No me entendieron. No me convenció. No es lo que esperaba… ¿por quién se supone debí haber votado?

El domingo 6 de junio se realizó otra jornada electoral en México. Con ello, una vez más, el país se vio tapizado de material propagandístico de todas las facciones políticas existentes, así como de candidatos independientes.

Además de los espacios públicos (…y muchos privados) copados a base de “activaciones” propias de la década de los 20´s… pero del siglo pasado; la radio y la tele fueron saturadas (tanto en cortes de estación como en programas de opinión); y ahora, también las redes sociales sucumbieron frente al vociferante embate de los candidatos locales, estatales y federales.

Campañas con presupuestos superiores al de cualquier producto o servicio que consiga éxito comercial… pero todas iguales, con propuestas irrelevantes, repetitivas, carentes de significación para el elector (… ¡y familia que le acompaña!) producciones malhechas, promesas insulsas y fotos espantosas (¡Aaaay maestro de la lente David Ross! ¿dónde estás? ¡qué falta le haces a la imagen pública de estos mal… asesorados!).

¿Y los resultados?: la abstinencia sigue, la falta de identificación con la ideología partidista es total, el seguir yendo a votar como si se tratara de defender al equipo de futbol “al que le vas” es la mejor respuesta que se obtiene; los partidos, que en algún tiempo llegaron a ser percibidos como diferentes, han perdido identidad y posicionamiento;       y así, desde la perspectiva del mexicano común… “todos son iguales”.

Mientras el marketing político siga en manos de “amigos” de los candidatos y no en las de verdaderos profesionales que sientan pasión por México, seguiremos padeciendo campañas sin estrategia ni sustento ideológico verdadero, que le hablan a la pared, con promesas carentes del más mínimo sentido común y que solo reciben oídos sordos de parte del ciudadano común.

¿Recuerdas la promesa básica del candidato de tu colonia?; ¿Encontraste por qué sus razonamientos son diferentes y acaudillarán el cambio?; ¿Sus propuestas de campaña te hicieron reflexionar y modificaste tu opinión?; ¿Al menos un video o la fotografía de alguno de ellos te sembró confianza?

Cada mexicano puede proponer un cambio desde su trinchera. Y cada industria debe servir para lo que está preparada… y trabajar por ello.

Mientras que la de la publicidad se mantenga pasiva y siga sin generar las campañas -las que, ojalá pudiera decirse, “le pertenecen por derecho”-, las trabaje de manera profesional y reciba como 

contraprestación un pago legítimo, todos los mexicanos seguiremos padeciendo el desperdicio de cientos de millones de pesos, la 

contaminación visual y auditiva en todos los medios de comunicación y los auténticos insultos a la inteligencia que significa el que un pseudo-político abra la boca (tribu de improvisados que parece crecer, cada día más).

Una vez más no escucharon mis y nuestros reclamos (que son los básicos de cualquier ciudadano), no recibí las propuestas que esperaba, no me identifiqué con ninguno… y a mi voto (que espero esta vez suene más fuerte que en las anteriores ocasiones) una vez más, le faltó un claim poderoso, respaldado por propuestas sólidas (… “con sustancia”, dirían en mi colonia).

Fco. Javier García Chávez
Nacido en La Piedad, Mich. Titulado en Ciencias de la Comunicación (UIA) y Administración en Mercadotecnia (IMP). Responsable creativo en diversas agencias desde 1981. Fundador del Círculo Creativo. Cuenta con 35 premios y ha sido juez en los principales concursos publicitarios. 40 años de docente, actualmente imparte cátedra en la UIC. Especialista en Content Marketing y Construcción de Marcas. Colabora como Socio Director de Desarrollo de Proyectos en BAG.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días lunes de cada cuatro semanas.

3 COMMENTS

  1. Reflexiones como ésta nos hace falta tener para tomar decisiones correctas. Estoy totalmente convencido y de acuerdo con lo que comentas en el escrito. Felicidades.

  2. Muy buen artículo, estoy de acuerdo en todo. Debemos ser más reflexivos, pero el que dice todos son iguales, no lee, no se entera, no tiene elementos de juicio. Y en política no todos son iguales……..algunos son peores.

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente