Inicio Artículos El dilema de Mostrarse vs mantener Perfil Bajo

El dilema de Mostrarse vs mantener Perfil Bajo

perfil bajo que significa

Cuando se ha trabajado dentro y fuera de una organización/corporación se crea una visión amplia  acerca de las alternativas e  interacciones existentes en el mercado. Ambas formas (adentro o fuera) tienen sus pro´s,  contras y cada quien decide  lo que mejor se adapta a su vida. Alguien una vez me decía “Es un  estilo de vida” y,  por supuesto que lo es. De ahí surge el uso de conceptos como  “Godinez”,  “Freelancer” muy bien delimitados o “Empresario” también, para dar ejemplos.

La forma en la que generamos nuestra base financiera siempre será relevante para nuestros proyectos; sin embargo, más allá del “estilo” general  que se proyecta hacia los demás existe esa manera de hacer las cosas que puede ser diferente en muchos sentidos, lo cual es bueno comprender:  desde la administración interna, las fechas de ingreso y egresos, los montos variables o fijos, los montos mayores o menores  y también la manera muy evidente de “moverse” y relacionarse con las personas con las que trabajamos, así como comunicación, resiliencia,  y otras habilidades que se van desarrollando en el camino.

Lo que  es muy evidente al trabajar en una empresa  es que encontrarás dos extremos; “Gente que se muestra” y Gente que mantiene perfil bajo. Algunos lo harán de forma inconsciente y otros de forma intencionada y de eso se trata…

¿A qué se debe esto? Muchas veces el mostrarse ó mostrar, genera que los demás se sientan agredidos, incómodos, atacados o amenazados y las reacciones pueden ser adversas dentro de un ambiente de trabajo. Puede sonar un poco contrario a lo que aprendemos al inicio de nuestras carreras, pero es verdad.  Probablemente es naturaleza humana y  en algunos lugares más que en otros; pero todos hemos sentido cierta “inseguridad” alguna vez en la vida y este tipo de reacciones son parte de la “supervivencia”. No lo justifico pero lo entiendo. ¿De qué depende  que eso no nos afecte? Mucho de aprender cuando mostrarse y cuando no. De aprender a  hacer “política”, relaciones públicas.

Eso no depende de tu trabajo directamente pero resulta que las personas que van sabiendo manejar este tema van escalando de forma “exitosa” en las organizaciones. Estoy convencida que la política corporativa   sin resultados tarde o temprano  generará una caída y el golpe dependerá de la altura en la que nos encontremos;  sin embargo los resultados sin política también generarán golpes y caídas porque no estamos solos y tenemos que aprender cuándo mostrarnos,  cuando no hacerlo y también con quién.

¿Qué significa mantener un perfil bajo?

De alguna manera significa que no te muestras mucho. 1.  Haces lo que tienes que hacer pero no lo comunicas a todos. Ojo: No significa que eres ineficiente. 2. Conoces a los demás pero no interactúas demasiado. 3. No muestras mucho tu personalidad  o tu lado más fuerte. 4. Hay equilibrio entre socializar y trabajar solo. 5. Eres prudente.   

Hay razones por las cuales a veces podría ser bueno mantener este perfil y generalmente se da cuando no conoces el ambiente al que acabas de llegar; en ese momento es bueno observar antes de mostrarte de lleno. Si no eres así, mantenerte así genera frustración por lo que una vez que has llevado a cabo tu evaluación es importante recordar que tampoco debes dejar de ser tú. Y la manera de mostrarnos debe ir alineada con las expectativas  de nuestra presencia en donde nos encontremos. Cualquier posición de dirección o Jefatura se verá aunque no quiera;  lo importante ahí es el equilibrio entre la construcción de los avances, el cumplimiento de los objetivos y los grandes logros así también de nuestra personalidad y lo que comunicamos a través de la misma, sin exagerar.