Inicio Artículos Publicidad fake ¿Quién es culpable de hacerla?

Publicidad fake ¿Quién es culpable de hacerla?

publicidad fake redes sociales

“La información sobre las características de los bienes, productos o servicios que ofrezca la publicidad será veraz y comprobable. Asimismo, será honesta por lo que evitará el uso de aseveraciones parciales o conceptos engañosos que causen o puedan causar error o confusión en el consumidor.” Este principio está asentado en el Código de Ética Publicitaria que publica en su portal la AMAP (Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad). Este tema, recuerdo, lo vimos recalcado por nuestros maestros en la universidad como factor a seguir en nuestro comportamiento profesional. Ya hoy día me pregunto ¿Realmente se respeta esta premisa en la publicidad actual? Creo que no.

La publicidad ha tomado –sobre todo en medios como el internet- caminos que han quebrantado infinidad de barreras de lo que consideramos correcto y ético. Ver productos milagro, videos truqueados, posts engañosos y contenido fake -sobre todo en redes sociales- es la constante. La mercadotecnia irresponsable es un mal que aqueja no sólo a México, sino a todo el mundo.

¿Porqué se da el fenómeno?

Hay factores por los qué no siguen en muchos casos el Código de Ética o la autorregulación las agencias. También hay anunciantes que lo permiten o no lo practican. ¿Cuáles son algunos de ellos?

  1. Hace algunos años (15 ó 20) gran parte de la publicidad era manejada por agencias de publicidad establecidas y estructuradas. Tenían principios profesionales arraigados en cuanto al manejo ético de la publicidad de sus clientes.
  2. Habían dependencias gubernamentales que supervisaban la publicidad antes de transmitirse o publicarse -por desgracias muchas veces en detrimento de la creatividad- para ciertos productos. Sobre todo, había que enviar a aprobación de la SSA (Secretaría de Salubridad y Asistencia) la publicidad de cosméticos, vinos y licores y cigarros, cuando se anunciaban. Hoy, ya no es necesario.
  3. Con la aparición del internet, la cantidad “agencias de publicidad” se ha multiplicado exponencialmente. Cualquier persona con sólo una computadora y desde un escritorio “hace publicidad”. Por lo regular, estas “agencias” no cuentan con la experiencia necesaria para estructurar estrategias de mercadotecnia y mucho menos para conducirse con ética en la concepción de sus mensajes. No digo que sólo estas “agencias” no sean éticas, hay muchas de las grandes y medianas que también la han perdido.
  4. Para beneficio del negocio publicitario, el internet ha abierto un gran mercado de anunciantes. Sin embargo, mucho de ellos, no recurren a agencias profesionales que les garanticen la protección de sus productos o servicios con publicidad ética, no engañosa.
¿El internet es el responsable de la publicidad fake?

Por supuesto que no. El internet es un vehículo. Las redes sociales, los portales, los blogs, etc. Son los medios. Los responsables –o irresponsables- de hacer publicidad fake son los publicistas, los “publicistas” y los seudo publicistas. Por desgracia, el consumidor es el afectado por estas prácticas desleales generando que tarde o temprano las marcas se ven involucradas en el descrédito y el rechazo. Y como decía uno de mis maestros: “Levantar una marca desprestigiada, es más difícil que revivir un muerto”

Hans Hatch
CEO de Hatch agency, con 15 años de experiencia profesional, se ha convertido en uno de los influenciadores en temas de marketing digital más importantes en Latinoamérica. Es consultor de negocios, tecnologías digitales y redes sociales; asesora y trabaja en las áreas de comunicación integral para varias de las marcas más importantes de México y a nivel continente.