Embarrar comida sobre el arte: ¿otro challenge de TikTok?

¿Por qué las protestas donde embarran comida en pinturas famosas serán fácilmente olvidadas?

Si quieren ahorrarse una leída (que está buena, la verdad), este es el resumen: porque no tienen estrategia, ni profundidad en sus acciones y claramente no tienen asesoría profesional. 

Pero, ¿a poco no estaría entretenido en esta columna armar con ustedes, queridos lectores y este, su seguro servidor a un brief/análisis para ellos como si fueran un cliente? 

Se vale participar en los comentarios. Acompáñenme a leer esta triste historia:

  • Cliente: Just Stop Oil
  • Antecedentes: Just Stop Oil, a pesar de sonar a una youtubera excarcelada, son unos ambientalistas. Tanto ellos, como nosotros, sabemos que el “wey, ni te topo” aplica. Por eso quieren hacer algo al respecto.
  • Problema de negocio: posicionamiento nulo y el planeta se está acabando minuto a minuto. Es momento de activarse de manera inteligente, eficiente y diferente. ¿Hay Research detrás de esto? ¡Nop!
  • Objetivo: Que quieren pedirles a los peces gordos que arreglen eso que no entienden, pero tampoco les gusta. Ya, en serio: ¿quieren ganar simpatizantes, posicionarse, concientizar? Coincido en que posicionarse primero es clave, pero hay que tener algo que los diferencie y demostrar que no solo son manifestantes; tipo Greta Thunberg. Ojo: en Marketing Social, los resultados son igualmente importantes como el impacto de sus esfuerzos en comunicación.
  • Target: sugiero que a los peces gordos de las industrias energéticas, pero prefieren a la gente de a pie. Les diría que es muy ambicioso esperar que esos espectadores sean empleados de los dichosos peces gordos y que en la junta del lunes digan: “oiga, patrón, es que unos chavos de pelos rosas embarraron de comida una pintura famosa porque no les gusta lo que hacemos”. Además, si atentan directamente contra los de a pie, lo van a olvidar PORQUE NO SON TARGET. Otro detalle: ¿sabrán que la mayoría de los peces gordos tiene programas de responsabilidad social y deducen miles de millones de dólares donando a organizaciones que apoyan estas y muchas otras causas igualmente importantes?
  • Presupuesto:
    • Una lata de sopa Heinz: £3.49. ¿No prefieren mejor una de Campbell’s, por eso del simbolismo (arte pop)? 
    • Un pegamento robado de la escuela: £0.0
    • Unas playeras con el logo de JSO: £10
    • Entrada al museo con descuento de estudiante: £17.
    • Celulares comprados por sus papás y wifi gratis del museo: £0.0 
    • Total: £30.49 ¡Qué eficiencia!
  • Mensaje: hablar del problema de hambruna, cambio climático e inclusión. ¿No quisieran agregar cómo están ustedes participando activamente en la solución de estos problemas? ¿Por qué hablar de hambruna si van a aventar comida? Las latas contaminan, ¿no?
  • Canales: redes sociales. “¡Somos centennials, anciano!”
  • Actividades: ir a un museo, embarrar de comida las pinturas, pegarse a la pared para que no los saquen de ahí rápidamente y dar un discurso ambiguo, pero con tono enojado. Luego, compartirlo en redes. ¿Qué es esto? ¿Un challenge de TikTok? ¿Qué tiene que ver el cambio climático con los museos? No creo que los dichosos peces gordos vayan al museo “low profile” en esos días. ¿Y si mejor van a sus oficinas directamente?
  • Plazos de ejecución: tantos como les permitan los museos. Habrá que reclutar a varios porque por cada inserción los van a vetar. ¿Seguros que no quieren ir a las oficinas o hacer cabildeo en las cámaras?
  • Medición de resultados: se viralizaron y pasaron de internet a los medios tradicionales. ¿Solo ese era el objetivo? ¿Ya saben quién es JSO? ¿Los siguen en redes? ¿La gente se activó? ¿Dejó de contaminar?
  • Actividades de seguimiento y mejoras: ¿Vamos a repetir esto como anuncio de Gennoma Lab a las 12 de la noche? ¿Hay forma de usar más elementos para branding? ¿Cuáles son las nuevas metas?

Una pausa breve 

Este tipo de protestas no son algo nuevo. I.E.: el pastel de la Mona Lisa hace unos meses, las esculturas de Colón tumbadas, las pinturas destruidas a cuchillazos en los 70 en Roma y Amsterdam y la cuenta sigue. ¿Recuerdan específicamente quiénes eran? 

Tampoco quiero darles ideas a esos morros, pero hace siglos, la Iglesia ordenó quitar (literalmente) a martillazos los penes de las esculturas griegas. Esta manifestación sí tiene que ver con el mundo del arte y la ideología de los ejecutores, las esculturas siguen mochas y esta institución sigue dominando el mundo.

Esto va muy a título personal: sus manifestaciones tirando comida por todos lados, protestando por la hambruna, me recuerdan a la frase del gran George Carlin: “Fighting for peace is like screwing for virginity”.

Diagnóstico

Este cliente sería bueno para un “one-shot” para ganar experiencia y agregarlo a las credenciales si mejora su reputación. Pero, se ve que no tiene lana y se ve complicado defender su trabajo por falta autenticidad. Decir que algo está mal sin meter las manos para solucionarlo, simplemente no cumple. 

Personalmente, es cansado ver tantas campañas y usuarios en redes que se la viven quejándose de lo que les ofende o no les parece correcto, mientras que sus acciones se limitan a lo discursivo. Creerse “woke” de dientes pa fuera solo hace ruido blanco.

Tal vez, con el tiempo, estos activistas recapaciten y reconfiguren su proyecto, pero ustedes, vayan 2 pasos adelante. Planifiquen mejor. Hagan su tarea, investiguen y armen algo auténtico y original. Apóyense en especialistas antes, durante y después de cada proceso. De nuevo: la investigación es clave.

Hablamos pronto.

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario