¿Cómo funciona el marketing de los aromas?

Hace unos días estaba paseando por un hermoso parque de la ciudad de Buenos Aires, cuando llamó mi atención un local. Caminaba por la vereda de enfrente pero algo tenía que me atraía.

Había mucha gente recorriéndolo. En primer lugar, creí que eso era lo que había captado mi atención. Pero, a medida que me iba acercando y veía con más claridad su ambientación, sus tonalidades, más me invitaba a entrar.

Era como si un aroma me atrajera y, cuando finalmente llegué a él, me di cuenta que había una fragancia exquisita que lo envolvía todo. Y ahí me percaté que lo que me atrajo era un aroma que se transmitía a través de toda la imagen de este comercio.

Desde luego entré, y allí conocí a dos emprendedoras que me mostraron sus velas aromáticas sustentables. Perfumes, colores y envases cuyo diseño transmitía, casi mágicamente, sensaciones y emociones. Increíble, ¿no?

Su empresa se llama @a_tu_lado_camila ¿Por qué llamó mi atención? Porque, además de sus velas aromáticas, tiene una excelente forma de conectar aromas y sensaciones, y llevarle a sus clientes una idea de bienestar que pocas empresas consiguen.

¿Qué es el marketing de los aromas?

El marketing aromático o marketing olfativo apela a transmitir su mensaje a través del sentido del olfato que, para que lo tengan en cuenta, es uno de los que más impacto tiene en la memoria de un individuo.

Un aroma puede transportarte a la casa de tu abuela o retrotraerte a tu infancia. También puede generarte sensación de armonía y de paz. Las fragancias, según su origen, pueden influir en el estado anímico de las personas.

Pero los aromas solos no. Necesitan de un soporte o de una base que acompañe. Todo el entorno a ese producto aromático, debe transmitir lo que el producto en sí transmite.

En el caso de @a_tu_lado_camila eso fue lo que me atrajo, estando aún lejos como para percibir perfumes. Las velas aromáticas son el regalo para llevarte esa hermosa sensación a tu casa y seguir disfrutándola.

Pero desde el envase que las contiene, sus colores y sus texturas transmiten lo mismo que las velas. Y eso marcará la diferencia de la competencia.

Todo tiene que tener un aroma

Para el marketing olfativo todo tiene que transmitir un aroma. Desde el packaging, sus tonalidades, sus telas si es que las hay, entre muchas otras cuestiones que hacen al marketing en general.

Absolutamente todo, debe comunicar un perfume y ese perfume, una sensación. Si quieres usar esta estrategia para destacarte de tu competencia, debes responder las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué aromas se identifican con tu marca?
  2. ¿Qué quieres transmitir con ese olor? Recuerda que, cada aroma, tiene un significado para la gente.
  3. ¿A qué público me quiero dirigir? ¿Qué aromas son interesantes para ese público?

El objetivo aquí es establecer una relación entre tu marca y el aroma. De esta manera, tu marca evocará siempre una sensación o emoción determinada y el público detectará tu producto y se vinculará con él.

El consumidor y el producto se vinculan por el aroma

Hay que tener presente, al trabajar con el marketing olfativo, la importancia de lograr que el consumidor se vincule con el producto a través de lo que evoca un aroma determinado.

Una vez definido el consumidor y lo que se quiere transmitir con nuestro producto a través de los aromas, pasamos a la segunda etapa. Esta consiste en que todo se relacione con eso que queremos provocar en nuestro consumidor.

A través de:

  • Colores
  • Texturas
  • Tipografías
  • Música
  • Fotografías

Todo recurso que usemos para acompañar a nuestro producto, debe evocar ese aroma que elegimos para provocar estímulos y sensaciones en nuestro consumidor objetivo. No confundamos: ¡no se trata de andar echando perfume sobre todo!

Algunos datos interesantes sobre el marketing de los aromas

Si bien hoy en día nos movemos en el marketing digital, es importante lograr una combinación tal que mejore la experiencia del usuario. Y los aromas, serán una herramienta que nos ayudarán a lograrlo.

Algunos datos para tener en cuenta:

  • El marketing aromático mejora la experiencia de compra ¿Imagina que compras una prenda de ropa por internet y, cuando la recibes, viene acompañada de una pequeña vela aromática de exquisita fragancia?
  • Si quieres venderles a los hombres, ten en cuenta que les gustan las fragancias que deriven de las maderas, de lo fresco y esencias propias del Medio Oriente.
  • Las mujeres prefieres aromas florales, de hierbas y fantasía también.
  • Un 35% de lo que se huele, se recuerda. Y solo un 5% de lo que vemos, se recuerda.

Si tienes presentes estos datos, podrás implementar el marketing olfativo sin dificultad. Pero recuerda siempre tener claro tu objetivo.

¡Vamos a aromatizar!

Los aromas te permitirán posicionar tu marca y que el consumidor la asocie inmediatamente a un grato recuerdo. En eso debes trabajar. Lo hizo Disney con su parque de diversiones y el aroma a palomitas de maíz.

Lo repitió Starbucks en cada uno de sus locales con ese olor a café y tortas ¿Por qué no darle un valor agregado a tu producto con un aroma? Es hora de aromatizar.

Lucía Laisa
Lucía Laisahttp://www.ll-standsyeventos.weebly.com
Titular de LL Marketing, Comunicación y Eventos: con amplia experiencia en “business to business” Trabaja para empresas de variados rubros asesorándolas en sus acciones de marketing, con especialización en Arquitectura Publicitaria. Hoy: gestión SEO, campañas de e-mail marketing y planes de marketing global Marketing desde lo presencial a lo virtual para generar encuentros de negocios.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días viernes de cada dos semanas.

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente