18 meses y no aprendemos

Aunque algunos ya veníamos usando las videoconferencias antes de la pandemia, generalmente lo hacíamos por medio de Skype como la gran opción. Luego vino una especie de auge para Zoom y de repente ¡zas! la pandemia.

En ese momento, todos nos pusimos a buscar opciones y desde ese momento todo es online: clases, consultas, festejos, reuniones de amigos… y, por supuesto, la investigación de mercados, donde había que migrar las exploraciones cualitativas a modo en línea porque ni focus groups ni entrevistas a profundidad podrían seguirse proponiendo de forma presencial.

Y sí, todos adoptamos los diferentes servicios que encontramos y los que surgieron o se dieron a conocer en ese momento (Zoom, Miscrosoft, Webex, Microsoft Teams, Google Meet, Telmex) dejando a Skype como algo del pasado.

También todos aprendimos a manejar nuestra imagen en pantalla (aunque nos conectemos en boxers y crocs). Bueno, casi todos. Todavía por ahí hay uno que otro que no ha entendido lo básico de presentarse en línea. Para ellos rescato esta lista que publiqué hace tiempo, ahora corregida y aumentada, y que te invito a compartir con quienes sabes que no saben.

  • Evita el uso de teléfono celular. Es mejor el uso de computadora, en un lugar fijo.
  • Asegúrate de que el lente de la cámara esté limpio.
  • Siéntate cómodamente ante la cámara.
  • Dirígete a la cámara al hablar. Trata de evitar ver a los otros participantes mientras tú hablas.
  • Sonríe. Mira a la cámara.
  • Mantén tu cámara a la altura de los ojos o no más de 10 cm más arriba (nunca más abajo).
  • Mantén tu cámara siempre en un lugar fijo.
  • No te sientes a contra-luz. Es decir, no tengas una luz intensa detrás de ti.
  • Asegúrate de que tu cara esté bien iluminada.
  • Sonríe. Mira a la cámara.
  • Si usas lentes, baja la luminosidad de la pantalla en tu equipo.
  • Si tienes abiertas otras pestañas de tu navegador, asegúrate que éstas están en silencio.
  • Evita fondos apretados o desordenados. Trata de buscar un fondo limpio (sin muchos objetos) y de preferencia neutro. Evita el tan gastado fondo de libros. Usa tu creatividad.
  • Sonríe. Mira a la cámara.
  • Verifica que tu audio sea nítido. Evita sitios con eco o con ruido blanco (ése que hace algún motor como el refri, o un ventilador, por ejemplo). De lo contrario, utiliza audífonos alámbricos con micrófono.
  • Trata de evitar interrupciones. Sin embargo, no te preocupes ni ofrezcas disculpas por algún imprevisto que se presente durante la transmisión.
  • Trata de tener todo lo que pudieras necesitar cerca de ti: alguna bebida y dónde tomar notas, principalmente.
  • Evita comer ante la pantalla.
  • Sonríe. Mira a la cámara.
  • Revisa tu apariencia antes de conectarte. Trata de no usar accesorios o colores distractores.
  • Si usas luz natural, anticipa los cambios que ésta pudiera tener durante su transmisión.
  • Evita conectarte con los datos de tu teléfono. Invierte en un buen servicio fijo de internet (conectado por cable, no por wi-fi) y en una tarjeta de alta capacidad para tu equipo de cómputo.

No te preocupes por tener todo el equipamiento profesional para conectarse. Esto es, no necesitas costosos micrófonos o ni iluminación de alta tecnología. Con que se escuche claro, te veas bien y tu conexión sea estable, ya la hiciste.

La única forma que tenemos actualmente para proyectar una buena imagen en el entorno profesional es a través de las videoconferencias. Hay que aprovechar las tecnologías para optimizar nuestra presentación en el mundo de los negocios. Aplicar lineamientos simples es esencial.

#CuidoMiImagen

Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; UPAEP y AsMedia; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días martes de cada semana.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente