Netlinking: ¿Qué es y cómo influye en el SEO?

Probablemente no sea la primera vez que oyes hablar del netlinking o enlazado externo. Sin embargo… ¿Sabes realmente en qué consiste?

También conocido como link building, el netlinking es una técnica clave para el posicionamiento SEO orgánico de tu sitio web.

Consiste en construir toda una red de enlaces, llamados backlinks, procedentes de sitios web externos y que apuntan a tu sitio web para así aumentar su popularidad.

Al principio, este método puede parecer complicado y abstracto, pero nada más lejos de la realidad.

¿Por dónde empezar para implementar el netlinking?

Lo primero de todo es identificar tus necesidades de comunicación: ¿qué productos y servicios o qué aspectos de su organización quieres priorizar? Debemos ordenar por prioridad y no pretender hacer todo de una si queremos obtener resultados.

Identifica tus páginas de aterrizaje principales entre todas las páginas de tu web. ¿Cómo? Cada tema o keyword que hayas priorizado tiene que corresponder a una página que ilustre esa temática.

Una vez seleccionada la página de nuestra web, debemos buscar sitios web con temáticas acordes a la nuestra y ponernos en contacto para intentar que incluyan un link a la página que hemos seleccionado. Insisto en el hecho de que es importante que las webs donde queremos añadir nuestro link comenten temas cercanos al nuestro, ya que cuanto más cercano sea, más relevante considerará el algoritmo el backlink.

Netlinking

¿Cuáles son los errores de net linking más comunes y que debemos evitar?

Como suele pasar siempre con el SEO: más vale calidad que cantidad. Cuando un sitio web enlaza con el tuyo, es importante comprobar su calidad, ya que es básica para conseguir mejorar nuestro posicionamiento.

Y es que hay webs que han hecho de los backlinks un negocio y al final pueden ser consideradas como “tóxicas”, lo que finalmente penalizaría nuestro posicionamiento en lugar de optimizarlo.

Una vez identificados los backlinks tóxicos de tu web, puedes desautorizarlos a través de la herramienta Google Search Console.

Además, otro error importante es incluir links a tu web en páginas con contenidos de baja calidad. Puede que encuentres webs que no sean tóxicas, pero el contenido tiene que aportar valor. De no ser así, Google penalizará igualmente los backlinks que consigas posicionar en ellas.

Backlinks tóxicos y cómo evitarlos en tu estrategia de net linking

Google no ha publicado directamente una lista de sitios a evitar considerados como “tóxicos”. Sin embargo, lo que sí sabemos desde la actualización de l algoritmo Google Penguin, es que el netlinking abusivo se sanciona.

Por tanto, como ya hemos indicado, la compra de enlaces está oficialmente prohibida por los motores de búsqueda. Si identificamos una página con gran cantidad de links a otras y vemos que nos pide una compensación económica por incluir nuestro link en su web, debemos revisarla en profundidad antes de aceptar.

Los sitios tóxicos más comunes son directorios relacionados con SEO, sitios de spam, sitios web abandonados o con enlaces rotos, etc.

Conclusión

Antes de comenzar con el netlinking, tenemos que tener claro por qué temáticas empezar y realizar una búsqueda exhaustiva de posibles webs que pueden beneficiarnos.

Siempre debemos tener en cuenta:

  • La calidad del sitio de backlinking elegido.
  • La relevancia de este sitio web para su sector.
  • Revisar posibles backlinks tóxicos y desautorizarlos con Google Search Console.
  • Realizar seguimiento de las acciones de netlinking llevadas a cabo.
  • Y… paciencia, mucha paciencia.

Descubre más sobre SEO y los errores a evitar

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario