autorrealización destruida

El confinamiento en casa impuesto en gran parte del mundo como medida preventiva ante el COVID-19, ha traído a los usuarios de redes sociales una nueva problemática. Esta es la pérdida de la autorrealización, la cual obtenían mediante el social media, al hacer público contenido sobre cualquier aspecto de su vida.

La autorrealización es definida por Maslow como: “La necesidad más elevada del ser humano, a través del cual se desarrollan los potenciales más destacados de las personas”. En otras palabras podríamos definirla como la satisfacción de haber cumplido o realizado una meta personal. Y justo es aquí en donde la autorrealización está presente en redes sociales.

El deseo de autorrealización es motivado por la búsqueda individual encaminada a cumplir con una serie de expectativas. Al subir cualquier tipo de contenido a redes sociales, el usuario espera la aprobación de los demás usuarios, esta es representada mediante: Me gustas, comentarios, retweets, shares, nuevos seguidores etc. Claro todo esto depende de la red social en donde se suba el contenido.

Todo contenido subido a las redes sociales por el usuario está en busca de aprobación.

Respeta la cuarentena o atente a las consecuencias virtuales

Gran parte de los usuarios de redes que siguen las medidas impuestas por el gobierno de su región, se han visto en la necesidad de buscar esta autorrealización mediante el uso de recuerdos de contenidos previamente publicados, o subiendo a las redes sociales contenido creado con anterioridad. Claro, crear contenido desde casa siempre es una opción.

Y aquí es donde entra la otra parte de los usuarios, lo que no creen en la pandemia, ni respetan las normas sanitarias impuestas por las autoridades. Estos internautas continúan publicando contenido en redes sociales, en donde se muestran fuera de casa, sin ningún tipo de preocupación de ser infectados por el Coronavirus.

Estos continúan publicando contenido con el mismo fin que todos: Ganar autorrealización. Sin embargo, sucede todo lo contrario, encuentran entre su audiencia el reclamo de no seguir el “Quédate en casa”, siendo inclusive castigados por los usuarios con reacciones como me enoja, unfollow, o incluso con el reporte de su contenido.

La felicidad es el máximo logro de la autorrealización. Sí deseas conseguirlo mediante redes sociales, no creo que sea una buena idea publicar contenido que solo conseguirá negatividad.

Tania Rodríguez Becerril
Redactora creativa en proceso de aprendizaje. Egresada de la licenciatura en comunicación por la UNAM, actualmente cursando una especialidad en mercadotecnia. Interesada en temas relacionados al medio ambiente. Cinéfila y amante de la música rock en su tiempo libre.