Propósitos 2022: ¿Cuáles deberían estar en la lista de los relacionistas públicos?

Cuando uno empieza a escuchar a Mariah Carey cantando día y noche en la radio y en los centros comerciales “All I want for Christmas is you”, significa que ya nos encontramos en el último mes del año.

“Se me fue rapidísimo”, “yo creo ya para el próximo año” y “¿sabes si ya cayó el aguinaldo?”, son las frases recurrentes que escuchamos en conversaciones casuales. 

Pero además del pavo, los romeritos, el bacalao y todo lo que menciono arriba, esta temporada se caracteriza por otro tema en especial: La famosa lista de propósitos para el próximo año.

Hacemos el balance de lo bueno y malo

Pues no precisamente cinco minutos antes de la cuenta atrás, como dice la canción de Mecano, sino todo el mes de diciembre nos sirve para reflexionar lo que hicimos y lo que nos falta por hacer.

Los propósitos, trasladados un poco al lenguaje de negocios, son esos objetivos de nuestro business plan personal, que satisfarán esos anhelos de vida que todos tenemos.

Bajar de peso, hacer ejercicio, encontrar el amor, tener un nuevo empleo, aprender un idioma, suenan entre los más populares. Muchas hablan de iniciar ciclos, otros tantos, de cerrarlos, pero eso sí, como en los objetivos de negocios, hay que pensar en que sean medibles y alcanzables.

Los propósitos profesionales de los relacionistas públicos 

A reserva de que cada quien tenga sus propias metas profesionales, hoy les quiero compartir algunos propósitos generales que podrían servirnos como relacionistas públicos.

Algunos probablemente apliquen para varias profesiones, pero las buenas y malas prácticas compartidas este año con colegas, amigos en medios de comunicación y clientes, me hacen resaltarlos como áreas de oportunidad para ser mejores profesionistas el próximo año (aunque también se vale aplicarlos desde ya)

  1. Ser mejor comunicador. Podría sonar obvio, pero no lo es. Este año me sorprendí diciéndome en algunas ocasiones: ”Me dedico a la comunicación, no puede ser que haya caído justamente en un error de comunicación”, con mi equipo de trabajo, por ejemplo, o con la familia. Aquí es un pocoback to basics y poner atención en qué mensaje estamos transmitiendo y cómo lo estamos haciendo, a veces nuestra vida tan acelerada nos distrae de la comunicación eficiente (este punto aplica también para nuestra cada vez más protagónica comunicación por Whatsapp).
  2. Construir más sinergias con mis colegas RP. En este espacio les he platicado varias veces de la sala de Medios y RP que administro en Clubhouse. Esta sala me ha acercado más a las personas en mi gremio, compartir con ellas ha sido una de las experiencias profesionales más enriquecedoras que tuve este año y tengo el firme propósito de continuar construyendo relaciones ganar-ganar.
  3. Aprender a surfear en la ola digital. En el último par de años ya nos subimos a esta ola, medio por gusto y medio obligados pero ya estamos en ella. Lo interesante ahora es checar cómo puede ayudarnos en nuestra disciplina. Los ejemplos van desde la optimización de textos para SEO hasta eventos de presentación de producto en realidad virtual. En este punto la imaginación converge con la tecnología para explotar algo que es base de nuestra profesión, la creatividad.

¿Qué opinas de estos propósitos?, ¿crees que te puedan funcionar? Me encantaría que pudieras compartirme algunos otros ya que en mi columna en quince días continuaremos con los propósitos. Si tienes algunas sugerencias por favor déjalas en la caja de comentarios de abajo o puedes contactarme en redes sociales como @robertobaez. ¡Nos leemos en 15 días!

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario