Guía de supervivencia: Un año de home-office

En febrero 2020, cuando la incertidumbre por el COVID19 recién iniciaba en Latinoamérica, sin duda todos hubiéramos sido escépticos si alguna persona nos llegara a decir que la cuarentena a la cual estabas próximos a entrar, se extendería por un año; y bueno, lo que nos falte. 

Seas Generación Z o Baby Boomer, para todos el Zoom, FaceTime, Teams, etc. se volvió parte de nuestras vidas, no por gusto, si no por necesidad; tanto para asuntos laborares, escolares y familiares. Para algunos fue más fácil, para otros insoportable. Próximos a cumplir 12 meses en casa, el destino se ve aún incierto; aún cuando millones de personas ya han sido inmunizadas en el mundo, nadie puede decirnos a ciencia cierta cuándo volveremos a salir; ya sea a la oficina o a la escuela.  

Lo que al principio parecía encantador en estos últimos 12 meses nos ha mostrado su lado obscuro. Aquí te dejo una guía de tips para sobrevivir a lo que nos quede de esta eterna cuarentena.

Cumple con tus horarios

Al inicio de la pandemia, sin lugar a dudas el peor terror que le quitaba el sueño a más de un líder de equipo, era el pensar de sus subordinados no cumplieran con el horario de oficina. Aún en pleno 2020 pensaban que el Home Office era sinónimo de “vacaciones”. Con el paso de las semanas ese pensamiento quedó en el pasado, en lugar de cumplir con el horario laboral hay quieres se quedan mucho más tiempo en el ordenador, víctimas de mails enviados a las 8:00 PM o juntas puestas a la hora de la comida, o simplemente por la excesiva carga de trabajo. 

El home office sigue siendo como la oficina, siempre existirán días en los que debas quedarte un tiempo extra debido a un bomberazo, pero en la medida de lo posible trata de ser súper productivo en tu horario establecido, para que después de esas 8 horas apagues esa computadora y te olvides por un rato del trabajo. 

Come saludable

Aprovecha que tu escritorio está a 1 minuto caminando de cocina y prepárate de comer; realizar las compras al menos una vez al mes para preparar tu comida es mucho más barato y saludable que pedir diariamente comida por delivery. Tu cuerpo y tu bolsillo te lo agradecerán. A parte de que podrás cocinarte lo que más se te antoje y se adecue a tu dieta,  

No comas en tu escritorio

Así como en muchas oficinas se imponía, por favor no te lleves tu comida junto a tu computadora; más allá de que puedes derramarla y meterte en un lío. No tiene nada de bueno que no puedas ni despejar tu mente de los pendientes del trabajo ni al comer. Por favor tómate un respiro y siéntate elejado del computador a disfrutar de tu comida. 

Levántate de su asiento cada 30 minutos

Aún que a veces con la cantidad de juntas esto suene imposible, si tienes la oportunidad por favor levántate unos minutios de tu silla a estirar las piernas. Un estudio, publicado en Annals of Internal Medicine, señaló que las personas que permanecen sentadas entre una y dos horas sin moverse de la silla tienen mayor riesgo de muerte que aquellas que, sentándose en total el mismo número de horas a lo largo del día, sí se levantan para estirar las piernas. Un minuto lejos del ordenador, no es el fin del mundo. 

Realiza alguna actividad física

Aprovecha ese tiempo que te estás ahorrando en viajar a la oficina y dedícate unos minutos al día haciendo un poco de ejercicio, puede ser desde un agotador cardio hasta yoga. En YouTube encontrarás cientos de videos con rutinas ya establecidas, con los que puedes ejercitarte sin salir de casa. 

Vivimos a base de agua

No olvides tomar dos litros de agua al día. Si te es muy difícil recordarlo, quizás un termo de 1L o 2L pueda ayudarte a cumplir al objetivo; solo llénalo todas las mañanas y consúmelo durante todo el día.

Compra un libro físico 

Olvídate de las pantalla. La rutina de muchos se basa en un circulo vicioso entre la computadora, celular, tableta y televisión. Sal de ahí, comprar un libro que siempre has querido leer es una buena manera, disfruta este tiempo en casa y lo mejor es que si decides leer IT o Game Of Thrones, no tendrás que cargar con 1kg de peso extra en tu mochila.

No toques esa computadora el fin de semana

Tomado de la mano del punto número uno sobre respetar tus tiempos es que no le dediques tus fines de semana a la oficina; sí la computadora está ahí. Pero también dedícate tiempo a ti, y a las personas que quieres. Si está en tus posibilidades disfruta una película con ellos, o llama a algún amigo. Pero por favor, no trabajes en fin semana. SPOILER ALERT: Esas horas ni te las van a pagar.

Disfruta de la compañía de tu mascota

Muchas oficinas ya tenían integrado algún día pet friendly; pero sin duda la cuarentena llevó esto al extremo. Aprovéchalo al máximo y dale caricias a tus mascotas en cada oportunidad que tengas. Recuerda que para ellos tú eres el centro del universo. 

Continúa disfrutando de tu ropa más cómoda

Sé que muchos dicen “arréglate como si fueras a la oficina” y aquí opino distinto. Si quieres estar todo el día en pijama hazlo, obvio se vale consentirte y darte una manita de gato cuando tengas juntas, pero disfruta de la ropa que nunca te atreverías o simplemente no podrías llevar al trabajo. Ya estuvimos años vistiéndonos con ropa ajustada o incómoda, nos merecemos este descanso.

Tania Rodríguez Becerril
Comunicóloga organizacional por formación; publicista por vocación. Estudié Comunicación en la UNAM y tengo un diplomado en Mercadotecnia por la misma casa de estudios. Actualmente soy Creative Copywriter en BBDO México. Los temas relacionados al medio ambiente y la cultura pop me inspiran a escribir. Cinéfila y amante de la música rock en mi tiempo libre; en otra vida seguro fui rockstar.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días jueves de cada cuatro semanas.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente