Inicio Artículos Historia de un BUEN storytelling.

Historia de un BUEN storytelling.

buen storytelling ejemplo

En México, como en muchos países, la publicidad de la televisión ha ido decayendo por razones obvias que se conjuntan. La gente se ha ido a otras plataformas. Los contenidos cada día están peor. La invasión de infomerciales es insoportable (llame-ya y pero-espere son de pesadilla). Los espacios publicitarios son incosteables… y así podría hacer una lista interminable.

Peor aún. Los spots publicitarios de algunos sectores son verdaderamente insufribles.

Ahí tienes, por ejemplo, los relacionados a la salud. Con imágenes asquerosas y queriéndote infundir miedo, los medicamentos y los protagonistas asociados con la materia pretenden ser relevantes en nuestra vida. Aun cuando tengas un padecimiento como el que están anunciando, nomás no te identificas.

Lo mismito pasa con las instituciones las instancias gubernamentales. Nomás de saber que son mensajes que provienen de cuestionables administradores, los bloqueas de inmediato. Además, yo no sé quién autoriza, o qué pariente les produce su publicidad o con qué criterio hacen sus comerciales que con todo y sus subtítulos que por ley hay que poner, son inteligibles. El caso es que a fin de cuentas, son ABURRIDÍSIMOS.

De repente, así, sorpresivamente, me encontré con una maravillosa campaña. Sí, gubernamental. Sí, de salud. Y sí, excelentemente bien ejecutada.

Resulta que en lugar de meternos susto o de tratar de hablarnos con un lenguaje de médicos o totalmente politizado, la Secretaría de Salud nos trae unas historias que la verdad sí son creíbles y sí se las compras.

Se trata de una serie de spots orientados a la diabetes asociada con obesidad. Los personajes te cuentan su historia en un lenguaje coloquial y sin rollos, de cómo hicieron un cambio en su vida, que les resultó fácil y que les trajo satisfacción y felicidad. Se los ves en la cara. Lo interesante, además, es que incluye a diferentes segmentos y la historia que cuentan es relevante para cada uno de ellos. Un gran ejemplo de storytelling que te envuelve y entretiene, con un alto grado de credibilidad.

Y pues sí, me encantó y les aplaudo. Ojalá tengan la cordura y la visión de continuar así y de contagiar a las demás secretarías a hacer publicidad relevante y que no suene a propaganda.

Échale un vistazo a la campaña, en estos cuatro videos de muestra.

Y ven y platícame qué opinas. A mí, en verdad, me parecieron un GRAN acierto. #Critica2