Haciendo la “luchita”

Necesito poner en contexto a manera de antecedente para el tema en cuestión…

Existen especialidades en diferentes profesiones, el marketing y la comunicación, no son la excepción; se han pagado fortunas por campañas publicitarias con una estrategia definida, creando la identidad de empresas, estudiando el mercado y reuniendo a psicólogos y sociólogos que conocen muy bien nuestro comportamiento y necesidades y si no las tenemos ellos las crean, aunque nosotros creamos que estamos decidiendo, ellos se encargan de decirnos que nos debe gustar. 

La pandemia (Ay Diosito santo, cuanto nos ha regalado ese bicho) nos encerró y tuvimos que aprender a vender a la distancia, además de convivir, enamorarnos, emborracharnos y mucho más. 

Sin ser expertos en estrategias de marketing y comunicación, nos vimos obligados a detonar nuestra creatividad para vender y en muchos casos surgieron mentes brillantes, personas talentosas que desarrollaron nuevas y divertidas formas de acercarse a los consumidores, aunque también (hay que reconocer) que hoy, casi cualquiera se siente experto en redes, creador de identidad y mercadólogo profesional, por el simple hecho de subir un video y crear un copy, y lo peor no es eso, es que se venden como alguien que sabe manejar redes sociales, y de eso a ser creador de contenido, aportar al cliente entendiendo y conociendo su producto o servicio hay una gran, GRAN diferencia, no es lo mismo llevar tus redes a verdaderamente ayudar a un cliente. 

Resulta que todos los estudios y experiencia han sido suplidos por novatos que cobran el 10% de un profesional y claro, su trabajo y resultados son proporcionales, evidentemente terminan por despedirlos, quemados y dejando muy lastimada la profesión, la verdadera, la que lleva años de conocimiento, la que entiende los “qués” y los “cómos”, la que lleva pasión y no solo necesidad.

Charlatanes hay muchos, aquí les paso tres tips a considerar para descubrir si estás contratando a alguien experimentado o es simplemente uno más de tantos que va a cobrarte por lo mismo que sabes tu. 

1-Estudios/Profesión:

Crear contenido, manejar redes sociales, generar estrategias es algo que requiere estudios, no se trata de publicar por publicar y mucho menos de cantidad, observa las redes de la persona que está ofreciéndote llevar las tuyas, date el tiempo de conocer su trabajo.

2- La identidad de su propio producto:

Si no entiende su producto o servicio difícilmente podrá crear una estrategia para el tuyo, hay preguntas claves que hace un profesional, y la primera es: ¿Cuál es tu diferenciador?, si no la hace es porque ni él mismo lo tiene o entiende, siendo así, no se conoce y mucho menos podrá ayudarte en la creación de la identidad de tu negocio.

3- Tener propuesta:

Si bien es cierto que es INDISPENSABLE escuchar al cliente, es igual de importante proveerle alternativas, no se trata de “hacerle caso” y hacer lo que te piden, generalmente quien busca tus servicios es porque no sabe qué hacer o no sabe cómo desarrollarlo. Si a quien contratas no tiene propuesta, es porque está igual que tú. Lo que necesitas es pasión para tu proyecto, quien te motive, te aterrice, direccione y concrete, cualquiera puede publicar, pero no cualquiera sabe como hacerlo. 

Permítanme explicar que cuando me refiero a ustedes “los que no saben” de estrategias en redes, no lo digo de manera despectiva, mi intención es invitarlos a capacitarse, a no engañar a los clientes por tener una cuenta IG y subir sus fotos o pensamientos con letras bonitas y canciones que la misma app ofrece, por cierto muy útiles. 

Una estrategia en redes parte de la construcción de un puente entre producto y consumidor, crear conexión, emoción, difusión y ventas, entre muchas otras variables importantes a considerar.

Mis estimados, la próxima vez que necesiten quien les lleve sus redes, recuerden estos tres puntos importantes y pongan a prueba la experiencia de sus mercadólogos. 

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario