltar, que siempre existe la posibilidad de controlar una crisis mediática, si se refutan con argumentos sólidos aunque el contexto esté a contra corriente. Asimismo, está la posibilidad de cambiar el sentido de las palabras para minimizar el daño que su trabajador, colaborador o socio ha causado. 

Deslindarse, es una de las medidas más comunes que llegan a hacer  las empresas, partidos, instituciones y organizaciones; sin embargo, esto no garantiza que quede limpia, sino todo lo contrario. Se debe hacer énfasis en la responsabilidad individual de la persona, pero también refutar con hechos lo contrario a lo que el individuo ha hecho o dicho y aprovechar la presencia mediática que ese conflicto ha causado.

Tener conocimiento de las tendencias y el contexto histórico-social en el que se vive puede significar diferenciarse del resto por medio de especular un rumbo no trazado. De esa forma, crear campañas efectivas con visión a todas las posibles respuestas negativas para transformarlas en positivas y perdurar en la mente de cualquier persona. 

Es importante recalcar que los comentarios controversiales no son malos, si peligrosos, talvez muy benéficos, quizá pragmáticos y eternos (para bien o para mal) pero hay que recordar que las posturas neutras, están en medio, y estar en medio en un lenguaje religioso significa estar en el limbo, en la nada, quieto, inerte. 

Luis Sergio Mora Peña
Luis Sergio Mora Peña
Egresado de la carrera de comunicación en el área organizacional de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. Con experiencia en BTL de sport marketing y desarrollo organizacional. Interesado en el mundo cotidiano, utópico, político, deportista y social. En la complejidad de lo versátil del todo y nada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Publicaciones relacionadas

Lo más reciente

7 infalibles pasos para un emprendimiento exitoso

Cuando estás emprendiendo debes jugar con muchas pelotas a la vez para que tu proyecto vea la luz. Siempre he pensado que para lograr...

Los gurús de las redes

Sin duda alguna el uso de las redes ha ido en aumento y creo que sobra decir que es debido a la contención asumida...

Tecnología centrada en las personas

Con el objetivo de desarrollar una tecnología más humana y colocar a las personas en el centro, la empresa internacional de origen argentino proveedora...

Llegó el Black Friday

El Black Friday y el Cyber Monday son dos de las fechas más esperadas del año para realizar compras, o al menos esa es...

¿Se está gestando la generación “C” de Coronavirus?

Hace poco en una de las poquísimas ocasiones que salimos en familia por un compromiso de una fiesta infantil de cumpleaños -con todas las...