15 lecciones de marketing que aprendí de los zombies

Hace unas horas terminé de ver la segunda temporada de una serie de zombies en Netflix que se llama Black Summer

A diferencia de otras series del género, en esta casi todo el tiempo vemos acción, personajes luchando con zombies y con otras personas vivas. Algunos de los protagonistas mueren, pero a pesar de lo dramático que suena eso, la realidad es que en ella hay muy poco drama sentimental. 

Siempre he sido fan de las historias de muertos vivientes, durante muchos años seguí mi telenovela de zombies favorita The Walking Dead, una historia que mientras ha avanzado a lo largo de diez temporadas nos ha contado el amor y desamor de sus personajes. Pero también he visto como los que son todavía más fans se quejan de las cada vez menos apariciones de walkers y por lo tanto, menos escenas de acción. 

Los zombies nos invaden en el mundo del entretenimiento

Además de estas dos series está Fear the Walking Dead, spin-off surgido del gran éxito de la popular serie de AMC; Z-Nation, que introdujo a los zombies planta, zombies robot y cuanta mezcla se les ocurra y la brasileña Reality Z donde los sobrevivientes del ataque viven en una casa tipo Big Brother. 

Si nos vamos a las películas, la lista es interminable: Desde las coreanas Estación Zombie I (muy buena) y II (extremadamente mala) hasta la última que vi, El ejército de los muertos, donde el director Zack Snyder nos regala una ciudad de Las Vegas con una versión más evolucionado de estos seres e incluso un espectacular tigre zombie. 

Este largo preámbulo sirva para comprobar que tengo experiencia en temas de zombies y que, después de tantas horas invertidas en seguir estas ficciones, algo he aprendido de ellos. 

Hoy, mientras veía la serie que les comentaba al principio, me vino a la mente el siguiente pensamiento: “Claro, la gente no quiere romances en estas series, es importante escuchar lo que pide la audiencia”. Ese pensamiento me llevó a recordar que de todo podemos aprender.

¿Qué he aprendido de los zombies?

A continuación les comparto 15 lecciones de marketing y relaciones públicas que he aprendido a lo largo de los años de nuestros amigos come-cerebros.

  1. Empiezo por el que detonó este artículo: Hay que escuchar a la audiencia, si quieren menos romance y más acción, hay que dárselos. 
  2. Todo es un tema viral. La infección zombie es como un contenido ganador, rápidamente se extiende.
  3. La mordida de los zombies es como el famoso “comentario de boca en boca”, se esparce sin control. 
  4. En situaciones de crisis los seres humanos se comportan diferente, igual ocurre con el comportamiento del consumidor.
  5. En situaciones extremas hay que saber provisionar para sobrevivir, igual pasa con los presupuestos de marketing y relaciones públicas.
  6. Un zombie sale de donde menos te lo esperas, una crisis de reputación de marca también.
  7. Todos sabemos que en los zombies el target es la cabeza, en el marketing para tener éxito también hay que conocer bien los targets.
  8. Los personajes huyen para que el zombie no los alcance, en redes sociales nos urge aumentar el alcance. 
  9. En estas ficciones hay que tener un plan aunque los personajes tienen que saber improvisar para sobrevivir, en las estrategias de marketing y relaciones públicas pasa lo mismo. 
  10. Hay que aprender a hacer alianzas. Aplica para la invasión zombie y para el mundo corporativo.
  11. Es importante estar bien armado para combatir a los zombies, en el mercado hay que contar con las herramientas adecuadas, no todo es imaginación y creatividad.
  12. Algunas batallas contra zombies se ganan, otras se pierden. Algunos veces ganamos clientes, otras los tenemos que dejar ir.
  13. El mismo ruido que emiten los zombies es el que hacen los trolls que atacan a tu marca en redes sociales. 
  14. No importa cuantos zombies elimines, siempre saldrán más. No importa cuando trolls bloquees, siempre aparecerán más. 
  15. Una serie o película de zombies de bajo presupuesto y hecha al aventón se nota inmediatamente, una campaña de marketing o relaciones públicas también.

La verdad es que creo que he aprendido mucho más, pero por ahora me quedo con estos 15 puntos. Por favor ayúdenme a continuar esta lista, compártanme en los comentarios si ustedes también han aprendido algo que no haya mencionado. Me dará mucho gusto leerlos. Reto de la semana: Coméntenme en redes sociales si quieren parte 2 de este artículo, aún hay muchas ideas que se me vinieron a la mente mientras terminaba de escribirlo.

COMPARTIR ARTÍCULO
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario