1. Home
  2. »
  3. Columnistas
  4. »
  5. Relaciones públicas en el corazón de la estrategia de promoción

Relaciones públicas en el corazón de la estrategia de promoción

En la era en que vivimos, la promoción de marcas y productos ha cambiado de manera sorprendente. La publicidad tradicional (anuncios en televisión, vallas publicitarias y anuncios impresos), que durante mucho tiempo fue la reina indiscutible en la estrategia de promoción, ha cedido su lugar a una forma más completa de llegar a los consumidores. Y en esta estrategia integral de marketing, las relaciones públicas se han convertido en un poderoso motor para impulsar el éxito de las marcas, proporcionando una conexión más auténtica y profunda con la audiencia.

Si bien, hace algunos años, la publicidad tradicional solía ser la columna vertebral de cualquier estrategia de promoción, su efectividad ha ido disminuyendo, especialmente si consideramos que vivimos en una sociedad saturada de información. Hoy, entre el 70 y el 80 por ciento de las personas ignoran los anuncios pagados en favor del contenido orgánico, de acuerdo con datos de Moz.

El motivo de esta tendencia es fácil de comprender: los consumidores ven a las empresas, con logros concretos y significativos, como más fiables que las que invierten dinero para aparecer en la cima de los resultados en la web. Ahora, los consumidores buscan algo más que un mensaje persuasivo; quieren autenticidad, conexión y una experiencia significativa con las marcas.

Estrategia de promoción usando un megáfono en una pizarra.

Más allá de la publicidad tradicional

En lugar de bombardear a los consumidores con mensajes unidireccionales, las marcas han aprendido a escuchar y dialogar con su audiencia. Las relaciones públicas se han erigido como la columna vertebral de una estrategia integral de promoción. El alcance actual de las relaciones públicas optimizadas se extiende mucho más allá de las relaciones con los medios; ahora abarcan los medios ganados (cobertura editorial), los medios compartidos (plataformas sociales), los medios propios (marketing de contenidos) y los medios pagados (Ads), todo conectado mediante métricas accionables.

A través de este enfoque proactivo y estratégico, las marcas pueden establecer conexiones significativas con su audiencia, generando lealtad y confianza. Aquí, la comunicación ya no es solo una transmisión de información, sino un diálogo genuino que involucra a la audiencia.

En este nuevo paradigma, las RP ofrecen beneficios clave para la marca. No se trata solo de vender productos, sino de crear un universo en el que los consumidores se sientan parte de algo más grande. La autenticidad y la credibilidad son los sellos distintivos de las marcas que entienden el poder de las relaciones públicas.

Aquí te comparto cinco razones para ir más allá de la publicidad tradicional.

De la interrupción a la participación

La publicidad tradicional, en algunas ocasiones, solía interrumpir la experiencia del consumidor, con anuncios en la televisión repentinos o pop-ups en línea. Pero en la actualidad, lo que se busca es la participación activa de la audiencia objetivo. En lugar de imponer un mensaje, las estrategias de RP Optimizadas ofrecen contenido evergreen, cuentan historias relevantes y establecen conexiones genuinas para involucrar a la audiencia.

Potenciando ventas con estrategias de Marketing | Yolanda Moguel & Ernesto Lubbert & Hans Hatch

Del esfuerzo unilateral a la interacción bidireccional

La publicidad tradicional implica que las marcas emitan mensajes unilaterales, con poco espacio para la interacción. Las relaciones públicas optimizadas, por su parte, permiten una conversación bidireccional, las marcas pueden escuchar a su audiencia, responder preguntas, resolver problemas y construir relaciones más sólidas y auténticas.

Del alcance masivo a la segmentación precisa

La publicidad tradicional estaba destinada a apuntar a un público amplio sin considerar las preferencias individuales. Las estrategias de RP Optimizadas se basan en la segmentación precisa; puedes dirigirte a grupos específicos de personas según sus intereses, comportamientos y necesidades, lo que aumenta la efectividad y el retorno de la inversión.

Del AVE a las métricas accionables

La publicidad tradicional suele carecer de métricas precisas para evaluar su impacto en la audiencia objetivo, solo se contaba como referente, el costo por espacio publicitario (AVE). En contraste, las RP Optimizadas ofrecen métricas accionables, con las que se puede medir el rendimiento  de una campaña de manera instantánea, ajustar estrategias según datos concretos y maximizar resultados.

De pagar por visibilidad a ganar credibilidad

A diferencia de la publicidad tradicional, donde las empresas pagan por su espacio, las RP se esfuerzan por ganar cobertura mediática, lo que con frecuencia se percibe como más auténtico y creíble por la audiencia. Además, la cobertura mediática favorable puede alcanzar a una amplia audiencia sin el costo de un espacio publicitario.

La publicidad tradicional ya no es la única protagonista en la estrategia de promoción. Ahora, las marcas exitosas reconocen el valor de integrar las relaciones públicas para crear una conexión genuina con su audiencia. Este enfoque estratégico no solo mejora la percepción de la marca, también impulsa el compromiso y la lealtad del consumidor.

La sinergia entre la publicidad tradicional y las estrategias de relaciones públicas optimizadas son un enfoque estratégico poderoso en el mundo del marketing actual. Estas dos vertientes en conjunto, permiten a las empresas ir más allá, llegando a más audiencias, generando credibilidad y motivando a los consumidores a actuar, aprovechando lo mejor de ambos mundos para lograr resultados efectivos y sostenibles en un mercado cada vez más competitivo.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS