El siglo de las mascotas

Éste es, sin duda, el siglo de las mascotas. Existieron desde el origen de la humanidad, pero nunca como ahora han tenido tanta preponderancia, cariño, atención y gasto en los hogares. Más que como animales de compañía se les trata como miembros de la familia.

En consecuencia, hay un boyante mercado, con extraordinarias cifras de crecimiento cada año, abocado a satisfacer las necesidades de perros y gatos, principalmente.

Los impactos son favorables en industrias, comercios, profesiones y la economía, en general.

Los perrijos de los millennials

La generación millennial, tan libre y aventurera, tan alejada de los roles y metas tradicionales que siguieron sus antecesores -como casarse, engendrar, tener trabajo fijo y casa- son protagonistas en el trato tan particular, casi de hijos, que hoy se les da a las mascotas.

Los millennials adoptan un 35 por ciento más mascotas que la generación de los babyboomers, según una investigación de mercado de la agencia alemana GFK.

En Estados Unidos, por ejemplo, la generación nacida en los ochenta equivale al 22 por ciento de la población total, pero representan el 35 por ciento de quienes tienen mascotas. 

En ese país existen 77 millones de perros y 54 millones de gatos, más que la población de muchas naciones.

Un gasto fijo 

En México, el Inegi calcula que aproximadamente 6 de cada 10 hogares tienen un animal de compañía y mantenerlo ya es un gasto fijo dentro del presupuesto familiar.

Los perros son las mascotas favoritas porque están presentes en el 85 por ciento de los hogares mexicanos que poseen mascotas. Tan sólo en una década, de 2008 a 2018, su número aumentó 20 por ciento en las casas, y suman 20 millones, según el Consejo Nacional de Población.

También se cuentan 3 millones de gatos, pero no están excluidos como mascotas los hamsters, cerditos, hurones, tortugas, peces, loros, pájaros, reptiles o insectos.

¿Y el gasto?

¿Tú tienes mascota? ¿Cuánto gastas en ella? Entre comida, productos de limpieza, correas, ropa, camas, juguetes, ahora hasta seguros bancarios y un largo etcétera de accesorios, la gente puede gastar entre el 10 y 20 por ciento de sus ingresos.

Un 45.4 por ciento de los mexicanos gasta menos de mil pesos al mes en mantener a su mascota, 41.3 por ciento de mil a 2 mil pesos, 9 por ciento de 2 a 3 mil pesos y 3 por ciento más de 3 mil pesos, según un sondeo que hicieron el año pasado Coru y Brad Engagment.

Sólo en alimentos para mascotas, el desembolso nacional puede llegar a los 20 mil millones de pesos al año.

Lo más vendido

En los últimos años, la comida para mascotas se ha mantenido como uno de los tres principales productos que más crece en ventas, según el sector abarrotero.

Y la pandemia del COVID–19 no rompió con dicha tendencia. Por el contrario, el alimento para mascotas tuvo resultados sólo por debajo del crecimiento en comestibles y en productos de higienes personal y limpieza del hogar.

ADM Animal Nutrition, donde compra, al menos, la tercera parte de la población, tuvo un crecimiento en sus ventas a los abarroteros de México en 28.5 por ciento.

Según la consultora Nielsen, el alimento para animales es el tercer producto que más contribuye al crecimiento de las ventas de los abarroteros mayoristas, sólo superado por el café soluble y el aceite comestible.

Artículo anteriorPor eso no tenemos cosas bonitas
Siguiente artículoNo mueras Gatorade
Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente