¿Qué significa no tomarlo personal en la oficina?

Seguramente alguna vez has escuchado ó te han dicho directamente esta frase de “No lo tomes personal”;  sin embargo, ¿De qué manera aplica a nivel laboral, en cualquier empresa y en un área de mercadotecnia o comercial en general? De manera total sin perder de vista los acontecimientos.

En ambientes de trabajo existen siempre diversas áreas/departamentos que interactúan entre sí. Muchas veces con objetivos que coinciden o se contraponen, algunos más que otros; sin embargo, comprendamos que no estamos solos en el mundo y que el éxito proviene principalmente de tener claridad en nuestro rol y de cómo nuestro trabajo suma a la organización. No se trata de hacer todo pero si de contribuir con el “expertise” de cada  uno para lograr el resultado. Todos, sin excepción, estarán relacionados con Recursos Humanos  en varios niveles y casi en todos los casos a finanzas  a nivel organizacional para controles de presupuesto. Ahora bien, el  área comercial incluye a diversos actores que interactúan todos los días. En primer lugar tenemos a ventas que tiene el contacto directo con el cliente y después con Trade Marketing, CATMAN, Mercadotecnia, Servicio a clientes, Cobranza, etc.  Ventas es y siempre será un área clave de cualquier compañía.

Por otro lado tenemos a Mercadotecnia, que puede estar dentro del organigrama comercial o no; sin embargo, independientemente del lugar que ocupe en “el papel” siempre tendrá esta relación directa con  varios departamentos en la organización; Ventas, Trade Marketing, Finanzas, Operaciones,  etc. Y por supuesto que es parte de la estrategia de muchas empresas que valoran al consumidor y a sus clientes.

“No tomarlo personal” se convierte en un mantra cotidiano para estar bien con uno(a) mismo (a). Pero no significa que dejemos de observar las actitudes, estilos de trabajo y liderazgo. Observar nos permite aprender y adaptarnos al equipo de trabajo en el que estemos inmersos. Y no debería ser una cuestión de género sin embargo aún hoy las mujeres hemos sido catalogadas por mucho tiempo como “emocionales” en el trabajo;  eso lleva muchas veces a que se pierdan  oportunidades en general.  A veces sin valorar casos específicos.  Es importante distinguirnos del mal “prestigio que se ha generado” y demostrar congruencia, profesionalismo y buena comunicación.  Separar lo profesional de lo personal al 100%.

A nivel género también se ha clasificado a los hombres como aptos para ciertas posiciones de liderazgo, sin embargo también existen casos donde las acciones, rumores y “búsqueda del poder” los traiciona. Ninguno(a) somos perfectos (as), somos humanos y eso nos lleva naturalmente a cometer errores, sin embargo la vida provee un aprendizaje diariamente y debemos estar conscientes para ir construyendo sobre ello.

En cualquiera de los casos será importante desarrollar un alto nivel de Inteligencia Emocional en la interacción con las diferentes áreas y departamentos recordando lo siguiente:

– Los “chismes” no caben en un área de trabajo que busca el  éxito.

– Lo más importante es el resultado final, en conjunto.

– Si no existen roles y funciones claras debe preguntarse, revisarse y comunicarse de inmediato.

-Los malos entendidos deben arreglarse rápido  y de forma profesional. Hablando se entiende la gente.

– Mandar un email no sustituye la comunicación personal. Confirmar el mensaje siempre será importante.

– El intercambio de información  de trabajo requiere atención en el fondo y la forma. Desde que se solicita hasta que se recibe, validando si cubre los requerimientos y sin dejar pasar mucho tiempo.

– Monitorear y ajustar en el camino siempre será una actividad que debemos considerar en la interacción con las diferentes áreas. Como siempre digo la comunicación es clave y reconocer el apoyo también es importante.

– No te enganches con acciones que lleva a cabo alguien específico, sin embargo aprende de la experiencia y no olvides que lo que importa es lograr el resultado en un ambiente cordial.

– Cuando la comunicación directa con alguien: email, llamada, conversación personal, no funciona será importante que escales de nivel de la manera más profesional posible sin mezclar con emociones.

– Establece límites cuando sea necesario manteniendo un ambiente cordial.

– No seas ingénuo(a)  (naive), pero tampoco te conviertas en el personaje suspicaz extremo. El  punto medio siempre es parte del equilibrio.

¡Hasta luego!

 

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario