Generales, extraterrestres, sentido común y redes sociales

Uno de los grandes problemas que vivimos como sociedad, y a esto no le podemos echar la culpa a los libros de texto, es la facilidad con la que la mayoría de los usuarios de las redes sociales malinterpreta o de plano no hace un mínimo esfuerzo por entender lo que ve en línea.

extraterrestres

Cada vez que me llega alguna afirmación de esas que “van a cambiar al mundo”, “al gobierno” o “a la sociedad” procuro tomar el tema “con pincitas” (diría mi abuelita) y no hacer nada respecto a esta información antes de saber si es cierta, si no es anacrónica o simplemente, como dicen los españoles, es un bulo.

Generales al grito de guerra

El primer caso que atrae la atención es el de un supuesto general (con una larga lista de títulos) que se para en un supuesto club de periodistas para hablar mal del gobierno en funciones y para proponer, de manera práctica, un golpe de estado.

Pertenezco a un chat de temas políticos en el que mucha gente sube todo tipo de cosas, desde opiniones políticas hasta memes y justo ahí fue donde vi por primera vez dicho video.

Tengo cierta fama de “mamón” (¿quién sabe por qué?) en ese virtual salón y me la he ganado a pulso simplemente por decir que cosas, como el video en cuestión, son fake-news. Tienden a disparar primero y preguntar después, no sé si eso sea en aras de buscar una popularidad o hacerse pasar por experto en el tema. En este caso las señales eran muchas: el lugar donde se llevaba a cabo el evento, la gente de alrededor, la forma en que ni siquiera pusieron el nombre del supuesto militar, etcétera. A pesar de todo esto, mucha gente se encargó de viralizarlo.

El video ya ha sido desmentido: al parecer el individuo que se autonombra general ni siquiera es militar; más bien una persona que tiene algún tipo de enfermedad mental y que no es la primera vez que lo hace. Por lo que he leído en línea, a finales del sexenio de Peña Nieto, también iba por la vida exigiendo que se depusiera a aquel presidente por medio de las armas.

Por supuesto que para muchos de los que están a favor del actual gobierno les sirvió para burlarse de forma despiadada de todos aquellos que circularon el video a los cuales tacharon de idiotas. A estos no les quedó más que apechugar revirando que “tal vez era falso, pero lo que dice el pseudo militar es verdad”. Todo un momento Vilchis, si ustedes me lo preguntan.

Los marcianos llegaron ya

Otro caso de esa carencia de interés por irse al fondo de una nota y dejarse llevar por el sensacionalismo es el caso de la supuesta “confirmación” por parte del gobierno de Estados Unidos de la existencia de naves y cuerpos extraterrestres en instalaciones del ejército.

Canal de Soy.Marketing en WhatsApp

La voz común en redes era la de “finalmente reconocieron la existencia de los extraterrestres” y “perdónanos, Maussan” (no tienen una idea como me hace moño el hígado leer a aquellos que pretenden disculparse con el charlatán de Jaime Maussan). Incluso algunos diarios, quiero darles el beneficio de la duda y pensar que lo hicieron en búsqueda de clics, se dejaron llevar por la corriente para afirmar que las visitas a la Tierra por parte de los extraterrestres eran un hecho.

Al parecer todos pensaban que lo que seguía era una especie de revelación masiva en todos los medios en la que nos mostrarían las naves y los marcianitos verdes en escabeche… cosa que no ha ocurrido.

Lo que ninguno de estos sensacionalistas —inocentes o malintencionados— dijo, es que ni el gobierno de Estados Unidos así como ninguna de las identidades involucradas, como el Departamento de Defensa o la NASA, corroboraron nada. De hecho, emitieron sendos comunicados de prensa donde afirmaban que nada de lo que se decía era cierto.

Todo este relajo surge por causa de un señor llamado David Grusch que, desde hace poco más de un mes, ha agarrado cierta popularidad utilizando sus credenciales de ex militar y ex analista de temas muy secretos para propagar la historia de los supuestos extraterrestres.

Nunca ha visto nada —él mismo lo afirma— y habla de puras oídas: gente que si lo vio, que fue testigo, que trabajó ahí y un largo etcétera. Nos entregó lo mismo que han entregado miles de testigos y whistleblowers a lo largo de la historia del supuesto fenómeno ovni: puro aire caliente y ninguna prueba. Cero fotografías, cero videos, ningún nombre de los supuestos testigos, vaya, ni siquiera una humilde tuerca fabricada con esos materiales milagrosos alienígenas.

Al aplicar un poco el sentido común, podemos decir que el tal Grusch lo único que está haciendo es propagar una serie de mentiras y que, luego de ser validado en ese gran escenario del Congreso de Estados Unidos, se integrará de manera muy alegre al mundillo de los que dan conferencias (muy bien cobradas) y escriben libros de temas “ocultos” como los ovnis. De ahí, al banco, silbando y riendo de felicidad.

La lección, como lo he dicho muchas veces aquí y en otros espacios, es que debemos de encender el sentido común y analizar los casos que se nos presentan desde diferentes perspectivas. Como decía Carl Sagan: es bueno tener el cerebro abierto a nuevas ideas, pero no tanto para que se nos caiga de la cabeza.

Si quieres conocer más a fondo la trayectoria de David Grusch, el tipo que está destapando todo este asunto (supuestamente) de extraterrestres, mira este video que grabé junto con Edgar Rodríguez en Conexionistas.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS