Inicio Artículos El principio KISS. Ser simple no es estúpido

El principio KISS. Ser simple no es estúpido

principio kiss marketing

Hace unos días, en la conversación con la responsable de Servicio a Clientes de un cliente nuestro y con la que revisamos los procedimientos de atención a los prospectos que nos llegan por su tienda online, me dijo una cosa que me remonto a teorías muy añejas pero aún válidas hoy día. “Las cosas las tenemos que hacer simples, sencillas, que los clientes las entiendan sin problemas y a la primera” Me dijo. A raíz de eso, me remonté al famoso principio KISS (Keep It Simple, Stupid) que inconscientemente tenía olvidado, pero que en la práctica tratamos de aplicarlo en todos los desarrollos que hacemos

Hemos entendido que la simplicidad debe ser mantenida como un objetivo clave en todo proyecto y cualquier complejidad innecesaria debe ser evitada. Ahora bien, no debemos entender sencillo o simple como falta de elaboración o falta de horas de dedicación a la acción en sí, sino que lo simple es algo de una sencillez tal que el esfuerzo psicológico/mental por el receptor es mínimo. Esto conlleva a un aumento de aceptación por parte de los consumidores para con la marca.

“No es nada sencillo entender lo simple”. (Eric Hoffer)

Aunque suene contradictorio, la filosofía KISS no es fácil de lograr. Y lo vemos a diario, cuando hacemos una estrategia, un diseño, o una presentación al cliente. Estamos acostumbrados a creer que cualquier proceso está más trabajado cuanto más complicado parece. Sin embargo, la experiencia nos demuestra, sobre todo ahora en nuestra profesión que es el marketing online y usamos como herramientas de comunicación el internet, que la clave del éxito está en la sencillez de lo que creamos y que todo funciona mejor si es simple.

¿Por qué?, porque este minimalismo que puede parecer hasta exagerado o extremo, nos enseña que hay que eliminar –porque el consumidor lo asimila mejor- el exceso de información no importa si es textual o visual. Y esta máxima se puede aplicar tanto en un spot de televisión o un anuncio de revistas, como en la cantidad de información que hay en una aplicación o página web.

Todo lo que es simple es fácil de recordar, de entender y de compartir. Y eso, sobre todo en el contenido que manejamos hoy día, es un valor fundamental. Caso contrario, lo complejo está ligada al desorden que genera incertidumbre y, casi siempre, desinterés y abandono.

¿El primer principio de usabilidad?

La usabilidad está implícita en el principio KISS y creo yo es la base y fundamento de esa filosofía. KISS puede haber sido el primer principio de usabilidad para el diseño de productos. KISS se enfoca en la idea de que si no podemos entender al producto mismo –qué es, para qué sirve, cómo funciona, etc.- además de sus bondades y deficiencias, no podemos comunicarlo correctamente para que la audiencia más amplia posible sea capaz de entenderlo. Esto es cierto tanto para productos tan simples como un esmalte de uñas como para los aviones de combate.

El principio KISS es similar a los conceptos más antiguos

  • “Entre las hipótesis que compiten, debe seleccionarse la que tiene menos suposiciones”. Occam’s Razor
  • “La complejidad es tu enemiga. Cualquier tonto puede hacer algo complicado. Lo difícil es hacer algo simple”. Richard Branson
    • “Un intelectual es el que dice una cosa simple de un modo complicado. Un artista es el que dice una cosa complicada de un modo simple.” Bukowski
    • “La simplicidad es la máxima sofisticación”. Leonardo da Vinci.
    • “Parece que la perfección no se alcanza cuando no queda nada más que añadir, pero si cuando no queda nada que quitar”. Antoin Marie Jean-Baptiste
    • “Hacer todo tan simple como sea posible pero no más sencillo”. Albert Einstein
    • “Quién se emociona por lo simple suele no ser simple”. José Narosky
    • “Una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque esta sea un simple murmullo”. Confucio
    • “No es nada sencillo entender lo simple”. Eric Hoffer
    • “Aquello que miramos y no podemos ver es lo simple”. Lao tse

Conclusión

El principio KISS (Keep It Simple, Stupid) es, por lo tanto, una excelente regla a seguir cuando tengamos que desarrollar trabajos en todo el ámbito online. Sin embargo, también es importante y como se menciona anteriormente, no hacer las cosas tan simples que comprometan los objetivos de comunicación establecidos. Recuerden que los usuarios estarán satisfechos con la marca si mejoran su experiencia general. Y lo simple o sencillo será siempre, un vehículo para lograrlo.

Hans Hatch
CEO de Hatch agency, con 15 años de experiencia profesional, se ha convertido en uno de los influenciadores en temas de marketing digital más importantes en Latinoamérica. Es consultor de negocios, tecnologías digitales y redes sociales; asesora y trabaja en las áreas de comunicación integral para varias de las marcas más importantes de México y a nivel continente.