8 de marzo ¿A quién festejamos?

Wikipedia dice que el 8 de marzo es:

“El Día Internacional de la Mujer, anteriormente denominado Día Internacional de la Mujer Trabajadora, conmemora cada 8 de marzo la lucha de las mujeres por su participación en la sociedad y su desarrollo íntegro como persona, en pie de igualdad con el hombre”.

¿Suena bonito no? Hasta romántico diría yo, aunque la realidad diste infinitamente de tan politizada descripción.

Actualmente es políticamente correcto incluir a la mujer en cargos importantes, nos usan y nos dejamos usar,  se han dedicado a hacernos un espacio y (para qué nos hacemos), no es por nosotras, es la manera de mostrar que ya “somos dignas” de recibir igualdad y/ o equidad de género y esto a su vez nos lleva a ser nuevamente usadas por diversos grupos políticos, empresariales y laborales mostrando que hoy nos incluyen y somos importantes.

Ciertamente la forma de usar a la mujer se amplió con fines y objetivos claros, y muchas de ellas lejos de tomar la circunstancia de manera incluyente, tratando de encontrar un equilibrio y entendiendo que se abre la posibilidad de fomentar la unidad, el perdón y la salud social, están cegadas por el rencor, y me atrevería a decir que de manera ancestral. 

“Los culpables son ellos”, o eso dicen.

Esto me sucedió en un grupo de FB al cual pertenezco, no es feminista ni mucho menos, es de vecinos, en el cual estaban invitando a una marcha por el 8 de marzo y algunos hombres “osaron” opinar, decían que les gustaría sumarse a la marcha, o que se cuidaran para no generar violencia, etc. 

¿En qué momento se les ocurrió meterse en ese tema que “no les corresponde?, a estos hombres se les fueron a la yugular,  borraron sus comentarios, decían que ellos no cuentan, que gracias a los hombres las cosas estaban como estaban, que no tenían ningún derecho a opinar, etc. etc. Parecía la Santa Inquisición.

 Esta frase ya la he dicho en otros artículos y me encanta: “A muchas mujeres les duelen hasta los genes”.

 Tratando de equilibrar la balanza, salí  “al quite” publicando esto:

“Es preocupante ver cómo tantas mujeres piden equidad, igualdad, y respeto cuando a la opinión de los hombres (por el simple hecho de serlo) la minimizan o desacreditan. 

Si la intención es crear unidad, entonces incluyamos a los hombres, la unidad no es selectiva. 

No somos iguales a ellos y no lo seremos nunca, esas diferencias son las que nos fortalecen.

¿Solo por ser hombres están descartados?

 Hacer espacio no es cuestión de género sino de humanidad.

Una cosa es la sororidad y otra la ceguera.

Como era de esperarse borraron el comentario y me eliminaron temporalmente de la página. Ja!

Niñas haciendo berrinche, “si no piensas como yo, te descarto”, ya no se trataba de ser hombres, se convirtió en una lucha, de “las cosas son como yo digo”.

 Cegadas por la marcha, por sentirse pertenecer, por saberse en un espacio de: “solo chicas”, no es un “Lady´s NIght”, no jodan. 

De igual manera no las culpo, se heredó el dolor de la falta de valor, de la dependencia, de la rabia, del sometimiento, del abuso, de no sentirse suficientes, de ser traicionadas, usadas e ignoradas, pero también se heredó el arte sutil de la manipulación para lograr objetivos. 

Hoy tengo más dudas que respuestas…

¿A qué mujer estamos festejando?

¿A la que manipula a los hombres o a la que ofrece respeto y reconocimiento? 

¿A la que pone a los hijos como moneda de cambio o a la que salvaguarda la dignidad infantil?

¿A la mujer que pisa a otra o a la que le tiende la mano?

¿A la amante o a la esposa?

¿A la que abandona a sus hijos o a la que da la vida por ellos?

¿A la que denuncia a un hombre solo porque está ardida o a la que está aterrada por miedo a las represalias que pueda recibir?

¿A la que se somete completamente?

¿A la que abusa?

¿A la traicionada o a la traidora?

¿A la que reconoce y acepta o a la que se trata como víctima?

¿A la provida o a la que aborta?

¿A la que descarta a los hombres o a la que los incluye?

Finalmente todas somos mujeres, hechas, derechas o deshechas. ¿No?

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario