2024 ¿volver a empezar, innovarse o reinventarse?

7am, enero, 2024, mi gimnasio de la esquina:

Un par de personas, estrenando tenis, se les quedan viendo por minutos a las caminadoras como si fueran el Everest y el K2. Mientras el mundo sigue girando, ellos las siguen mirando y muy probablemente ya se dieron por vencidos con su propósito de Año Nuevo #2.

Un hombre está parado en la cima de una montaña con una mochila.

Como cada año, durante estas fechas, unos retoman los proyectos que quedaron en pausa durante diciembre mientras otros están completamente en blanco con el nervio de tener que empezar de nuevo. HAY QUE EMPEZAR DE NUEVO prospectando, poniendo en marcha los planes personales como bajar de peso, empezar a ahorrar, hablarle a su mamá más seguido, buscar otra chamba… Somos ese par de personas de las caminadoras en este gimnasio llamado vida y yo me sigo preguntando por qué no nacimos siendo millonarios.

Un hombre apoyado en una máquina de correr en un gimnasio.

Pero, como la vida es así, ¡tenemos que tupirle macizo, mi raza!

Para este, su trovador sin guitarra favorito, los contenidos motivacionales de pseudo-influencers me parecen la cosa más detestable de nuestra especie y como el algoritmo de Instagram trabaja de maneras misteriosas, últimamente me he topado con sus videítos y fotitos. Ya saben: bien (o poco) vestidos, en un yate, con una copa en la mano, sonriendo, viendo al horizonte mientras se pone el sol, acompañados de un copy mal redactado sobre los propósitos para seguir triunfando y vernos felices como ellos en este nuevo año. Sí, es un vomitivo infalible, pero…

Si borráramos toda la parafernalia del yate y su redacción de nivel Telesecundaria a sus contenidos, en este momento no me incomodan tanto los mensajes de aquella bola de “inventados”. Y no es por lo aspiracional, sino porque a pesar de no tener una estrategia de redes clara, ni Social Listening, o un solo dato analizado, no están tan perdidos sobre lo que comunican y cuándo: enero, que en el mundo occidental (por consenso) es un punto de partida y no significa que tengamos que empezar taaaan de cero, sino que podríamos reinventarnos o qué mejor: innovarnos.

La innovación no significa inventar cosas de la nada.

INNOVAR también significa alterar, cambiar, modificar, corregir, y muchas más acciones que utilizamos para establecer cambios físicos e internos de algo; es la aplicación de nuevas ideas, conceptos y prácticas con la intención de ser útiles para el incremento de la productividad y la competitividad.

Canal de Soy.Marketing en WhatsApp
Diferentes tipos de innovación y tipos de bombillas y una vela

Lectores hermosos: un elemento esencial de la innovación es el análisis, los aprendizajes y el entendimiento. Así que tenemos que ponernos las pilas con esto principalmente, porque innovar es un chance para deshacernos de lo que no nos sirve, lo que rompería el moméntum de nuestro proyecto y “viajar más ligeros” mientras incorporamos lo necesario para triunfar en este 2024.

Un hombre está parado en un camino de tierra con una montaña al fondo.

Chance y el problema de empezar cada año no sea necesariamente la flojera, sino el miedo, el estrés, y todo lo racional que (sin querer sonar a pseudo-influencer) nos limita. Se entiende: nos preocupan las implicaciones y el esfuerzo -y a veces el sacrificio- que nos exigirá.

Si me preguntaran, yo le haría caso a Nike: “Just do it!” y en el transcurso nos daremos cuenta de los avances logrados. Qué monserga arrancar con el plan de 2024. Pero, con solo empezar, sin pensar, podría funcionar (verso sin esfuerzo aquí). ¡Un día a la vez!

Un cartel en blanco y negro con las palabras simplemente hazlo.

Ahora bien, si nada de lo que les he dicho les detona un solo nanogramo de ganas de volver a empezar, sugiero que pongan a todo volumen la canción de Yuri “Volver a empezar” y que la repitan hasta que se pongan a hacer algo de provecho (además de apagar el Spotify). O, en una de esas, mándenme un mensaje en las redes de WatsonData y pensemos juntos cómo nuestros servicios podrían ayudarles a arrancar el año con algo propositivo, rico en información e innovador.

Nos leemos pronto.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS