Inicio Artículos Hablando (bonito) se entiende la gente.

Hablando (bonito) se entiende la gente.

campaña electoral 2018

El discursito que se traen los gringos está más que para llorar. Tienen un presidente que se ha encargado de dividir a la sociedad con su modito de niño malcriado y caprichudo que seguramente tuvo desde la infancia. Los ciudadanos pensantes y abiertos (que fueron los que en su mayoría no votaron por él) simplemente no lo pelan o sienten que los apena ante el resto del planeta.

Su base votante, por el contrario, se siente ahora con permiso de hablar como él y de usar tonos y argumentos que denostan a los que no son arios, aunque tengan la mejor educación y los mejores principios Basta de muestra este video.

Durante la campaña electoral estadounidense, la población se dividió como pocas veces y tristemente así se quedaron después de las elecciones. Va a pasar mucho tiempo (o alguna calamidad) para que la gente se una y vea hacia la misma dirección).

Lo mismo nos acaba de pasar en México. Mucho del desgaste cotidiano entre nosotros durante esta campaña que felizmente ya terminó -incluyendo entre hermanos, mejores amigos, socios y todo el etcétera- fueron las descalificaciones y los jaloneos entre nosotros. En lugar de dejar que políticos y partidos se pelearan entre ellos, nos fanatizamos y nos apasionamos todos los días por opinar de tal o cual forma.

Ya tenemos un ganador. Ya no hay marcha atrás. Ahora nos toca trabajar para que todo le salga bien a nuestro nuevo presidente, que tiene mucho qué hacer y por lo menos ganas se le ven. También nos toca pararle al tonito y al pleito verbal.

En una de las mesas de análisis de cierre de elecciones (domingo 1 de julio en la noche), don Enrique Krauze hizo una invitación que quiero retomar y compartir. Dijo “cuidado con la palabra”. Y repito de memoria su argumento. La campaña estuvo llena de adjetivos de desprecio, de menosprecio y de denigración. Y los seguidores de los candidatos los adoptaron y los aplicaron en su vida cotidiana. Ya se acabó. Ya dejemos eso atrás.

Evitemos caer en la miseria cotidiana en la que ha caído el pueblo estadounidense. Nos toca crecer. Nos toca evolucionar. Empecemos por cuidar cómo nos hablamos los unos a los otros. Nos merecemos un trato mejor, para un México mejor #oNo?

#ConElCorazón.