2022 ¿Piso parejo para todos?

Estamos a unas horas de dar por terminado este, peculiar, 2021; personalmente les agradezco de antemano el tiempo que se tomaron, durante este año que agoniza, para leer esta columna cada 15 días y en especial a aquellos que se animaron a platicarme su experiencia, a partir de los tips aquí proporcionados.

Debo confesar que soy uno de esos incróspidos que hasta hace unos días cayó en cuenta de que mientas meditaba y reflexionaba sobre lo acontecido en 2020, el que se está acabando es el 21.

En lo personal fue un año de transición, de observación y de mucho análisis; en especial, una vez pasadas las elecciones.  De pronto sentí (no sé si ustedes hayan experimentado algo similar) estar dentro de un túnel del que creías estabas a punto de salir, pero sólo es un respiradero y la luz no es natural, de modo que caes en cuenta que aún falta un tramo.

Un tramo que incluye:

Por lo menos 15 meses más de pandemia (según especialistas en la materia que han estudiado el comportamiento del SARS-Covid-19 con la influenza española de 1918).

Incertidumbre ante la situación económica global y nacional, comienzan a escasear materias primas o componentes en la industria de la transformación.

Los pequeños negocios agonizan, algunos otros se hacen más grandes; la carga fiscal es para los mismos de siempre y los apoyos para emprender son prácticamente nulos de parte de un gobierno que ni ata ni desata.

Un país dividido, en medio de un encono social que no permite que la verdad se de a conocer porque puede “ofender” a alguien.

Sin embargo, hay dos buenas noticias en todo esto:

La primera es que al parecer la variante Omicron, si bien es más contagiosa que sus antecesoras, no es tan agresiva como sí lo es, Delta.  Además, Omicrón, ayudaría a expulsar cualquier indicio de o rastro de Delta en el organismo infectado.  Habrá que estar pendientes los primeros 45 días del 2022, que es cuando se prevé el pico mayo de contagios en gran parte del territorio nacional.  (No hacerle caso a López-Gatell)

La segunda buena noticia es que esta dilación en el re-inicio de la economía, producto de dos años de pandemia, puso el piso parejo para todos.  Permítanme tratar de explicarlo:

Las nuevas dinámicas sociales a partir del encierro, modificaron de manera radical nuestros estilos de vida; de pronto la vida dejó de estar afuera para regresar al interior de nuestras casas y de nosotros mismos.

Los nuevos modelos laborales y educacionales, las nuevas aplicaciones tecnológicas para facilitar y gestionar el trabajo a distancia, así como las recientes modificaciones a las plataformas digitales, han abierto un abanico de posibilidades para quienes nos dedicamos al marketing y las ventas digitales; pero para quienes desean emprender su propio negocio; las necesidades están ahí afuera esperando ser satisfechas.

Ya no importa si el negocio tenía 6 meses o 7 años; muchos, lamentablemente tuvieron que cerrar y si deciden volver a intentarlo será de cero.  Los negocios que se mantuvieron abiertos; no reportan las ventas acostumbradas así que están mucho más cerca de una imaginaria línea de salida.

Pero quizá lo más importante sea el entorno digital en el que estamos volcados todos; la manera en la que ahora investigamos, comparamos, compartimos, compramos y denunciamos; las horas que pasamos conectados a nuestros dispositivos y las nuevas intenciones de META de meternos a un espacio virtual para vivir experiencias.

Todo esto obliga a encender los interruptores; si no han despertado aún del letargo producto del 2020 o si pero aún, continúan esperando regresar “a la normalidad de 2019” ¡olvídenlo!

Están a tiempo de echar a andar esa idea que les pica desde hace meses, si es digital, hay que preparar todo el contenido, diseñar la experiencia de usuario y satisfacer una necesidad específica.

Por muchos años, la gente espero por una “ayudadita” de parte del destino; bien, henos aquí.  La línea es casi pareja para todos, esto comenzará a moverse a mayor velocidad de un momento a otro, no digas que nadie te avisó.


Y para no dejar de ser cursi, les deseo de todo corazón que se cumplan sus sueños y anhelos

Nos leemos en 2022

Juan Pablo Altamirano

COMPARTIR ARTÍCULO
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario