Nueva crisis: Me hicieron una imagen falsa en IA

La Inteligencia Artificial (IA) anda con todo. Para ser justos, no solo es la IA sola, sino las personas que se han dedicado a explotar su uso para objetivos profesionales o por simple entretenimiento, no siempre con las mejores intenciones.

Mucho hemos hablado de las fake news que han dominado el panorama de las redes sociales en los últimos años. La llegada de la IA y la infinidad de contenido que se puede crear a partir de ella, en prácticamente cualquier formato, abre la puerta a que se puedan encontrar imágenes, videos y audios creados para dañar la reputación de alguna marca o persona.

Una imagen de una computadora portátil con un brazo robótico IA.

La víctima más reciente de la IA fue la súper estrella Taylor Swift, pero seguramente no será el último, cada vez son más frecuentes. ¿Cómo reaccionar como persona o como marca a este tipo de situaciones?, ¿qué tanto pueden afectar la reputación?

Las imágenes falsas de Taylor Swift

Esta semana en la red social X comenzaron a circular imágenes sexualmente explícitas de la cantante Taylor Swift generadas por IA. Incluso el término “Taylor Swift AI” fue tendencia en varias regiones del mundo, lo que habla de la alta viralidad del contenido.

Según informó el medio The Verge una sola publicación de las imágenes fake, subida por un usuario con cuenta verificada, registró más de 45 millones de visitas. La publicación además fue reenviada en 24,000 ocasiones y recibió cientos de miles de likes y “guardados”, antes de ser eliminada 17 horas después.

La página 404 Media reportó que el contenido pudo haber sido extraído de un grupo de Telegram donde los usuarios comparten imágenes explícitas de mujeres generadas por IA, a menudo creadas con Microsoft Designer. Las imágenes llegaron a X donde en minutos se habrían hecho virales.

Las repercusiones

Lo que puede parecer una broma o un juego puede tener consecuencias importantes para la reputación de una persona o una marca. Probablemente las personas que generaron el contenido no lo hicieron con la intención de perjudicar a la cantante, pero eso no significa que no tenga un impacto en su imagen.

Canal de Soy.Marketing en WhatsApp

Es probable que el incidente no le quite el sueño a Taylor Swift, pero eso no es motivo para pasarlo por alto. Incluso el fandom de la artista criticó severamente el caso y a la red social por la respuesta tardía para bajar las imágenes falsas.

Ahora pensemos en esos 45 millones de vistas — ni siquiera estamos considerando los reenviados —, ¿cuántas personas creen que se hayan ido con la finta de que las imágenes eran reales? Si bien cada vez más personas nos hemos acostumbrado a coexistir con la IA y sus efectos positivos y negativos, existe otra parte de la población mundial a la que siga sorprendiendo y engañando.

El problema es que no todos nos tomamos el tiempo para detenernos a discernir si una imagen es falsa o no, simplemente la registramos y creamos un juicio de valor.

¿Cómo reaccionar?

Como personas o empresas podemos ser susceptibles de ser víctimas de creación de contenido que use nuestra imagen para representarnos de maneras que dañen nuestra reputación. ¿Qué se puede hacer en estos casos?

  1. Obtener información. Primero hay que tratar de obtener toda la información posible, tratar de encontrar el origen del contenido y la primera o primeras cuentas que lo difundieron en redes sociales.
  2. Medición del posible impacto. Revisar si la información falsa se está viralizando y sobre todo las opiniones que las audiencias tienen de ella. Analizar las tendencias ayudará a determinar el posible impacto de la crisis.
  3. Árbol de decisiones. ¿La situación puede tener un impacto real en la reputación de mi persona o mi marca?, ¿vale la pena alimentarla con mi propia reacción, aunque sea para desmentirla?
  4. Comunicación oficial. Dependiendo de la decisión en el punto anterior, vale la pena emitir una comunicación oficial aclarando que las imágenes fueron generadas por IA y que no tienen nada que ver con nosotros.

Desafortunadamente cada vez veremos estos casos más frecuentes, incluso llegará el punto en el que la saturación de contenido normalice que se realicen este tipo de imágenes. Sin embargo, es importante detener el avance de fake news y de contenidos de esta naturaleza, ya que mientras algunos casos puedan quedar solo en el anecdotario, otros pueden traer consecuencias más graves.

¿Has sido engañado por algún contenido creado con IA? Recuerda que siempre podemos seguir la conversación en la caja de comentarios aquí abajo o en X donde me encuentras como @RobertoBaez.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS