Inicio Artículos Big Data: ¿Apoyo o amenaza?

Big Data: ¿Apoyo o amenaza?

Big Data: ¿Apoyo o amenaza?
Big Data: ¿Apoyo o amenaza de los datos personales?

En el entorno del marketing digital, la recolección de datos personales toma cada día más fuerza. Es por esto que la protección de datos personales se ha vuelto uno de los aspectos más relevantes, especialmente en el comercio electrónico. Cualquier transacción que realiza una persona a través de medios digitales genera datos; ya sea buscar información sin comprar, o completar una transacción comercial. Los usuarios entregan información sin saber, con sus movimientos, las marcas pueden generar perfiles de compradores detallados, estudiar hábitos de consumo, entre otras cosas. Hay otros que entregan su información de manera voluntaria a cambio de recibir cosas “gratis” como recetas, fotografías, newsletters, documentos, entre otras cosas. Todo esto se puede resumir en una sola práctica: Big Data Analytics.

¿Qué es el Big Data?

Data analytics (análisis de datos) se refiere al análisis de datos (big data) para generar suposiciones o predicciones bien fundamentadas. Al usar este tipo de análisis, las empresas pueden estar mejor preparadas para tomar decisiones estratégicas y aumentar su volumen de ventas.

Considero que Big Data Analytics es una herramienta fundamental para las empresas hoy en día ya que todos los días pueden recolectar grandes cantidades de información y utilizarla para personalizar las ofertas del producto/servicio para sus clientes con base en sus necesidades. Es una buena manera de encontrar el mercado específico para cada producto y mejorar las experiencias de los clientes en general.

El Big Data, permite que las empresas se mueva rápidamente y de manera eficaz, lo que a su vez, conduce a que las operaciones sean más eficientes, se obtenga mayores ganancias y los clientes estén más satisfechos. Con estos datos, las empresas pueden correr algoritmos especiales que les permite analizar los patrones del consumidor y ofrecer servicios o productos basados específicamente en sus gustos, creando clientes más fieles y mejorando la atención. Hasta ahora solamente se ha hablado del lado positivo de utilizar los datos como fuente primaria de información, sin embargo existen una serie de riesgos y amenazas que vienen con el uso de esta información.

¿Violación a la privacidad?

Recientemente se ha hablado mucho sobre como el uso de estos datos puede ser una violación a tu privacidad ya que quieras o no, tu información esta en línea y no siempre puedes controlar el uso que se le va a dar. Cuando una persona entra a cualquier plataforma y acepta los términos y condiciones (la mayoría de las veces sin leer), estas autorizando a esa empresa u organización para que utilice tus datos de la manera que mejor le convenga.

Esto ha servido de advertencia para muchos de los consumidores, que ahora intentan ser más consciente de dónde dejan sus datos y cómo se van a utilizar. Sin embargo, esto no es un problema que pueda solucionar el usuario por su cuenta. Se necesita la ayuda del gobierno y de las grandes empresas para lograr que los consumidores nuevamente sean dueños de su propia información. Un ejemplo de esto es la posibilidad de limitar el seguimiento de la publicidad (Limit Ad Tracking), lo que significa que los usuarios van a dejar de ver publicidades específicamente diseñadas para ellos porque para las redes, el dispositivo no tiene identidad.

Normatividad

Se han creado diferentes legislaciones al respecto, como la Ley Federal de Protección de Datos personales en posesión de los particulares. El artículo 1 de dicha norma dice que “la presente Ley es de orden público y de observancia general en toda la República y tiene por objeto la protección de los datos personales en posesión de los particulares, con la finalidad de regular su tratamiento legítimo, controlado e informado, a efecto de garantizar la privacidad y el derecho a la autodeterminación informativa de las personas.”

Se han tenido avances con respecto a la protección de datos personales, sin embargo aún queda un gran camino por recorrer. Sin duda el Big Data es una mina de oro para las empresas, pero, ¿dónde dejan los intereses de los consumidores? A final de cuentas, ellos son los que compran los productos. Creo que hoy en día es muy complicado no generar un rastro digital, por lo que esta dentro de cada quien decidir si estas dispuesto a aceptar el riesgo de perder el control sobre tus datos personales a cambio de utilizar las plataformas digitales que todos conocemos y que de cierta manera, facilitan tu día a día.

También creo que es responsabilidad de las empresas tomar consciencia sobre lo que están haciendo y respetar la sensibilidad que tienen los datos que están recibiendo. Y si apelar a su ética y buenas prácticas corporativas no les es suficiente, tal vez la aplicación de multas y sanciones por su incumplimiento sea lo más adecuado. De acuerdo a las nuevas legislaciones, no proteger los datos personales o incumplir con la legislación puede generar una sanción para los comercios que van de los 100 a los 320,000 salarios mínimos y pueden resultar en demandas a los comercios que incumplan.