1. Home
  2. »
  3. Columnistas
  4. »
  5. Lo que cambiaron las generaciones Y, Z y Alpha parte 2

Lo que cambiaron las generaciones Y, Z y Alpha parte 2

Tabla de Contenidos [minimizar/expandir]

Hace algunas semanas, queridolector, te compartía en mi columna parte de los hallazgos que se han obtenido a través de diversos estudios alrededor del mundo respecto a los cambios que las tres últimas generaciones aplicaron a sus hábitos después de la pandemia, aunque ya se habían detonado desde algunos años atrás. Continuamos…

Cuidado por el planeta

Es importante señalar que el 73% de estos segmentos, en su afán de corregir lo que dicen que muchas generaciones anteriores echaron a perder en el planeta, ahora están totalmente dispuestos a pagar más, mucho más, por productos que no lastimen o afecten negativamente la huella de carbono que estamos dejando, aunque saben -bien que lo saben- que muchos de los daños son irreversibles. Eso, justamente, es lo que los motiva a invertir en el futuro, no sólo el propio sino el de las generaciones por venir.

Su descendencia

Esto da origen a este nuevo deseo de la creciente tendencia a no tener hijos. Al mismo tiempo de preocuparse por este aspecto, han descubierto que evitar descendientes les permite optimizar sus ingresos, disfrutar más abiertamente de sus recursos para ellos mismos y la libertad de hacer lo que francamente se les dé la gana, mientras rodean a sus perrijos de lujos, dejan al cuidado de quien se ofrezca para ello con total desprendimiento (lo cual no podrían hacer con hijos humanos) y tienen una corta vida, lo cual implica un compromiso más corto que el de los hijos.

Generaciones

No leo menos, leo diferente

Otro cambio importante es la adquisición de libros, que se ha reducido drásticamente, aunque -curiosamente- están leyendo mucho más de lo que leían antes.

Esto se debe a que tanto escritores como investigadores y generadores de contenidos comerciales, por mencionar algunos, ofrecen a diario millones de textos interesantes y hasta curiosos que rebasan por mucho la capacidad diaria de lectura de cualquier ser humano. Ojo con esto porque, si bien buscan estas lecturas, discriminan al primer párrafo si no capturas su atención.

Independientemente de poder acceder a sus lecturas de forma digital, esto se suma a su interés por cuidar el planeta: menos impresión de libros implica menos producción de papel.

Entretenimiento

Un par de párrafos atrás mencioné sobre la libertad de hacer lo que se les antoja sin ataduras. Esto conlleva un decremento en la adquisición de artículos materiales y una explosión en el área de entretenimiento. Su apuesta es por las experiencias, en las que se han enfocado significativamente porque tienen los recursos y el tiempo, es decir, menos compromiso con personas y las ataduras que implican el cuidado de las experiencias.

Todos sabemos del exorbitante precio actual de los conciertos que ellos están dispuestos a pagar. Los viajes tienen un auge sin precedentes, que además ellos mismos pueden planear y contratar en línea y sin intermediarios. La proliferación de plataformas de streaming satisface la demanda de entretenimiento en línea, que significa la libertad de poder elegir sin ataduras de horarios o locaciones, aunque esto signifique pagar mucho más de lo que les costaba la tele de paga.

Marketing en la industria del entretenimiento | Lorena Zamora & Roberto Báez & Hans Hatch

Todos guapos

Gran parte de su presupuesto se destina a mejorar su apariencia física. Más allá del cuidado de su salud, la asistencia a gimnasios es intensa con el propósito de verse mejor. El crecimiento en la demanda de cirugías plásticas confirma este punto, complementado con las nuevas tecnologías que la medicina de la perfección física ha incorporado a sus metodologías.

Esta búsqueda de la belleza los ha llevado a la adquisición de cremas, menjurjes y untaderas carísimas que prometen (y a veces cumplen) piel firme y sin arrugas ni estrías. En contraste, el decremento en el gasto de cosméticos en las mujeres tiene origen en la preferencia por un look más natural y menos colorido, aunque algunos hombres hayan incorporado su uso en su rutina diaria (sin tapujos ni complejos) para verse más lindos.

Al final…

Como te comenté en la entrega anterior, el documento que compila estos estudios es enorme, y continuaré dosificándolo en algunas próximas columnas.

Cuéntame tú qué has visto u observado de este segmento de la población entre los 20 y los 45 años aproximadamente. Es un grupo muy interesante de explorar. Te contesto (casi) en vivo en Twitter

#CuéntameloTodo

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS