Inicio Artículos Lo que debes saber antes de actuar en redes sociales

Lo que debes saber antes de actuar en redes sociales

redes sociales marketing

Hay un error común e importante que cometen la mayoría de las PYMES y profesionistas cuando toman la decisión de entrar al escenario de las redes sociales. Ese error consiste en decidir sin previo análisis, que deben tener presencia en todas la redes (asumiendo, que “todas” son: Facebook, Twitter e Instagram). Sin plantear una diferenciación entre ellas a juzgar por los contenidos, que son los mismos en las redes en las que participan.

Con la intención de minimizar esos errores, planteo aquí tres puntos que los actores en redes sociales deben considerar para tener un desempeño eficiente.

¿Dónde está el mercado?

Lo primero que es necesario es determinar nuestro segmento de mercado de manera correcta y exhaustiva. Si no tenemos claro este tema, mucho menos podemos tener claras nuestras futuras acciones. Es imperativo que se aprenda un poco sobre segmentación de mercado. Y también sobre lo que hoy se conoce como “buyer persona”. De esta manera podemos definir nuestro mercado y sus hábitos para visualizar con más claridad en qué redes sociales se encuentra y elegir entonces las que realmente nos serán de utilidad. Cada rango de edad, perfil demográfico o tipo de buyer persona es más sensible a una red social determinada. Dejemos de asumir y busquemos el mercado que tiene cada red, para elegir entonces la que necesitamos. Todos los merados están en alguna red. Y tal vez ni siquiera estamos considerando todas las redes posibles.

El primer instinto será iniciar con Facebook. Pero tal vez nuestro mercado son jóvenes que para evitar estar expuestos ante familiares o empleadores utilizan twitter, snapchat o instagram. Tal vez son profesionistas o personas a las que no tenemos acceso a través de Facebook; pero que podríamos llegar a ellos vía twitter o Linkedin. Es necesario saber entonces qué tipo de usuarios tiene cada red social antes de decidir en cuál de ellas vamos a dirigir los esfuerzos. Tenemos que elegir la que tenga en sus usuarios, a nuestro segmento ya definido.

¿Cómo funciona cada red social?

Parte del error común es iniciar acciones en las redes sociales sin entender el funcionamiento de cada una de ellas. O asumiendo que sabemos para qué sirven y que su mecánica es la misma.

Por ejemplo, Facebook es en realidad una red cerrada (a amigos y familiares del usuario). Y con muchas alternativas para publicar que van más allá de fotos y texto, es posible usar vínculos, videos, crear notas, etc. Es además una red que tiene una plataforma especial dedicada a la gestión de anuncios. Tiene estadísticas integradas y algoritmos que regulan el alcance de los posts entre los amigos o fans de una cuenta determinada. Esto significa que las publicaciones no las pueden ver todas las personas que creemos que las ven.  Si no entendemos esos algoritmos es probable que tengamos errores importantes en nuestras publicaciones, que lo único que causarán es perder los fans que hayamos ganado.

Podríamos pensar también en Instagram como otro ejemplo. Antes de entrar a esa red debemos entender su mecánica y algoritmos. La necesidad de tener un enfoque y el verdadero uso de hashtags para poder lograr interacción con otros usuarios que pertenezcan al segmento deseado y así hacer crecer nuestra audiencia. Instagram nos puede dar estadísticas aleccionadoras sobre el tipo de mercado que nos sigue. Además, nos permite tener anuncios para incrementar las visitas al website o para generar un contacto. Pero no tiene una plataforma dedicada a ello ni con las mismas funcionalidades que los anuncios de Facebook.

¿Qué enfoque vamos a tener en las redes sociales?

Es común que las marcas, una vez que deciden entrar en las redes, lo hagan de manera poco estudiada. Sin definir temas, posturas o lineamientos de sus publicaciones. Lo único que hacen es saturar a los seguidores con imágenes del producto o intentando ventas descaradas. Se olvidan del principio del content e inbound marketing que hoy es tan necesario y valioso.

Para evitar esto, debemos hacer una propuesta de contenido en redes sociales. Sobre todo, tener esa propuesta para cada una de las redes sociales en las que vamos a tener presencia. Es imposible que repliquemos en Twitter las escasas publicaciones que hacemos en Facebook, porque Twitter necesita y permite tener un número mucho más grande de publicaciones y si recordamos los puntos anteriores, con un mercado completamente diferente.

Y, ¿qué haremos en instagram?. Es necesario tener un enfoque que nos permita definir los temas de las fotos o videos que publiquemos en esa red. Buscar los hashtags que identifiquen a nuestro mercado. Y en función de eso, elegir y programar las mejores fotos para tener acciones bien pensadas y con un objetivo claro.

Participar en redes sociales es una tarea que requiere mucho más compromiso del que se piensa a veces. El compromiso no sólo es con nuestra marca, es también con la gente que va a leer nuestros textos, ver nuestros videos y fotos o interactuar con nosotros.

Me gustaría saber tus comentarios sobre este artículo. También me puedes comentar directamente en Twitter @fpalacioso

Fernando Palacios
Mercadólogo y Sociólogo que ha dedicado más de 10 años a la docencia universitaria, con más de 25 años de experiencia en el marketing turístico. Se convirtió en Blogger de viajes y en migrante digital para el estudio y aplicación de social media marketing y community management. Imparte cursos de Community Management, conferencias, consultoría y desarrolla negocios para el sector turístico.