#Cuidadito con lo que dices…

En la sociedad actual, uno de los rubros que ha evolucionado más vertiginosamente es la comunicación comercial.

Los medios, las personalidades, la tecnología… todo ha sido puesto a disposición de los mensajes con fines publicitarios.

El contraste, parecería que (para algunos) un elemento fundamental del mensaje -el idioma- se ha rezagado.

A últimas fechas, nos encontramos en las nuevas campañas textos imprecisos, descriptivos… y hasta de originalidad cuestionable.

Hashtags tipo:#Stakabrown #Qué onda güey? y perlas por el estilo invitan tanto a conocer las marcas, como al consumo de los productos y servicios.

Las preguntas son:

  • ¿Ese es el nivel con el qué queremos identificarnos como consumidores?
  • ¿Ese es el vocabulario con el que me dirijo a mi hermano, madre, hermana, novia, mejor amigo o cliente al que le voy a vender mi automóvil?

El contenido de las comunicaciones de Mercadotecnia exige como atributos: VERDAD, CLARIDAD, EMOCIÓN, ACTUALIDAD, CONTUNDENCIA y RESPETO A LA MARCA. Ponerse en el lugar del receptor, del lector, del auditorio y creer (estar convencido) en lo que creo (con lo que me identifico) es un gran principio para comunicarnos de manera más convincente, precisa y poderosa. Esto es: “Cuidadito con lo que dices… ¿o no guëy?”.

Artículo anteriorEntre crisis y bomberazos
Siguiente artículoBad Bunny iluminará tus pies
Fco. Javier García Chávez
Nacido en La Piedad, Mich. Titulado en Ciencias de la Comunicación (UIA) y Administración en Mercadotecnia (IMP). Responsable creativo en diversas agencias desde 1981. Fundador del Círculo Creativo. Cuenta con 35 premios y ha sido juez en los principales concursos publicitarios. 40 años de docente, actualmente imparte cátedra en la UIC. Especialista en Content Marketing y Construcción de Marcas. Colabora como Socio Director de Desarrollo de Proyectos en BAG.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días lunes de cada cuatro semanas.

Artículos relacionados

Lo más reciente