Las golosinas de México

Para nadie es un secreto que la industria de golosinas es una de las favoritas para el paladar de los mexicanos. 

No importa la edad que se tenga, nadie puede resistirse a un chocolate, galleta, dulce, snacks, o cualquier antojo que se nos atraviese en el camino. Y es una categoría que cobra alta relevancia en fechas especiales como el Día del Niño, que se celebra mañana 30 de abril en México.

Ese día en especial, las marcas enfocadas a la fabricación de estos productos registran un aumento significativo en sus ventas. Muchas de ellas aprovechan la ocasión para promocionar sus bienes o servicios enfocados a los menores. 

De acuerdo con la Cámara de la Industria Alimenticia, México es el segundo país en Latinoamérica en consumo de dulces, sólo por detrás de Brasil. 

Se calcula que el consumo per cápita de este tipo de productos es de 4.5 kilogramos al año en México, y que más del 64 por ciento de los niños es ese país consumen regularmente botanas, dulces y postres.

Cambio de hábitos

La pandemia y las medidas de confinamiento, provocaron que el consumo de alimentos y golosinas se modificara significativamente en 2020, indica un estudio realizado recientemente por Kantar. 

El reporte señala que, con las clases en línea, los niños ahora comen un promedio de 7.5 por ciento más, y representan el 27 por ciento del consumo de alimentos y bebidas del hogar. 

Llama la atención que el consumo de los sectores de menor edad de la población es menos rápido o práctico. Se trata de un gusto más planeado, regido por obtener mayor placer (8 por ciento) y un buen sabor (6 por ciento). 

En ese sentido, el snacking tomó mayor importancia a la hora de hacer entre comidas para los niños, al registrar un crecimiento del 23 por ciento en 2020 en comparación con un año previo. 

En México residen 38.5 millones de niñas, niños y adolescentes de 0 a 17 años, quienes representan el 30.8 por ciento del total de población, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Los dulces preferidos

En definitiva, las empresas que con forman la industria de la confitería diariamente compiten para ganarse el corazón de los niños y enlistarse dentro de las marcas preferidas.

Datos de Información Sistematizada de Canales y Mercados (ISCAM), afirman que dulces como el mazapán de cacahuate y el chocolate son productos con más predilección en consumo en México. 

Sin embargo, la preferencia entre una golosina sobre otra también varía de generación en generación, y está estrechamente vinculada a aspectos emocionales que tienen origen en las vivencias infantiles de cada persona. 

Según los hallazgos de Kantar, las marcas más reconocidas por diferentes generaciones son: 

De México para el mundo

En México hay gran variedad de marcas productoras de golosinas que han podido destacar por su permanencia en el mercado, la calidad y sabor de sus productos, así como por la preferencia arraigada que tienen los consumidores hacia ellas.

Entre las que han podido distinguirse son Canel’s, Ricolino y De la Rosa, reconocidas dentro de las 100 mejores en empresas de la categoría en el mundo, según el 2021 Global Top 100 Candy Companies. 

Éste es un mercado altamente rentable en México, por el peculiar y característico paladar antojadizo de los mexicanos. Las cifras no mienten: las cifras más recientes de 2018 reflejan que la industria creció 5 por ciento en volumen y 12.7 por ciento en valor, lo que representó alrededor de 18 mil millones de pesos en canales de mayoreo. 

Si bien la dinámica de negocio ha cambiado para diversas industrias y sectores por la pandemia, las golosinas continuarán generando enormes ganancias, porque se trata de una categoría que brinda placer inmediato, tan anhelado y codiciado en estos momentos.

Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente