domingo, mayo 9, 2021

Smartphones, la guerra que viene

¿Cuántos de ustedes están dispuestos a pasar una hora, ya no digamos un día, sin su celular? Si desde la década pasada este dispositivo se volvió indispensable, en el último año la vida resulta inconcebible sin él.

La venta de smarthpones se ha masificado en México y al finalizar 2020 ya se contabilizaban 115.8 millones de dispositivos en circulación. 

Si contáramos un celular por persona, la cantidad de equipos vendidos significaría que 92 por ciento de la población mexicana cuenta con un dispositivo, pero no es así; un solo propietario posee dos o hasta tres equipos.

La tendencia creciente de las ventas de smartphones en México es resultado del ingreso de nuevos competidores al mercado que han abaratado su precio y lo han hecho asequible para la mayoría de la población.

Actualmente “es posible adquirir un dispositivo inteligente desde 599 pesos”, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (The CIU), consultoría especializada en telecomunicaciones.

Entonces, es de esperar que el siguiente duelo que miremos en este mercado, se base justo en una combinación de conectividad 5G y precios bajos, dada la alicaída economía familiar, derivada de la actual crisis económica.

Por ahora, los celulares que más se venden en México son de Samsung, marca que se mantiene a la cabeza, ya que concentra casi la tercera parte de las ventas (32.2 por ciento). 

Motorola le sigue los pasos con 20.3 por ciento, Huawei con 14.2, Apple con 10.4 y LG con 6.7 por ciento, firma que, por cierto, esta semana anunció que dejará de fabricar teléfonos celulares.

Edades e inteligencias

Los teléfonos celulares son millennials, por decirlo de algún modo, ya que desde la década de los 80, la misma en que nace la generación mencionada, comenzó su comercialización masiva al público, con la accesibilidad brindada Motorola.

El primer teléfono inteligente llegó en 1992. Se llamaba Simón y fue creado por IBM. Pero fue hasta 2007, con el iPhone de Steve Jobs que cambió todo, desde nuestra vida personal y laboral hasta la economía mundial, en todas sus vertientes de industria, comercio, comunicación, entretenimiento, cultura y hasta la manera de sobrevivir a una pandemia.

Estarás de acuerdo con que ahora lo que menos hacemos con el celular son llamadas telefónicas. Eso ya es cosa del siglo pasado.

Estos dispositivos, apenas más grandes que la palma de la mano, engloban decenas de funciones de aparatos que usábamos antes por separado como la cámara, calculadora, cartera, GPS, block de notas, correo, álbum de fotos o la misma computadora.

El smarhphone es la puerta de entrada permanente a cualquier información en internet, aplicaciones con infinidad de servicios, así como plataformas, videojuegos, música y redes sociales para interactuar o divertirse, además de que es necesario para el trabajo de millones.

Frenó a ventas por la pandemia.

Los celulares también están dejando huella en la historia de la humanidad por el impacto económico que tienen.

En menos de una década se triplicó su venta a nivel mundial. En 2011 se vendieron 472 millones de aparatos y para 2019 fueron mil 454 millones.

Podríamos pensar que tan acelerado ascenso no tendría por qué haberse detenido en 2020, dado que su uso se hizo más intensivo por el home office y las clases en línea que derivaron del confinamiento por la pandemia del COVID-19.

No ocurrió así porque este sector fue uno de los primeros afectados por el coronavirus.

El año pasado se vendieron mil 349 millones de celulares en todo el planeta. Fue una caída anual de 12.5 por ciento, pero pudo ser peor.

En el segundo trimestre de 2020, las ventas de los gigantes del ramo se desplomaron 20.5 por ciento, pero pudieron reponerse un poco en la segunda mitad del año.

La gente sí dejó de comprar celulares, sobretodo, a principios de año por el temor al contagio y el riguroso encierro que se impuso en muchos países, principalmente en Asia, donde se manufacturan los aparatos.

No olvidemos que la pandemia comenzó en China, donde se concentra el 99 por ciento de la producción de Apple y Huawei, seguidos de los otros fabricantes.

El mercado mexicano

En México, The CIU estima que el mercado de los smartphones prácticamente se mantuvo sin cambios a un año de la pandemia, porque los fabricantes mantienen prácticamente su misma participación de mercado.

Sin embargo, prevé que los problemas que enfrenta Huawei con Estados Unidos y la salida de LG de la fabricación de estos dispositivos generará transformaciones en el sector porque ambos concentran, en conjunto, 20 por ciento de las ventas en el país.

Es de preverse que esa participación se la disputen Samsung, Motorola y Apple. Aunque un 16.2 por ciento del mercado mexicano se encuentra altamente atomizado entre diversas empresas nuevas o con trayectoria, pero que apuestan con precios bajos y no tanto con publicidad masiva.

Y en tiempos de crisis, el costo es algo que sí nos importa. A ti, ¿no?, cuéntanos.

Editorial S.M
Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente