¿Son irreverentes las fotos de la pareja Zelenski en Vogue?

El equipo editorial de Soy Marketing tuvo la fortuna de toparse con este texto que nos ofrece un muy puntual análisis de la sesión fotográfica que la pareja de Olena Zelenska y Volodímir Zelenski (pareja presidencial de Ucrania) produjo para la revista Vogue en fechas recientes.

La polémica en redes, como suele suceder, explotó a unos cuantos minutos de su difusión al considerarse como un hecho trivial y hasta irresponsable por la mayoría sólo porque no les gustó. Sin embargo, existen algunas voces que tienen suficiente conocimiento como para compartirnos este interesante análisis. Aquí el texto completo.

Tres referencias:
– Aquí el acceso al texto de Vogue.

– El texto fue tomado del Facebook del autor con su autorización expresa.

Atentamente, equipo editorial SM

Los Zelenski de Lebovitz en Vogue
Por Leonel Sagahón


Habría que buscar más detalles de la publicación en la que aparecen los retratos la gran fotógrafa. Hasta ahora solo se han difundido algunas imágenes, pero no el texto (Nota SM: ya está en la introducción de este contenido). Pero es posible adelantar algunas cosas:

1. Annie Lebovitz, como fotógrafa profesional, que ha retratado a muchos de los más importantes iconos de la cultura contemporánea, no dejaría pasar la oportunidad de retratar al matrimonio presidencial de Ucrania.

2. Lebovitz fue pareja de Susan Sontag, una de las pensadoras de la fotografía más importantes, así que no debe ignorar las implicaciones estéticas y socio-políticas de estos retratos.

3. La revista Vogue no es un marco neutral para difundir estas imágenes, ni siquiera como revista de moda, es más, justo por ser de moda, son más elocuentes sus fines propagandísticos. Nada sutiles.

4. No insistiré más en lo que ya muchos han dicho sobre la estetización de la política, solo quizá lo ampliaría a la estetización y glamourización de la guerra y de la destrucción.

5. Pero sí señalaría algunas fórmulas básicas de la propaganda que se aprecian aquí, para crear la narrativa de la persuasión:

6. Que el estado ES la patria. Un clásico de la propaganda del que se pretende desprender que el presidente ES Ucrania, la encarnación de un pueblo valiente y heroico, que resiste la barbarie de sus agresores. Por extensión, su chica es la parte femenina, sexual y deseada de la “madre patria”.

7. Pero no, el gobierno ucranio no es el pueblo ucranio, así como el ejército ruso no es el pueblo ruso. El presidente Volodymyr Zelenskyy TAMPOCO es el pueblo ucranio. Estamos de acuerdo en que no huyó, como en 2014 lo hizo Viktor Yanukovych, pero eso no lo hace especialmente valiente, nomás menos cobarde.

8. El pueblo ucranio, sus hombres, sus niños, sus viejos son las verdaderas víctimas de esta guerra y su valentía y resistencia nada tienen que ver con su presidente. Así Olena Zelenska, con su blancura, su esbeltez y su cabello rubio (tan apropiadnos) tampoco encarna a sus mujeres, sus niñas, sus viejas, que con independencia de su aspecto, viven el terror de la guerra.

9. Dudo que la gente en el Dombás ande buscando la revista Vogue para agarrar valor ante la siguiente ofensiva rusa. Este ensayo fotográfico está destinado a la otra parte del mundo que puede soñar con que si Volodymyr puede abrazar así, tan protectoramente a la madre de sus hijos, obviamente es el bueno y que protegerá igual a todas las familias ucranias. Nadie tan lindo puede ser malo. Una cosa y la otra, no tienen nada que ver, excepto en la propaganda. Vogue siempre ha sido un vehículo ideológico, ahora solo subió el escalón de la propaganda.

10. Nuestra simpatía, o mejor, nuestra empatía con Ucrania y su pueblo, puede surgir de nuestro repudio a la guerra del capitalismo salvaje, del imperialismo ruso confrontado al gringo y de la OTAN, con el pueblo ucranio como víctima, del que solo saldrá triunfador el propio capitalismo (más salvaje aún) y no a la dulce seducción de una pareja linda en medio de las bombas. Lo primero puede abrirnos a un humanismo crítico, lo segundo, que es lo que pretende la propaganda, solo nos prepara para aceptar la siguiente guerra y la otra y la otra.

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario