viernes, enero 15, 2021

Los gurús de las redes

Sin duda alguna el uso de las redes ha ido en aumento y creo que sobra decir que es debido a la contención asumida por obvias razones, cosa que me llevó a cuestionar el uso o mal uso que le damos a las mismas, pero como todo, las cosas no son malas ni buenas, nosotros somos capaces de pervertir hasta lo más simple.

 En mi catálogo de usuarios, menciono los diferentes tipos, y espero que me digan si se identifican con alguno. 

Existen los “reporteros” que más que una red social llevan un “querido diario” en el cual van anotando cada cosa que les sucede durante el día minuto a minuto, desde lo más simple hasta lo más sorprendente o incluso íntimo, otros llamados “los pacientes” que se ahorran 600 pesos de consulta y utilizan las redes como terapia psicológica expresan sus más profundos sentimientos, carencias, necesidades y debilidades. 

Están “los grinch”  que únicamente están buscando a quien replicar y criticar cada comentario en el que no están de acuerdo, ya sea de política, economía, espiritualidad o contexto social general, por fortuna están los divertidos y simples, que llamo “flow” estos que no comprometen una postura en particular y divierten y relajan a quienes los leemos, esos me caen re bien, hasta aquí creo que todos son ¿tolerables? Jaja.

 Ahora quiero mencionar a los que considero un verdadero peligro para la sociedad, y los llamo “los gurús de las redes”, ¿los ubican? Son aquellos que se sienten con un extra de sabiduría fuera de este mundo, con una conexión especial que solo han encontrado ellos y nadie más, que se atribuyen el derecho y obligación de instruirnos con sus maravilloso enfoque de la vida, que nos dicen qué hacer y qué no hacer, lo que está bien o mal pero siempre ligado a un descubrimiento místico que hicieron en el tibet, la india o de igual manera en una publicación Facebook, o un curso de coaching; como dicen en mi pueblo “haiga sido como haiga sido”, ellos se encuentran (porque así lo sienten) en un nivel superior, tocando el nirvana en cada una de sus publicaciones, comentarios y exposiciones, pero no se nos ocurra contradecir o cuestionar porque se les desilumina la iluminación. 

No soy tan cruel, no vayan a creer eso por favor, también a ellos los entiendo, en algún momento todos descubrimos algo que nos conecta o entendemos algo que no entendíamos antes y queremos compartirlo, es bonito saber que algo que hemos aprendido puede ayudar a otros, pero eso es diferente a sentirse el maestro gurú por encima de los demás. 

Básicamente a lo que pretendo llegar es a que si nos ponemos listillos en nuestra propia vida y somos observadores, podemos llegar a encontrar  señales y respuestas, no somos menos ni más que nadie, tenemos las herramientas necesarias para ser nuestros propios sanadores, y sí, hay que darle duro porque una persona plena, consciente y feliz se puede autohacer, (aclaro que no sé si exista ese palabra).

Un abrazo a [email protected] 

Ana I. Garduño Organista
Ana I. Garduño Organista
Comunicóloga, entrevistadora, responsable de lo que digo, opinóloga desde los 3 años, antifeminista a favor de mujeres y hombres por igual, creadora de Lo vi con Ana, cuestiono casi todo y vivo desaprendiendo. Este autor escribe en Soy Marketing los días viernes de cada dos semanas.

Artículos relacionados

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más reciente

Enable Notifications    OK No thanks