Inicio Artículos La rebelión de las audiencias en los medios

La rebelión de las audiencias en los medios

audiencias medios

Hace unos días que impartía la parte online de un diplomado en el TEC de la Ciudad de México. Casualmente me encontré en el Campus a un colega y platicamos sobre el evento. Al tocar otros temas -él trabaja en una agencia de publicidad transnacional muy grande- surgió el de las nuevas audiencias y la forma en que traté el punto en mi participación. Obvio el habla del uso de los medio analógicos como base de la comunicación de sus clientes… y de su negocio. Sin embargo, estuvimos de acuerdo que los medios analógicos (televisión y radio básicamente) se complementa perfectamente con los digitales. Pueden ser utilizados juntos o individualmente dependiendo de la estrategia y objetivos buscados. En ambos se busca el ROI óptimo.

Cambios de hábitos y actitudes de los consumidores

Estuvimos de acuerdo en los conceptos del punto anterior. En lo que no coincidimos del todo fue al tocar yo un tema en concreto: la “rebelión de las audiencias”. Tema que creo se lo escuché o leí de un periodista que sabe mucho de esto: Jenaro Villamil. Rebelión que desde mi punto de vista, está afectando tremendamente -y se nota en los estados financieros de las televisoras- en los ratings a la baja en los programas de la televisión abierta.

Como no pudimos concretar por tiempo el tema, me propuse escribir sobre el mismo. Creo es muy interesante y significativo, sobre todo para los que nos dedicamos a la comunicación comercial online.

¿En qué se basa la rebelión de las audiencias?

Las audiencias se han rebelado contra los medios de comunicación tradicionales. Esa rebelión ha tenido como consecuencias principal la pérdida de confianza en ellos y ha deteriorado la credibilidad mediática. Mucho ha influido también, la aparición de fenómenos como la expansión del internet. Y con ello, la incursión de las redes sociales. Éstas, han permitido a las audiencias una comunicación sin censuras ni restricciones. Las nuevas generaciones, empezando por los millennials, han cambiado sus hábitos y actitudes en su forma de ver noticias, programas y sobre todo, comunicarse.

Existen muchas teorías sobre el porqué las audiencias ciudadanas se han rebelado contra los medios tradicionales. Para la mayoría ya no existen iconos de las noticias. Las nuevas audiencias se informan, actúan, valoran, generan contenidos y, sobre todo, se informan… o vetan a través de sus medios unipersonales y principalmente por las redes sociales. Por errores y la poca credibilidad que les tienen a los medios tradicionales, los han abandonado. Se han revelado y ya casi no los ven, poco los escuchan y es raro que los lean.

Esta rebelión de las audiencias es producto de la arrogancia de los grandes medios -léase principalmente televisoras- que por haber vivido por años marginando a los  ciudadanos. Han perdido credibilidad e inexorablemente el favor de los consumidores de información.

Les comparto una definición del fenómeno que encontré en el portal  www.votoenblanco.com. Me parece de lo más ilustrativo de esta llamada “rebelión de las audiencias”.

Las cuatro principales causas de la catástrofe son:
  1. La marginación de los ciudadanos, consecuencia del divorcio de los medios con la audiencia y de la sustitución de la alianza entre medios y ciudadanos por alianzas entre los medios, el poder político y los grandes anunciantes.
  2. La pérdida de peso de las redacciones y de los periodistas, que han perdido influencia y control en los medios frente a las empresas y a los gestores empresariales.
  3. La distancia perdida con respecto a los grandes poderes ha provocado un desastre profesional y deontológico que está en la base de la pérdida de credibilidad. Y generando la rebelión de las audiencias.
  4. La pérdida de libertad y rebeldía en los medios, que han perdido aquel viejo espíritu rebelde, iconoclasta y libre que acompañó al periodismo moderno en su nacimiento. Los medios han perdido independencia, libertad y espíritu crítico precisamente cuando las audiencias demandaban de esos medios algo más que independencia y objetividad: crítica vigorosa, una ética inamovible y toma de posiciones muy atrevidas y valientes en asuntos de interés general, como la vigencia de la ética, los ataques a la libertad, la corrupción política y la degeneración de la democracia.
Hans Hatch
CEO de Hatch agency, con 15 años de experiencia profesional, se ha convertido en uno de los influenciadores en temas de marketing digital más importantes en Latinoamérica. Es consultor de negocios, tecnologías digitales y redes sociales; asesora y trabaja en las áreas de comunicación integral para varias de las marcas más importantes de México y a nivel continente.