Mexicanas con medallas, pero sin reconocimiento

Durante los pasados Juegos Olímpicos de Invierno reconocí a los deportistas como personas capaces de hacer saltos gigantes sin miedo, que logran acrobacias inimaginables con su cuerpo, personas que lloran en las victorias y que sonríen aún en las derrotas.

Ellos son la imagen más pura de personas apasionadas que no se dieron por vencidas para alcanzar sus sueños, son la imagen que quiero conservar en mi cabeza por mucho tiempo.

No es secreto para nadie que es un verdadero reto llegar a la posición en la que están ahora muchos atletas exitosos, pero ¿consideras que es el mismo apoyo y reconocimiento el que recibe un hombre o una mujer dentro del deporte?

Tan solo pensemos cuál deporte es visto con más frecuencia y después pensemos en quiénes lo practican. Así es, los eventos más vistos son aquellos donde juegan atletas masculinos. Es un dato que va cambiando de a poco en distintos países, por ejemplo, la Women’s National Basketball Association (WNBA) en Estados Unidos tiene cada vez más seguidores, pero en México no podemos presumir de la misma situación ya que no se ve algo más allá del fútbol.

Otros países han reconocido a las mujeres deportistas y se han incluido en grandes campañas como en las de Nike con “What are girls made of” y “Dream crazier”, incluso la marca Always con “Like a girl”.

En cuanto a México solo puedo recordar el “Juntas imparables” de Nike. Así que ¿por qué hay una falta de interés aún teniendo tan buenas deportistas?

Este tipo de campañas han buscado fomentar la imagen de una mujer fuerte, capaz de hacer lo que quiera dentro del deporte, sin importar lo que digan de ella. Después de todo, al final siempre existirán personas que den su opinión sobre lo que no puedes hacer. En mi caso, la frase “¿Segura que quieres practicar este deporte? Eres muy tierna para eso” es una de las que más me han repetido a lo largo de mi vida.

Aquí es donde se vuelve relevante apoyar los sueños y deseos de las niñas por practicar alguna disciplina deportiva. Las niñas deben crecer inspiradas gracias la publicidad que las rodea, para que puedan disfrutar al ver a sus atletas favoritas rompiendo estereotipos y siendo reconocidas por sus logros.

En México tenemos buenas deportistas que nos han representado en diferentes competencias, como Alexa Moreno en la gimnasia, Alejandra Valencia en tiro con arco, Paola Espinoza en los clavados, Zulina Muñoz en box, Soraya Jiménez en halterofilia y muchas más. Todas ellas han podido sobresalir a pesar del apoyo limitado que muchas veces se les brinda a través de becas y patrocinios.

Desde mi perspectiva, la publicidad puede ser un gran aliado para construir un ambiente deportivo sano que inspire a las niñas, hay que apostar por campañas que muestren los logros de las atletas mexicanas. Es necesario que la publicidad de a conocer a estas mujeres para mostrarles nuestra admiración y respeto, así las marcas también sentirían la necesidad de apoyarlas.

Esto es a lo que yo llamaría una cadena de apoyo, que de a poco logrará un impacto en la gente y en aquellas niñas que nunca se rendirán. En lo personal, muero de ganas por ver los futuros triunfos de aquellas pequeñas soñadoras y apasionadas deportistas.

Por: Leyret Dayanara Juárez Báez – estudiante de 10º semestre en la Licenciatura de Diseño y Producción Publicitaria de UPAEP – Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario