Inicio Artículos Interfaces, necesidades diarias en red

Interfaces, necesidades diarias en red

interfaces red

Hablar sobre tecnología, comunicación, productores, usuarios, medios, evolución, adaptación, diseño, Internet, herramientas y más temas relacionados, puede tornarse tan profundo o banal según se tenga la intención y disposición. Aquí, se presenta un análisis de algo que parece encontrar un lugar indispensable en la vida de la sociedad: las interfaces.

¿Podría imaginarse un mundo actual sin gadgets, aplicaciones, compras por Internet, chats, videollamadas, música, videojuegos, o libros? Es complicado, ¿cierto? 

La interacción, entre los individuos y grupos que conforman la sociedad, encuentra en estas interfaces el lugar idóneo para estar, para convergir. Incluso, podrían entenderse como necesidades sociales, de estima y autorrealización dentro de la pirámide de Maslow.

Las leyes de la Interfaz

Carlos A. Scolari comparte 10 leyes de la interfaz, mismas que son resultado del análisis y lecturas a las aportaciones de autores como Henry Petrosky, Pierre Lévy, Kevin Kelly, Marshall McLuhan, John Maeda, entre otros. Esta teoría de las interfaces, de acuerdo con José Luis Orihuela, sirve para entender los nuevos espacios de interacción creados por la tecnología. Aquí un (muy) breve análisis:

Ley 1. La interfaz es el lugar de interacción: es una frontera entre el mundo real y el virtual, un lugar donde los intercambios y movimientos se realizan de la forma más simple y natural.

Ley 2. Las interfaces no son transparentes: pueden ser interpretadas desde diferentes perspectivas (diseñadores y usuarios), en la interfaz es posible encontrar conflicto y cooperación, tensión y colaboración.

Ley 3. Las interfaces conforman un ecosistema: las interfaces tienen la posibilidad de vincularse con otras interfaces, encuentran en la sociedad al actor principal de esta narrativa en red.

Ley 4. Las interfaces evolucionan: similar a la Teoría de Darwin, la evolución ha sido un proceso continuo de variación, bifurcación, adaptación, supervivencia y extinción de las interfaces ante las convergencias.

Ley 5. Las interfaces coevolucionan con sus usuarios: el Homo sapiens coevoluciona con la tecnología, mientras el diseñador de la interfaz dice qué se tiene que hacer, los usuarios hacen lo que quieren con la interfaz.

Ley 6. Las interfaces no se extinguen, se transforman: igual que la energía, en las interfaces hay una tensión entre continuidad y descontinuidad lo que provoca una evolución en red.

Ley 7.  Si una interfaz no puede hacer algo, lo simulará: las interfaces emergentes simulan a las viejas hasta alcanzar un grado de madurez, las viejas interfaces simulan para adaptarse al nuevo ecosistema.

Ley 8. Las interfaces están sometidas a las leyes de la complejidad: el todo es mucho más que la suma de sus partes, para emerger una nueva interfaz, se debe pensar en red.

Ley 9. El diseño y uso de una interfaz son prácticas políticas: las estrategias de diseño y las tácticas de uso atraviesan por relaciones de inclusión, exclusión, convergencia, divergencia, sustitución, extensión y reducción.

Ley 10. La interfaz es el lugar de innovación: toda estrategia de innovación tecnológica debería considerar el rol del usuario como co-diseñador de la interfaz.

Haciendo de la Interfaz, un aliado estratégico

Las interfaces, se pueden entender como un proceso en el que la interacción, entre diseñadores y usuarios, arroja información y conocimientos que pueden ser utilizados en beneficio de la evolución y adaptación de nuevas interfaces.

Es entonces cuando las marcas, organizaciones, productos o personas pueden intervenir en los productores y en los usuarios para influir en las necesidades que se tienen. 

¿Es necesario tener presencia en redes sociales? Quizá sí, para no quedar fuera de la Espiral del Silencio. 

Saber pensar, para saber hacer.

Arturo Ulises Rocha Paz
Consultor en Orquesta Comunicación, con especialidad en comunicación estratégica, organizacional y digital. Es docente en la FES Acatlán - UNAM para la licenciatura en comunicación; en cursos de identidad, imagen, marketing digital, investigación de mercados, redes sociales y TIC; además, en del Seminario de titulación ‘Comunicación, Organización y Cultura’.