oportunismo bien hecho

Encierro a piedra y lodo. Las instituciones internacionales y las organizaciones de salud han sido tajantes y claras. Pero no todos han querido abrir los ojos ni entender que esto aplica a todos.

La gente que se siente sana -sin importar condición, género ni edad- muchas veces piensa que las reglas y/o recomendaciones no aplican a su persona por no pertenecer a grupos vulnerables, o por el simple hecho de no tener síntomas.

Quizá gráficos tan explícitos como éste puedan ayudar, pero hay quienes ni así se convencen.

El típico “a mí no me va a pasar” o “esto es para los demás” es el pensamiento con el que pretendemos mantenernos ajenos, olvidando que “somos los demás de los demás”.

¿Qué hacer entonces? Más allá de las recomendaciones que un gobierno haya sido o no responsable, más allá de que los medios sean insistentes o enfadosos con lo que transmiten, las marcas pueden asumir un papel activo en la comunicación.

En la semana circuló en las redes este polémico anuncio. Ya sabrás que no faltó quien se ofendió. O quien los calificó de oportunistas. O quien acusó que no era prudente.

oportunismo

No estoy de acuerdo con esas opiniones. La marca, si bien aprovecha un momento crucial, hace énfasis en lo que muchas personas no quieren escuchar y le da eco a un mensaje que no ha podido permear de forma contundente, de forma cruda y certera. Es atrevido. Es agresivo. Y es eficaz.

Está en nuestras manos definir si queremos usar sus servicios ahora o más adelante. La marca ya cumplió con darnos un buen matracazo, y quedar en nuestra mente para cuando llegue el momento.

Seamos responsables.
#Guárdate 

Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; UPAEP y AsMedia; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.