Inicio Destacada Las señales para re-definirte ¡YA!

Las señales para re-definirte ¡YA!

analisis personal ejemplo

Algunos momentos en la vida nos llevan al análisis personal y del contexto, ya sea que estemos llevando a cabo cambios, decisiones serias, o no tanto, pero que merezcan que sepamos hacia a dónde ir y ¿Por qué? Es entonces cuando hay que determinar si estamos en el camino correcto, si nos gusta, o si debemos dar alguna vuelta para cambiar de dirección.

El tema que toco hoy se debe principalmente a considerar si estamos siendo jalados por la inercia de la vida profesional o si realmente estamos enfocados en lo que en verdad queremos, para lo cual propongo varias preguntas que serán de utilidad para establecerlo.

  1. ¿Actualmente tienes un trabajo que te hace sentir orgulloso(a)?
  2. ¿Consideras que si no estuvieras en ese lugar/corporación/institución podrías desenvolverte de la misma manera? ¿O es la pertenencia a ese espacio lo que te hace? ¿Eres el lugar donde trabajas?
  3. ¿Qué pasa si un día ya no trabajas ahí? ¿Eres lo que haces hoy?
  4. ¿Eres lo que sabes? Podrías, con lo que sabes, aplicar en cualquier sitio tus conocimientos y ser exitoso(a). Recuerda que cada quien debe definir su éxito. No te dejes llevar por la definición de los demás.
  5. ¿Te importa mucho cómo te ven los demás y lo que opinan de ti?
  6. ¿Disfrutas tu actividad laboral? Es decir, ¿Te emociona que empiece la semana para llevar a cabo tus proyectos y disfrutas tu ambiente laboral?
  7. ¿Sientes que tu crecimiento va en la dirección correcta?
  8. ¿Tienes un impacto que trasciende con la actividad que haces, más allá del dinero?
  9. ¿Qué es lo que más te importa de ese trabajo? Es gratificante, tienes una buena remuneración, te permite ver hacia el futuro, ¿Algunas de estas respuestas, ninguna u otra?
  10. Si pudieras repetir las decisiones que has tomado, ¿Harías cambios? Sé que el “hubiera no existe” se trata solamente de una reflexión porque realmente el futuro se construye en el presente: hoy.
Cada quien sabemos nuestra situación personal y el asunto es entender nuestro caso particular.

Si al unir las respuestas percibes que no sabes realmente lo que quieres o lo que haces no es lo que quieres, debes tomar decisiones, nunca es tarde para eso. Y no se trata de dejar botado a nadie sino de encarrilarte adecuadamente hacia donde debes ir. Muchas veces solo se requiere un cambio de actitud. El mundo en el que vivimos marca ciertas pautas para todo y cuando no se está dentro de alguna, es común que se genere presión.

Una pregunta que he escuchado últimamente de manera muy frecuente al hacer una llamada telefónica es ¿Quién habla? ¿De dónde? Es una forma automática de preguntar y todos respondemos también de manera automática. ¿Tu vida y crecimiento laboral son automáticos también? No dejes que el ambiente o contexto guíe tus pasos, decide los propios. Redefínete. Diseña quién eres y hacia a dónde vas. Si eres un profesional de Negocios y/o Marketing es lo mínimo que debes hacer. ¡Hasta Pronto!