El SEO de las Imágenes

Sabiendo que el 93% de experiencias digitales comienzan con un buscador como Google, creo que no le sorprende a nadie la afirmación de que el SEO es una de las mejores inversiones de marketing digital que se pueden hacer hoy en día.

Cuando hablamos de SEO o posicionamiento orgánico en buscadores, a la mayoría le viene a la mente keywords, contenido de valor, líneas y líneas de texto… pero pocos tienen en cuenta que las imágenes son igual de importantes, ya que, como el texto y las palabras clave, también son contenido de valor y calidad.

Es por eso por lo que hoy quiero explicarte la importancia de las imágenes en tu estrategia para posicionar tu marca en los primeros lugares de Google, y que debes tener en cuenta para hacer SEO con las imágenes.

Vigila el peso de tus imágenes.

Como ya bien debes saber a estas alturas, el 2021 Google sacó los Core Web Vitals, unos parámetros que hizo para filtrar las webs “buenas” de las “malas”, y que se basan en la UX (User Experience).

Uno de esos parámetros de vital importancia es la velocidad de carga de la web, ya que, según Google, si tu web tarda más de 3 segundos a cargarse (tanto en versión desktop como mobile) la posibilidad de que un usuario se vaya de tu web aumenta un 32%, un 90% si tarda más de 5 segundos, y un 106% si tarda más de 6 segundos. Por lo que es vital tener una web que cargue rápido. Por lo que el peso de tus imágenes es vital. Para ello procura que las imágenes pesen menos de 100K y tengan un ancho de unos 1200 px.

Utiliza la metadata.

Cuando estés optimizando tus imágenes para tu página web, no olvides sacar partido de la metadata que puedes adjuntar en ellas. Puedes poner información acerca de la cámara con la que sacaste las imágenes, la lente, la obturación, la ISO…

Pero lo más interesante es que en la metadata también puedes incluir palabras clave como en tu documento escrito para canalizar las búsquedas de Google Imágenes hacia tus imágenes y tu web.

Otro aspecto que tienes que sacar partido de la metadata incrustada en tus imágenes, es la geolocalización, la cuál queda grabada con los datos de latitud y longitud. Para ello, muchas cámaras ya cuentan con GPS integrado, pero si no cuentas con ello, puedes utilizar programas como Lightroom.

La cuestión aquí es que si un usuario busca, por ejemplo, restaurante italiano en la Condesa, y has sacado fotos en un restaurante italiano en la condesa, cuya longitud y latitud están incrustadas, además de añadir las palabras clave “restaurante italiano en la condesa”, puede ayudarte a canalizar visitas hacia tu web, y así no sólo tener que apoyarte en el texto de tu post, y el uso de las palabras clave.

No olvides emplear el ALT TEXT.

Cuando ya hayas optimizado las imágenes en tu editor, e incrustado la metadata, y estés listo para subirlas a tu página web, no olvides contar con el ALT TEXT.

El ALT TEXT es lo que utiliza Google para entender de qué se trata tu imagen, y “mostrársela” a los usuarios invidentes leyendo el contenido del ALT TEXT para ellos.

¡Pero cuidado! Que Google utilice el ALT TEXT y lo lea para mostrarlo en resultados, no significa que sea un lugar que debes saturar de palabras clave. El texto tiene que ser entendible y con significado. Siguiendo el ejemplo anterior del restaurante, un buen ALT TEXT para una imagen que acompaña al post sería “el mejor restaurante italiano en el corazón de la Condesa”.

Como ves, el SEO es mucho más que interminables líneas de texto y palabras clave. Se trata de cuidar el equilibrio entre una página web bien calibrada para una buena Experiencia de Usuario (UX), y el cuidado de un buen contenido de calidad estratégicamente bien planificado. Y como las imágenes también forman parte de un buen contenido, estas también deben ser curadas y optimizadas para sacar provecho de buscadores como Google.

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario