Fake news, el tsunami inminente para 2024

Disclaimer: la siguiente columna ha sido redactada para todas las personas que les importa su país, su gente, su chamba y su comunidad. Si usted considera que los medios como El Chapucero, Lord Molécula, et al, son fuentes fidedignas, esta columna no es para usted. Gracias por su clic.

fake news

Ahora sí, aprovechando las fechas, me arranco a todo galope cual charro en pleno lienzo diciendo que para mi generación Juan Escutia fue un héroe de la Patria. Sin embargo, otros “medios” han decidido descartar la idea de que lo fuera o de que siquiera existiera el muchacho en cuestión. *entra efecto de disco rayado*

Estamos rodeados de “otros datos”. Empezando por el Licenciado y su “encuesta” para elegir a su sucesora, pasado por los videos de tu tío David en el chat de la familia, donde alegan que la vacuna contra COVID tiene chips de 5G y sin olvidar a todos los “Carlos ‘Máster’ Muñoz” generando contenidos con tips para ser más exitoso, millonario, feliz y libre de gluten.

Una mujer promueve noticias falsas sosteniendo un cartel que dice no vacuna no 5g.

Todo esto pasa diario y llega a nuestras pantallas continuamente y, desafortunadamente, nos hemos ido con el “borregazo” compartiéndolo. Vean a Felipe Calderón en las elecciones pasadas, por ejemplo.

Se viene un tsunami de Fake News sobre las Elecciones Federales en México para 2024, donde los primeros terrenos que serán inundados por estas aguas más puercas que las del Atoyac serán las redes sociales y los chats.

fake news

Para bien, los memes de Piolín serán deslavados; pero para mal, nos van a ahogar con opiniones y videos falsos sobre las candidatas. Así que, ¿estamos preparados para lo que sigue?

“¡Ay! El tío Presno ya se va a poner dramático”, dirán, lectorsazos de mi cora.

Pues… Un poco. Después de haber recibido más guamazos que el costal con el que entrena el Canelo (gracias a la pandemia, las elecciones de 2016 en EUA, las del 2018 en Mexicalpan, y muchas otras vicisitudes), ya deberíamos estar suficientemente curtidos como para entender la importancia de cuidar lo que leemos y compartimos en nuestras redes.

El Desafío en la Ejecución del Piso de Ventas | Ernesto Luebbert & Hans Hatch

Sí, las marcas y las figuras públicas tienen la responsabilidad (y la obligación) de cuidar la información que divulgan, pero también nosotros los “ciudadanos de a pie”, debemos subirnos al barco, especialmente si buscamos notoriedad o más importante: generar un impacto positivo en nuestra comunidad (real y digital). ¡Tenemos que activarnos!

Así que para facilitarles la existencia durante los próximos “estridentes” meses, consideren los siguientes pasos cada vez que lean algo sobre las Elecciones Federales (o incluso sobre campañas de consumo o activismo):

  1. Identificar quién mueve el contenido y cuál es su postura.
  2. Verificar la URL (o la arroba) de donde proviene la información (.go.com; .com.go; .com.co no cuentan como fuentes fidedignas. En cambio, .com; .net; .org serían un poco más confiables y aún así hay que revisar con más cuidado).
  3. Revisar cuándo se escribió dicha nota.
  4. Leer más allá del título de la nota o el contenido mismo.
  5. Investigar la línea editorial del medio y el autor.
  6. Detectar datos “chafas” (sí, todo lo que no les haga sentido).
  7. Preguntar a un experto.
  8. Repetirse 3 veces antes de “Compartir”: NO TODO EN TIKTOK ES UNA FUENTE FIDEDIGNA.
  9. En los chats vendrán muchos textos reenviados. Algunos dirán que provienen de una fuente fidedigna. Copien una oración y péguenla en Google para corroborar que proviene de dicho medio.
  10. Finalmente, no dejen de comparar entre fuentes (claramente se descartan por default todos los medios oficialistas actuales para dicho ejercicio).

Véanlo así: cada vez que lean algo que les parezca tan confiable como los condones engrapados a un volante que repartía el IMSS hace tiempo; no piensen dos veces, sino unas cuatro o cinco veces más si vale la pena regalarle ese “detallito” al tío anti-vacunas o a sus consumidores de contenidos más queridos. Eviten que se propaguen esas Fake News.

Fake news

Ahora sí, teniendo eso claro y estando un poco más armados, podríamos aventarnos como Juan Escutia con más seguridad. OK; POR FAVOR NO SE AVIENTEN DE NINGÚN LADO, ESTO ES UNA METÁFORA.

Para cerrar:

Ahora que viene el tren del #NadaQuéCelebrar en redes, que entiendo y comparto en muchos sentidos, espero que no olvidemos que primero somos nosotros los que debemos seguir construyendo y cuidando a nuestro México; porque aquí llegarán nuestras nuevas generaciones como la de la indomable Generala (ahora estudiante de pre-kínder y ferviente fan del yogurt con cereal y gomitas) y las que siguen y merecen encontrarse un lugar lindo y seguro.

Por ella, por todos los presentes y por los que aún no llegan: ¡Que viva nuestro México mejor (informado)!

fake news

Nos leemos pronto.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS