Pon atención a tus talentos, son clave para tu felicidad.

Oye, oye…

Quiero hablarte sobre la FELICIDAD.

LA FELICIDAD

¿Qué tan contento estás con lo que haces hoy? ¿Eres FELIZ?

Para muchos, la felicidad es un estado óptimo, al que podemos acceder con bienes, con satisfacciones materiales. Un estado en el que no tenemos problemas y podemos disfrutar a plenitud lo que poseemos, mucho o poco. Sin embargo, para la gran mayoría, este estado está siempre asociado a gente. Personas cercanas, queridas con quienes se pueda compartir. Claro que lo material ayuda, pero los seres queridos, siempre están involucrados.

La felicidad, sin embargo, no es un estado permanente. Es un estado que se alcanza temporalmente, cuando logramos algo que hemos buscado. No estamos hablando de éxtasis, sino de felicidad de la buena, de la que todos podemos alcanzar.  

La Felicidad

Hace poco, una amiga me compartió un escrito acerca de la felicidad. Los autores, son una pareja, Marc y Ángela, que por lo menos durante 10 años, han estudiado los temas que se relacionan con alcanzar no solo la felicidad, sino la paz y otros temas. Y dicen:

La felicidad no es la ausencia de problemas, sino la habilidad para lidiar con ellos… Enfoca tu pensamiento en lo que tienes, en vez de en aquello que has perdido. Porque no se trata de lo que el mundo te ha quitado, sino de lo que haces con lo que aún tienes.”

¡Me llegó! Esta definición contemporánea de lo que significa la felicidad, es muy acertada y vigente, para un tema que ha atraído la atención de filósofos como Platón y Aristóteles, que ya en los años 300-400 antes de Cristo, estaban pensando en ese estado del sentir humano. 

Tú, que estás leyendo, puede ser que estudies, trabajes, que vivas con tus padres, que hayas terminado tu carrera y estés a punto de entrar al mundo laboral o que seas un experimentado hombre/ mujer de negocios o un alto ejecutivo en alguna empresa conocida. O quizá eres emprendedora, sin que importe el tamaño ni el valor de tu inversión. Todos, consciente o inconscientemente, hacemos lo que hacemos con la esperanza de alcanzar la felicidad, ya sea a través de la actividad que desarrollamos, o por medio de los recursos y beneficios que obtendremos de ella.

Lo sorprendente, es la cantidad de personas con sobrados recursos, en la cima del éxito económico, que no han logrado alcanzarla. No han sabido lidiar con sus problemas, a pesar de los recursos que poseen. 

Los Talentos

Pienso que han logrado el éxito económico y profesional, sin enfocarse en sus talentos. No hacen eso que más les gusta y para lo que tienen más facilidad, porque deciden hacer lo que más les reditúa. ¿Quién no lo ha hecho en algún momento de su vida?

Sin embargo, yo insisto con mis amigos, alumnos y clientes en que, si haces lo que amas hacer, tienes más probabilidades de alcanzar, además de un ingreso, éxito y felicidad. Y para descubrir lo que amas hacer, tienes que descubrir tus Talentos.

Descubriendo nuestros talentos

¿Te has puesto a pensar en cuáles son tus talentos? Bueno, vamos un paso atrás. ¿Que es un talento?

Un talento es esa cualidad o facilidad que tienes para hacer las cosas naturalmente, con mayor disfrute y efectividad que la mayoría de la gente.

Eso que haces cuando quieres relajarte, o lo que quienes te conocen, mencionan: ¡Fernanda es muy buena organizadora! Lorena tiene muy buen contacto con la gente.

Beethoven, por ejemplo, tenía un talento extraordinario para componer música. Alguien más lo tendrá para cautivar posibles compradores, o para hacer presentaciones o demostraciones de alto impacto, o para hablar, para escribir, para cocinar o para arreglar aparatos electrónicos. Otros para crear campañas de publicidad que hacen que la gente no solo voltee, sino que las motiva a salir y comprar el producto que anuncian.

Los talentos hay que conocerlos, asumirlos y presumirlos

Solo que muchos, nunca han pensado en sus “talentos”. Han ido por la vida presentando un currículum que detalla todo lo que han hecho y lo que han logrado, pero que en ningún momento menciona los talentos que tienen. Piensan que eso sería “presumir”. 

 Imagina a alguien que incluya en su CV: “He tenido estos trabajos, he logrado estas metas, he recibido estos reconocimientos. Y, además, tengo un talento extraordinario para poder convencer a la gente de las bondades de cualquier producto en el que creo”. O quizá: “También, soy una líder creativa y extraordinaria que he llevado a grupos en mi comunidad a viajar por regiones necesitadas para buscar soluciones”. O: “Tengo también una habilidad especial para observar pequeños cambios que se dan en las conductas de los demás y descubrir el porqué de dichos cambios”

Tienes que actuar

Si no lo has hecho nunca, por favor, en este mismo momento, piensa en cuáles son esos talentos que te hacen diferente de todos a tu alrededor. ¿Qué talentos te han ayudado a sobresalir hasta hoy? 

La realidad es que ya sabes cuales son. 

“Son esos conocimientos y habilidades que has venido descubriendo a través del tiempo y que, cuando los estás realizando, eres feliz”.

Reconocerlos formalmente, es el primer paso. Después, hay que alimentarlos, darles forma, entrenarlos, detallarlos, apapacharlos. No debes tenerlos ahí, escondidos, guardados esperando que alguien, no sé de dónde, venga a descubrirlos. 

En estos tiempos, son la base para que, quien tenga el deseo de hacer algo más, quizá diferente a lo que ha venido haciendo, lo logre y esté un paso más cerca de la felicidad. 

Desarrollar tus talentos, haciendo lo que amas, es el primer paso para poder lidiar con todo aquello que viene asociado con la felicidad.

Hay costos… ¡pero vale la pena pagarlos!

Muchas veces, para abrazar lo que amamos hacer, aquello para lo que tenemos talentos naturales, debemos dejar ir algunas cosas. Ingresos, status, quizá algunas personas, estilo de vida. 

Y el solo pensar en “dejar esto que tengo” para “alcanzar lo que quiero”, muchas veces nos paraliza y muchos prefieren seguir con su vida actual. No perseguir la que quieren o la que podrían tener.

¿De qué lado te quedas?

Así que dime, ¿eres de los que toman riesgos y van por la felicidad, o de los que siguen en el camino que ya iniciaron, con la esperanza de que algún día llegue?

Ambos están bien… o no, dependiendo de cuales sean tus aspiraciones.

El momento que vivimos, es propicio para intentarlo. Muchos han tenido que iniciar un nuevo camino. ¿Por qué no iniciarlo enfocado hacia la satisfacción y la felicidad?

Apreciaré que dejes tus comentarios aquí abajo, en el espacio indicado.

JL

José-Luis González S.
Me motiva y emociona apoyar el crecimiento de la gente. Con más de 40 años en organizaciones mundiales, más mi práctica independiente, exploro los talentos y áreas de oportunidad de las personas, para después apoyar su crecimiento como coach/asesor e instructor. Y cuando llega el momento de invertir en un bien-raíz, te llevo de la mano para que descubras playas sin fin y propiedades de ensueño.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días lunes de cada dos semanas.

5 COMMENTS

Subscribe
Notify of
guest
5 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Luis Fernández

Que extraordinario reportaje Sr. te deseo mucho éxito. Gracias

Lourdes Velázquez

Definitivamente el ejercicio de recordar cuáles son mis talentos me hace feliz!!!, Y me mueve a seguir esforzándome a alcanzar mis metas . Gracias por compartir

Maria Guadalupe Ulibarri

Como siempre, un mensaje para reflexionar. Gracias por compartir

Martha Portillo

Excelente.
Muy importante conocernos para actuar.

Maythe Portillo

Excelente para reflexionar

Artículos relacionados

Lo más reciente