Taylor Swift, la gran electora

Swift en la NFL

Odiada y vilipendiada por algunos, amada por muchos esta mujer, Taylor Swift, está por transformarse en el personaje del año 2024 por razones que apenas hace un año ni siquiera nos podríamos haber imaginado.

Pues resulta que el equipo de su amado Travis Kelce, los Kansas City Chiefs, ha avanzado al Super Bowl y, como todo mundo lo sabe aquí, los espacios comerciales en el transcurso del juego son la Disneylandia de los publicistas y marketeros de Estados Unidos y sus satélites

No tengo que explicar que es uno de los momentos más valiosos y que cada segundo se vende a precio de oro gracias a los millones de televidentes que tiene; este tema ya lo he tomado otras veces.

Una pelota de fútbol está colocada sobre un montón de dinero en un campo de fútbol, mientras Taylor Swift observa desde la barrera.

Sin embargo, lo que hay que resaltar es que seguro que a doña Taylor en estos momentos le están cayendo todo tipo de ofertas para protagonizar alguno de estos spots soñados y que cada marca que logre atraer la atención de una swiftie podría ver mejorada su imagen e incrementadas sus ventas en unos pocos segundos.

A pesar de que los fanáticos de hueso colorado —conozco (¿o sufro?) a algunos— opinen que ya es desesperante que cada vez que el equipo rojo realiza una proeza sobre el campo de juego, las cámaras se vean obligadas a enfocar a la rubia cantante festejando, al parecer eso no se va a detener. Dinero es dinero, diría el clásico.

Da risa que algunos de estos fanáticos a ultranza llegan al grado de denostar a la cantante aseverando que lo único que sabe sobre el deporte es que los de rojo “son los buenos”. Por ahí uno de los narradores de una de las cadenas incluso se tuvo que disculpar al implicar de manera velada que la Switft es tonta. ¿Envidia al verla siempre en uno de los palcos más privilegiados de los estadios donde juega Kelce?

Incluso ya tenemos drama para el mero día: La cantante tiene comprometido un concierto en Japón apenas un día antes del partido y tendrá que hacer un vuelo de 13 horas, con los horarios muy ajustados, para poder ir a echarle porras a su novio.

Swift en la realidad

Y pasemos del tema más banal —aunque algunos que conozco se enojen si digo que el futbol americano es banal— a las cosas más serias de este mundo.

Muchos especialistas en política están que echan espumarajos por la boca mientras ponen los ojos en blanco al enterarse que esta misma Taylor Swift podría transformarse en la basa que defina el proceso electoral para la presidencia del imperio.

Al parecer esta mujer tiene la capacidad de influir en la decisión de un 18 por ciento del electorado en el vecino país. Las razones por las que están enloqueciendo es que, durante las elecciones pasadas, la cantante se decantó a favor del ahora presidente Joe Biden. La pregunta es ¿lo hará de nuevo?

Impacto de Marca: Éxito Social Redefinido | Mauricio Ramirez & Ricardo Torres & Hans Hatch

Y mientras los republicanos están pensando cómo enfrentar este hecho, se ha sabido que el equipo del presidente Biden está desesperado por contactar con Swift para así sacarle algún tipo de apoyo por su parte.

¡Increíble pensar que una cantante pudiese tener el poder para cambiar el destino del mundo libre!

(y de un Super Bowl)

Pero lo más delirante de todo esta swifteana tragicomedia es que ya está muy en boga, dentro de las enloquecidas corrientes MAGA de ese país, una teoría conspirativa:

Afirman que la NFL y el gobierno de Estados Unidos movieron todos los alambres y desparramaron dinero a todas partes con tal de que los Chiefs llegaran al gran juego y, de esa manera, promover la imagen de Taylor a cambio de que ella diera su apoyo al presidente Biden.

Sabemos que los republicanos a ultranza son capaces de creerse todo.

…así las cosas en la democracia vecina.

Y mientras tanto en México

Las campañas corren a pesar de leyes y reglamentos.

Los priístas nos quieren convencer, un spot a la vez que, aunque ellos fueron malos en el pasado, ahora ya no lo son. Los malos ahora son los de Morena porque ya son como los priístas de antes, no los de ahora, que juran por la virgencita que ya no son así y que ya se van a portar bien y ser democráticos y todo, no como los nuevos émulos del PRI…

Cosas veredes, decían por ahí, de manera fatalista.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS